Etiquetes Entrades etiquetades amb "repressió"

repressió

1119

Rememoro Asterix y recuerdo mi infancia, lo que reía con esta frase y la poca gracia que tiene ahora aplicarla en Italia. Son muchas las razones, pero una me sorprende entre muchas: Forza Italia presenta una proposición de ley en el Parlamento Italia para prohibir que padres y madres que siguen una dieta vegetariana o vegana puedan hacer que sus hijos e hijas la sigan, dado que, dicen “es una dieta sin los elementos esenciales para el crecimiento”.

Y vuelvo a mi infancia, cuando yo tenía unos 6 años, mi padre optó por la dieta vegetariana. Mi madre optó por hacer dieta vegetariana para toda la familia y cocinar una sola vez: sabia decisión de los dos en mi opinión. Cabe decir que era una dieta lacto-ovo-vegetariana y que entonces no era tan fácil acceder a algunos alimentos como el tofu o el seitán y mucho menos a preparados como hamburguesas, albóndigas o croquetas vegetales, y que todo era artesanal y doméstico.

La proposición de ley dice en la exposición de motivos que se pueden crear carencias importantes en la dieta de las criaturas si “se excluye categóricamente e imprudentemente, los alimentos de origen animal y sus derivados”. Somos tres hermanas y un hermano, y nunca nos ha faltado ninguna vitamina, algo que no se puede decir de niños y niñas que siguieron una dieta omnívora. Por poner un ejemplo, mientras nosotros comíamos bocadillos de pan con tomate y almendras, el resto, de forma mayoritaria, comía pan “de máquina” con tulipán. ¿Quién tenía más vitaminas? Por otra parte, nosotras teníamos limitadísimas las bebidas carbónicas, las pastas industriales y otros pseudoalimentos polisinsaturados y artificiales que la gente “omnívora” tenía a su alcance con naturalidad.

Han pasado muchos años, han mejorado las dietas, todas, se llevan a cabo campañas para la mejora alimentaria que llevan a las puertas de las escuelas, las AMPAs, las familias, las instituciones … lo que “por salud” ya predicaba el vegetarianismo : que el exceso se paga y que la falta de alimentos saludables, crudos y frescos afecta gravemente la salud, me parece un argumento bastante alejado del de Forza Italia. Un argumento, el del vegetarianismo, que queda reforzado por la mayoría de instituciones de ciencia alimentaria que son independientes y no avalados por según qué industrias alimentarias.

Hablamos de carencias y de refuerzos … ¿os habéis fijado en la cantidad de anuncios que hay de refuerzos en la alimentación infantil, juvenil y adulta? No van dirigidos a personas vegetarianas pero hablan de carencias en la dieta. Así pues ¿quién tiene carencias? Lo que tengo claro es que vegetarianismo y veganismo son salud, pero no sólo eso; también son una manera de entender el mundo y vivir. Vivir de forma respetuosa, sostenible, solidaria y no especista. Vivir en un mundo que quiere alternativas: agricultura ecológica y respeto animal. Un mundo que no se quiere alimentar en base a un sistema de producción de los alimentos en masa que no tiene en cuenta la salud humana ni el sufrimiento y dolor de los animales.

Retorno a los recuerdos de infancia y la libertad del naturismo, también en la metonimia que me brinda Asterix. Lo que tengo claro es que optar por otro mundo, también desde la alimentación, no significa optar por las carencias, sino por un mundo mejor.

 

Es técnica en imagen fílmica. Ha trabajado en varias emisoras de radio, televisión y publicaciones escritas. También ha trabajado como gestora cultural. En el campo de la creación artística y ha participado en proyectos audiovisuales y cinematográficos.
Fue diputada en el Parlamento de Catalunya, concejala del ayuntamiento de Esplugues y Secretaria de Políticas Familiares y Derechos de Ciudadanía a la Generalitat de Catalunya.
Ha participado en las publicaciones 20 anys de feminisme, Dones i Literatura. Present i Futur, Politiche familiari europee. Convergenze e divergenze , entre otros.
Fue editora y jefe de comunicación y colabora en diferentes medios LGTB y participó del proyecto IDEMTV, con dos profesionales más.

1436

El pasado 13 de enero se desarrolló el juicio a la activista por los derechos de los animales, Aida Cortecero. Se le acusa de presunta desobediencia a la autoridad durante una manifestación antitaurina.

Aida, activista en AnimaNaturalis, V de Vegana, Mallorca Sense Sang e ICA Animalista, afirma que este juicio es un montaje para criminalizar el movimiento: “Buscan una cabeza que sea un tanto visible y a la que se la pueda condenar. Para que así la gente tenga miedo y diga ‘a lo mejor no me conviene manifestarme’”. La sentencia se dictará el próximo 26 de enero. Una sentencia que, si no gana el juicio, será de sanción económica. “Ya antes habíamos recibido multas y no han conseguido pararnos. 200 euros no son nada”. La fiscalía pide 200 euros a razón de 5 durante 40 días. La fiscalía, según palabras del abogado defensor Carlos Peleteiro, cree que el vídeo no es suficiente ya que los incidentes podrían haberse dado fuera de los 15 minutos de grabación.

Corterero dice que no tiene miedo, “más miedo tiene el toro. Más miedo tienen los animales”. Y sin miedo acudió el martes al Juzgado número 1 de Inca, Mallorca, acompañada de decenas de compañeras que fueron para mostrar su apoyo. El juicio duró tres horas en las que Aida pudo mostrar su versión a través de material audiovisual: “Tuvimos que conseguir un portátil corriendo, sino esa prueba no se hubiera podido presentar. Ellos no tenían los medios para verlo, increíble pero cierto” afirma.

Aquí en Mallorca los taurinos cada año convocan una manifestación que hace que la nuestra sea contramanifestación. Luego ellos nunca asisten, hacen una falsa convocatoria” afirma. Aida pidió los permisos para la manifestación antitaurina, pero en el último momento “Delegación nos cambia el sitio aposta y nos ponen en donde peor nos podían poner: delante de la puerta donde sacan al toro muerto. Eso es un castigo, eso se nota porque habían muchas opciones donde ponernos”. Entonces es cuando decide denegar la convocatoria de manifestación.

Al final, a nivel individual, vamos a ejercer nuestro derecho a ejercer nuestra expresión. Acto seguido nos comunican que no podemos estar ahí igualmente, entonces yo le propongo al policía hacer grupos de menos de veinte personas, algo legal que no supone reunión y no nos pueden echar. Hubo un acuerdo por parte de los jefes de la Guardia Civil y por nuestro colectivo para poder llevar a cabo todo con normalidad”. Es más, dice, ella misma mostró su indentificación sin que la policía se lo pidiera.

La Guardia Civil estuvo diciendo mentiras, que luego en el video pudimos ver, tenían contradicciones entre ellos”. Según Aida, mintieron al decir que ella misma había ordenado que las activistas golpeasen al cuerpo de policía. “Yo no suelo insultar, tampoco abogo por ser la policía de las activistas, no me gusta decirle a la gente lo que tiene que hacer. Que cada una haga lo que sienta y la verdad es que la gente que me conoce sabe que en la vida atacaría a la policía. Hablo con ellos como quien habla con un compañero más”.

Aida no pensaba que recibiría tanto apoyo por parte del Movimiento por los Derechos Animales, pero desde Igualdad Animal a diferentes santuarios y colectivos antirrepresivos así lo han hecho.

TVAnimalista Madrid

4138

Ningún sistema de opresión ha derramado tanta sangre y generado tanto sufrimiento como el especismo. Animales que sienten y necesitan la libertad tanto como nosotros y nosotras son electrocutados, disparados, acuchillados y despellejados en mataderos, laboratorios y criaderos a lo largo de toda la geografía internacional. Crímenes que son silenciados por las grandes corporaciones de la industria de la explotación animal mediante campañas que distorsionan la realidad y ataques a quienes hacemos invisibles los muros donde los cometen y a quienes liberan a todas esas víctimas de su esclavitud.

El movimiento de Liberación Animal es el puño de lucha que necesitan todos ellos y como todo movimiento de emancipación, necesita crecer y hacerse fuerte. Explicar sus bases es un punto de partida necesario para tal cometido.

La opresión

La opresión es el sometimiento físico y/o psicológico de unas personas sobre otras contra su voluntad. Se entiende como contraposición a la libertad y puede conllevar explotación, tortura y muerte. A lo largo de la historia son muchos los grupos de individuos que bien por su aspecto físico, lugar de procedencia, edad, género, sexo biológico o decisión sexual, han sufrido el abuso sistemático de otros individuos legitimados por diferentes sistemas de opresión.

Sea este sometimiento amparado por la ley, como en el caso de la esclavitud, sea “perseguido” por ella, como en el caso de las redes de abuso sexual, o esté culturalmente vivo, como en el caso del patriarcado, estaremos de acuerdo en que tenemos la responsabilidad de no permitir que siga sucediendo.

Los oprimidos

Los seres humanos vivimos en una constante búsqueda de experiencias positivas del mismo modo que evitamos, en la medida que nos es posible, toda experiencia negativa. Por estas razones, y no por otras, cuando alguien es sometido contra su voluntad de forma arbitraria (*) a sufrir aquello que desea evitar, consideramos que se encuentra en una situación de opresión.

Si estamos de acuerdo con este razonamiento, asumimos implícitamente, que los animales explotados en criaderos, granjas y laboratorios son también oprimidos, pues se les impide ejercer los mismos intereses que comparten con nosotros y se les fuerza a sufrir experiencias que si pudieran evitarían. Se asume también, que la inteligencia, la cultura, el aspecto físico u otras capacidades no resultan relevantes aquí.

¿Qué consecuencias tiene en nuestras vidas asumir que los animales son oprimidos?

Parece lógico que el primer paso a dar sea dejar de colaborar con su opresión. Dejar de comer sus cuerpos, huevos, lácteos y otros derivados, dejar de vestirnos con sus pieles o pelo, no acudir a lugares donde se lucran con su esclavitud y evitar productos que hayan sido testados en animales es posible, fácil de llevar a cabo, sano, y tiene un nombre: veganismo.

Veganismo no es Liberación Animal

Del veganismo se ha dicho de todo y no es mi intención entrar en una guerra dialéctica con nadie. Pero, si se adopta desde una posición igualitaria y de liberación, sólo existe un significado posible: la manifestación política expresa de oposición a la esclavitud que padecen los animales. Ahora bien, parece asumido que el veganismo llevado a la práctica, en su versión más extendida, se limita al no consumo de productos animales y a la no participación en su explotación.

Si reconocemos que los animales están oprimidos, si reconocemos que la opresión es algo injustificable con lo que debemos acabar, debemos reconocer entonces que esta posición es insuficiente, pues el veganismo no implica necesariamente solidarizarse con los animales sino dejar de participar en su opresión.

Veganismo no es una opción personal

A quienes entendemos la ética como ese lugar común donde todo individuo es respetado independientemente de su apariencia física, inteligencia u otros rasgos arbitrarios, no podemos considerar el veganismo como una simple opción, como si de filias se tratara. Una opción es algo que uno elige sin perjuicios para terceros. Una opción es elegir entre la playa o el monte, entre una película o un libro, entre ir a un concierto o ir a un museo, y no entre pasar un rato divertido con alguien o pasarlo haciendo sufrir los demás.

Liberación Animal

El concepto “liberación” implica el reconocimiento de una opresión con la que hay que acabar, “liberación” es una llamada a la acción y no sólo a la no colaboración, “liberación” habla de romper cadenas y no sólo de no ponerlas, “liberación” es el puño de lucha que los animales necesitan y es sobre estas bases sobre las que se ha construido el MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN ANIMAL.

Solidaridad es hacer de la injusticia del otro la tuya. Únete al movimiento, da un paso hacia la acción.

……………….

(*) Cuando hablo de arbitrariedad lo hago desde un plano ético. Es decir, hacerle pasar a un niño por una operación dolorosa para salvar su vida no es una decisión arbitraria. Un niño no es consciente de la necesidad de pasar por ello pero sin ninguna duda el quiere, por encima de todo, seguir viviendo. Luego causarle un daño menor para salvar su vida es tomar la decisión correcta.

NOTA DEL AUTOR: En el artículo utilizo el término animales en referencia a los animales no humanos con el único propósito de facilitar la lectura y no resultar redundante. Los seres humanos también somos animales por ello el término animales para referirnos a quienes son como nosotros resulta discriminatorio y debe ser evitado y/o explicado.

 

En mis años de militancia he pasado por diferentes organizaciones (Grupo Antiespecista de Bilbao, Derechos para los Animales, Alternativa para la Liberación Animal, Equanimal e Igualdad Animal). He participado en diferentes acciones directas (sabotajes a la caza e irrupciones en plazas de toros, encierros, pasarelas de pieles y otros lugares donde se hace gala de la explotación animal), actos de protesta y en varias investigaciones. Me encuentro imputado junto a varios/as compañeros/as fruto de un montaje judicial, policial y mediático que se enmarca en una agenda represiva contra el movimiento de Liberación Animal (RepresionDerechosAnimales.info).

1263

Algo sobre mi, para empezar pero sin aburrir. Desde bien joven me fascinaron los libros y los documentales sobre animales (sí, los “de la 2″), era una de aquellas histéricas que los veía todos y -siendo pasional como soy-, literalmente devoraba las páginas y los minutos de grabación, trémula y arrebatada por cajitas que se abrian a civilizaciones mucho muchísimo más interesantes que la triste gloria humana, basada en la poesía y en las bombas nucleares, en la música clásica y la violación de bebés o en la tecnología automovilística y la explotación animal. Yo era una persona enamorada de la naturaleza, y lo sigo siendo, a falta de un modelo mejor dentro del entorno humano en que de momento vivo.

Dejo escrito esto, abiertamente en contra de las personas que pretenden que analizándolo todo se pueden comprender las cosas, las cuales realmente se entienden con el corazón, con los intestinos, con el deseo de la vida y de la paz, herramientas mucho más antiguas y significativas que un perverso cerebro dispuesto a perdonar la alevosía y la mezquindad o a institucionalizar el asesinato.

Luego me dediqué a la fotografia natural, fotografié mucho arquitecturas, personas humanas, sucesos ciudadanos… pero nada superaba la devoción con que captaba la belleza del romero en flor, el canto de la perdiz, la cópula aérea del Anax imperator, el vuelo del buitre leonado… Las horas transcurrían entre cantos de cigarra, viento, calor y mosquitos en el escondite camuflado donde aguardaba la llegada de las eminentes habitantes del sotobosque, del monte, de los prados y los riscos; y esas horas se convertían en preludios del momento en que podia cazarlos y empaquetarlos en emulsiones fotosensibles. Dejé de fotografiar cuando supe que Kodak tenia contratos de compra de los huesos de todos los corderos del Reino Unido, porque con ellos se hacia gelatina para los carretes de fotos. Entonces no había tecnología digital, o dejabas de fotografiar o financiabas la tortura y el genocidio animal. Yo dejé de fotografiar.

Ya con la llegada de una cierta calidad, pude empezar a trabajar en formato virtual, por eso ahora me dedico mucho al video, y sigue apasionandome, como hace 25 años, la flor del tusílago y el vuelo de los buitres. Ahora lo grabo, con el ánimo de Gregory Colbert y Patrick Rouxel, pero sin su talento. Es importante mostrar a la gente la sublime belleza de la naturaleza, para preservarla mejor. Es importante documentar los centros de explotación de no humanas, tanto como conservar los archivos visuales del genocidio nazi y stalinista, chino, mexicano o los de cualquiera de las matanzas que invariablemente todas las políticas han cometido contra sus pueblos, porque las palabras se pierden, se (mal)interpretan y se tergiversan, o simplemente no cuentan bien la historia, en cambio no hay nada más elocuente y fidedigno que la muda mirada de un cordero a punto de convertirse en cosa/carne, la visión de la vagina infectada de una perra de raza en una miserable jaula de cria, la tristeza criminal de una niña atada a una silla en un orfanato chino, el crujido en mil pedazos de un árbol selvático talado, el terrible terrible sufrimiento de los osos luna con el hígado expuesto para el ordeño de su bilis… y millones de casos de imperdonable oscurantismo que cometemos contra las inocentes.

Hay que grabarlo todo, minuciosamente, mostrarlo para que la gente se vea reflejada en sus propias acciones u omisiones. La buena gente cambia, la mala confirma la especie. En la permisión o no de ciertos crímenes podemos hablar del bien y el mal, que no nos confunda la indiferencia ni la ambiguedad.

Pero en este texto queria hablar de los documentales de la 2 tambien, y en especial los de National Geographic. Sigo hoy día viendo cientos de películas, cortos, documentales, sobre las civilizaciones y sociedades no humanas, lo mal que lo pasan a veces, lo bien que lo pasan, y aprecio en casi todas ellas una cierta disneyficación de la realidad, que ayuda indudablemente a mostrar recelo (incluso entre las mismas veganas), sobre la vida de los animales no humanos. Disneyficación a la inversa, donde se nos muestra el lado áspero de vivir en la naturaleza, como se mostraba la guerra fictícia en “1984” de Orwell, con objeto de que nos sintamos a gusto en nuestra segura y calentita sociedad esclavista

Pero la vida de los animales no humanos ¿es gloriosa o miserable?, ¿espeluznante o sublime?. Dichos términos siempre los usamos comparativamente a nosotras mismas, no solamente porque seamos el mejor material de experimento que conocemos (basado en nuestra capacidad de verbalizar), sinó porque somos el único fehaciente que poseemos; olvidando unilateralmente que juzgamos y sojuzgamos con él, analizando y sometiendo el universo a nuestro punto de vista, tal y como hace la religión.

La vida de los animales no humanos está básicamente protagonizada por dos actrices: el deseo de la vida y el deseo de la libertad, ambos vinculados por el más fisiológico, el de no sufrir. En estos escenarios, los animales no humanos tienen mucho que enseñarnos -casi todo por lo que aparenta-, pues las humanas parecemos haber olvidado esas dos reglas universales para lo vivo y sintiente, y que son el deseo de seguir estándolo y de hacerlo por propia voluntad, espacial y temporal. Las no humanas saben de vivir y de morir, y saben de estar libres, en estos tres aspectos se defienden mucho mejor que nosotras.

Sin embargo esa disneyficación de la que hablaba muestra tendenciosamente a las no humanas en diversos momentos trágicos de sus vidas y sus muertes, instantes que armonizan con el espectáculo mediático de constante shock, mediante cazas, asesinatos, devoraciones, crueldad y violencia. Doctrinas de impacto el cual acaba convirtiendo a la espectadora en objetivo de un bombardeo de información subrepticia y una absurda máquina de demandar MÁS y MEJOR, en una insaciable ninfómaniaca incapaz de apreciar la exquisita belleza de una simple hoja meciéndose a la brisa o de un chimpancé durmiendo. Dormir y mecerse, simplemente.

Porque, siendo objetivas, ¿qué sabemos de guepardo?, por ejemplo, pues que es el más veloz depredador terrestre, y que cuando corre tanto es porque está cazando. Observemos que ese aspecto de su vida representa apenas el uno por ciento de ella -y no por placer, sinó para sobrevivir, en contra de las costumbres humanas-, sin embargo es el centro de atención de su nombre y su sapiencia entorno a él, su rasgo distintivo, su identidad. El resto de la vida no obstante (el 99 por ciento) la dedican a rascarse la panza al sol, jugar, restregarse con los árboles, expeler ventosidades, dormir como benditas, y estornudar o mascar hierbas para purgarse. Pero mostrar eso no vende, eso no atrae, no derrama sangre ni nutre la idea de la naturaleza feroz, que es de lo que se alimenta nuestra fascista sociedad: del miedo.

El miedo a lo desconocido, el miedo a las demás, el miedo al miedo ( la base de la sociedad propuesta por Orwell en 1984 )… todas las modalidades de miedo son bien vistas en una pelicula o un libro que pretenda ser popular. Alimentando a las bestias humanísimas del capitalismo rentier, del sexismo, del racismo, la xenofobia, el ageismo, la homofobia… El miedo levantando ladrillo a ladrillo, muros y checkpoints, alambradas y factorias-granja, reformas al derecho de interrupción del embarazo y templos a cualquier religión, decretos ley y permisos de caza, el miedo construyendo armamentos y deudas externas, mataderos y conflictos armados, hambre, pobreza, corridas de toros, inmisericordia, omnivorismo, egocentrismo. Miedo egocentrista para que odiemos a la vecina y compitamos por la mejor porción de la carroña, como nos sugieren los documentales al uso. Miedo a vivir, miedo a morir, miedo a la libertad.

Miedo a la vida y a la libertad, ese podría ser el resumen de este texto y de la panestructura social, el pánico a la naturaleza es nuestro pánico a estar realmente vivas y a hacerlo libremente -con el respeto para las demás que por definición exige, si no queremos ser tratadas como esclavas o muertas-. Reconciliándonos con la naturaleza tenemos una posibilidad de vivir nuestras vidas y morir nuestras muertes, y lo más crucial de todo: de hacerlo con total control de nuestros deseos, emociones y decisiones, siempre y cuando ellos no restrinjan las decisiones, emociones y deseos de las demás. Ser y estar, libremente, hasta el momento de nuestra muerte.

 

Xavier Bayle, artista plástico autodidacta en las disciplinas de poesía y prosa, dibujo y pintura, fotografía, escultura, instalación, video y performance. Artivista por la liberación animal y alérgica a cualquier tipo de discriminación social. Aburrida del sistema pedagógico decido ir por mi cuenta como lectora convulsa. Ahora vivo en Polonia, practico permacultura por respeto a la tierra y a la Tierra, ofreco productos veganos orgánicos y pinto bolsas en esa linea de acción. Hago cualquier cosa que pueda ayudar a los animales. Entiendo la lucha animalista como autodefensa, una extensión lógica de los derechos humanos, donde todas las individuas precisamos derechos fundamentales a vida, libertad e integridad, incluyendo en ellas prioritariamente el medio ambiente donde ejercerlas. ¿El sentido de mi vida?: contemplar la migración de las aves, contar todas las hojas de hierba y las olas del mar, vigilar que llueva hacia abajo y recoger nueces y setas.

1457
will potter periodista journalist

Mientras el gobierno estatal prepara la ley de seguridad ciudadana que limitará gravemente el derecho de manifestación y que claramente supone una persecución y criminalización de la protesta social, este pasado fin de semana el prestigioso periodista estadounidense Will Potter estuvo impartiendo conferencias en Madrid y Barcelona con motivo de la presentación en castellano de su libro “Los Verdes somos los nuevos Rojos: Una mirada desde el interior de un movimiento social acosado”.

 

 

En él analiza cómo, desde el 11-S, existe una agenda represiva en Estados Unidos impulsada por las grandes corporaciones que bajo la retórica del término “ecoterrosimo” está persiguiendo y criminalizando al movimiento ecologista y animalista. De cómo son estas mismas corporaciones las que impulsan leyes antiterroristas para que sean aplicadas a los activistas, teniendo como resultado que haya personas que han ingresado en prisión simplemente por llevar una página web o que haya activistas que se enfrentan a cargos de terrorismo por escribir slóganes con tiza en la acera.

En palabras del autor “Está represión de la que hablo es corporativa, son estas empresas las que están impulsado estas leyes para criminalizar a los activistas y proteger sus intereses económicos. Y como las corporaciones no tienen fronteras, están exportando este modelo a otros países para que sea aplicado con el mismo éxito. Ya está ocurriendo en países como Alemania, España, Austria o Finlandia”. “En el estado español ya se ha utilizado el término “ecoterrorismo” para referirse a activistas por los derechos animales, y esto no ha hecho más que comenzar”.

Las conferencias en La Casa Encendida en Madrid y en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona fueron un éxito de afluencia de público y el autor estuvo firmando libros con los asistentes.

Will Potter es un premiado periodista independiente que reside en Washington D.C. Potter centra su trabajo en el análisis de la pérdida de libertades civiles que han sufrido, entre otros, el movimiento ecologista, y el movimiento por los derechos de los animales después del 11 de septiembre. Ha escrito para publicaciones como el Chicago Tribune, el Dallas Morning News y el Legal Affairs, llegando a dar testimonio de sus informes en el Congreso de los Estados Unidos.

1116

Mientras el gobierno prepara la ley de seguridad ciudadana que limitará gravemente el derecho de manifestación y que claramente supone una persecución y criminalización de la protesta social, este pasado fin de semana el prestigioso periodista estadounidense Will Potter estuvo impartiendo conferencias en Madrid y Barcelona con motivo de la presentación en castellano de su libro “Los Verdes somos los nuevos Rojos: Una mirada desde el interior de un movimiento social acosado”.

En él analiza cómo, desde el 11 de Septiembre, existe una agenda represiva en Estados Unidos impulsada por las grandes corporaciones que bajo la retórica del término “ecoterrosimo” está persiguiendo y criminalizando al movimiento ecologista y animalista. De cómo son estas mismas corporaciones las que impulsan leyes antiterroristas para que sean aplicadas a los activistas, teniendo como resultado que haya personas que han ingresado en prisión simplemente por llevar una página web o que haya activistas que se enfrentan a cargos de terrorismo por escribir eslóganes con tiza en la acera.

Will Potter explica que la represión de la que habla es corporativa, “son estas empresas las que están impulsado estas leyes para criminalizar a los activistas y proteger sus intereses económicos. Y como las corporaciones no tienen fronteras, están exportando este modelo a otros países para que sea aplicado con el mismo éxito”. “Aquí en España ya se ha utilizado el término “ecoterrorismo” para referirse a activistas por los derechos animales, y esto no ha hecho más que comenzar” afirma el autor.

En palabras de Marcos de Miguel, director de la Editorial Plaza y Valdés “la obra de Will Potter no puede estar de mayor actualidad y esta es nuestra forma de apoyar y colaborar con el importante trabajo que realiza Igualdad Animal. Por eso todos los beneficios de la venta de este libro irán destinados a Igualdad Animal.”

También Sharon Núñez, directora internacional de Igualdad Animal se manifestó en términos similares, indicando que “en un contexto represivo como el que vivimos, donde se está criminalizando la protesta social y recortando derechos y libertades, la obra de Will Potter nos ayuda a entender cómo hoy en día, a parte de la represión del estado, los movimientos sociales nos enfrentamos a una represión más terrorífica si cabe, la de las corporaciones, que bajo la retórica del término “ecoterrorismo” están impulsando una agenda internacional para la criminalización de los activistas e instaurar el miedo“.

Las conferencias en La Casa Encendida en Madrid y en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona fueron un éxito de afluencia de público y el autor estuvo firmando libros con los asistentes. TVAnimalista grabó el evento de forma íntegra y en los próximos días será difundida a través de TVAnimalista.com y el canal 37 de la TDT para Barcelona y Maresme.

910

Hoy miércoles 18 de septiembre se ha celebrado en el Juzgado de Instrucción número 43 de Plaza de Castilla en Madrid el juicio de faltas a dos activistas de Equanimal que saltaron el 25 de febrero de 2009 en el desfile peletero del diseñador Miguel Marinero y por juicio de faltas de agresiones de los vigilantes de seguridad a los activistas.

La sentencia ha absuelto a ambas partes, tanto los activistas como los miembros de seguridad de Cibeles, por prescripción de la falta. El fiscal ha considerado que la falta ha prescristo, ya que no existió ninguna actuación judicial durante 9 meses. El juez ha pedido disculpas a los acusados en nombre de la justicia.

El y la activista, en una acción pacífica, saltaron a la pasarela para desplegar un cartel denunciando el uso de pieles cuando los vigilantes de seguridad se abalanzaron sobre ellos y les agredieron, algunos dándoles patadas en las costillas, espalda y cabeza, y amenazándolos mientras los retenían hasta que llegase la policía, explican desde Igualdad Animal.

Hoy se juzgaba también a los vigilantes por las agresiones cometidas contra la y el activista.

En el exterior del juzgado, una treintena de personas han apoyado a la y el activista. El portavoz de Igualdad Animal, David Herrero, manifiesta que “lo que hicieron estas personas es legítimo, un acto de libertad de expresión denunciando la crueldad de la industria peletera. Millones de animales sufren y mueren cada año en las granjas peleteras y consideramos que un desfile peletero en la Pasarela Cibeles es un lugar ideal para generar un debate que consideramos tan necesario en la sociedad“.

21313

2.186 personas, entre ellos varias celebridades, se “autodenuncian” en Austria en solidaridad con los defensores de los animales, todavía inmersos en lo que ha sido el proceso penal más caro de la historia de ese país. Sus autoinculpaciones se han presentado hoy ante la Fiscalía de Viena.

Aunque todos los y las activistas fueron absueltas hace meses en el famoso proceso contra el movimiento de los derechos de los animales, una sentencia de apelación del Tribunal Regional Superior de Viena ha levantado la absolución de 4 de los acusados. Para estos 4 activistas, esto significa que podrían tener que pasar hasta 5 años en prisión. La acusación: anunciar una campaña informativa legal, dirigida a los clientes potenciales de varias tiendas de moda, sobre las condiciones de las granjas peleteras, prohibidas en Austria. Hoy 2.186 ciudadanos y ciudadanas se han autoinculpado ante la Fiscalía Wr. Neustadt de Viena, después de enviar un correo electrónico a la empresa de ropa deportiva Eybl, en el que se anuncia la campaña.

El activista Martin Balluch, portavoz de la VGT y uno de los principales acusados en el proceso, hoy absuelto, declara: “La enorme resonancia de las autoinculpaciones no deja ninguna duda de que la mayoría de las personas no consideran un acto ilegítimo anunciar y llevar a cabo una campaña legal contra la peletería. Sólo cuando la comunidad jurídica considera ilegítimo un acto de este tipo puede ser perseguido de forma penal (según § 105 (2) del código penal alemán StGB). Teniendo la protección animal como un objetivo de estado en nuestra Constitución, no podemos considerar esto un delito”.

Y añade: “Greenpeace está realizando actualmente una campaña contra la firma Shell y sus perforaciones en el Ártico. La asociación Vier Pfoten (Cuatro Patas) está tratando de persuadir a muchas empresas para que dejen de vender foie. La protectora de animales de Salzburgo RespekTiere realizó presión sobre la empresa Metro para que dejara de vender langostas vivas. Y nosotros, desde la VGT, informamos a muchísimas empresas mediante campañas con el fin de que cambien su política comercial: la panadería Ölz, la pastelería AIDA, las empresas de pasta Wolf y Recheis, así como prácticamente todos los supermercados de Austria han dejado de vender y usar huevos de gallinas en batería. La sociedad está orgullosa de estos avances. Pero el Tribunal Regional Superior de Viena y el Fiscal Wolfgang Handler quieren hacer retroceder el tiempo hasta la época predemocrática. Ahora, con 2186 autodenuncias (que no paran de crecer), tienen la oportunidad de desfogarse. Estamos muy intrigados si la fiscalía, a la vista de estos números, continuará por esa línea o si violará el principio de igualdad de la ciudadanía ante la ley y denunciará sólo a aquellos y aquellas activistas defensoras de los animales a los que quiere sacarse de encima.”

¿Qué implica autoinculparse?

Cuando se firma la autodenuncia, se firma por una parte una petición a las empresas Eybl y Kleider Bauer (ambas grandes firmas de moda en Austria) para que renuncien a vender peletería, en la que se les informa también de que no se volverá a comprar en sus establecimientos hasta que dejen de hacerlo. Además, se informa de que se tratará de convencer a otros clientes para que tomen la misma decisión. Esto era algo totalmente normal y legal hasta ahora en Austria, pero la sentencia del Tribunal Regional Superior lo considera un delito.

Con la autodenuncia se envía al mismo tiempo un email al Fiscal Wolfgang Handler, en el que se le explica la acción y se le pide que la examine a la luz de la sentencia del Tribunal Regional Superior. No se admite haber cometido un delito, ya que los firmantes consideran que exigir el abandono de la peletería y amenazar con una campaña legal no es ningún delito. Simplemente se informa a la fiscalía y se le pide un enjuiciamiento.

Pero una autodenuncia no es una petición, conlleva un riesgo real de poder ser demandado. Si la Fiscalía toma en serio la sentencia del Tribunal, debería seguir una demanda. Pero, ¿contra más de 2000 personas?

Noticias relacionadas:

http://www.tvanimalista.com/es/2013/05/17/balluch-contra-la-republica-daustria/

917

El veterano activista por los derechos de los animales Martin Balluch acaba de hacer pública su demanda contra la República Austriaca por los daños y perjuicios sufridos durante el famoso proceso de represión contra el movimiento de los derechos animales. Cada céntimo de la demanda, que asciende a 1.137,282,40 € ha sido calculado cuidadosamente por los abogados de Balluch.

“Es cierto que la jueza me concedió la mayor indemnización permitida por ley, pero esta asciende a 1250 €. Y ni siquiera eso me han ingresado. La justificación: el acta está de momento en el Juzgado de Viena.”

El proceso comenzó en 2008 y terminó, al menos desde el punto de vista judicial, y para la mayor parte de los implicados, con su absolución en 2011. Y decimos para la mayor parte porque en el caso de 5 de ellos la fiscalía ha recurrido la sentencia. Muchos de ellos, además, se han tenido que enfrentar prácticamente a la ruina económica.

Balluch, que pasó un total de 105 días en prisión preventiva, explica en su blog que aunque el Ministerio de Justicia aceptó una petición popular impulsada por él mismo para modificar la ley y que las personas que salen absueltas tras un proceso penal tengan derecho a la compensación total de los gastos, para ello faltaría la “cobertura presupuestaria”:

“Por el contrario, los 10 millones de euros que se emplearon en agotar todas las vías de investigación no fueron ningún problema. Un miembro de los comandos especiales llegó a declarar a la prensa que había estado muy sorprendido de que a menudo no había suficiente dinero para la policía en la lucha contra la mafia rusa, pero “contra la VGT (Verein Gegen Tierfabriken, asociación animalista a la que pertenecen los activistas procesados) siempre había suficiente dinero”.

Este es el desglose de la indemnización que Balluch demanda a la República:

● 987.777,02 € sólo de gastos de abogado
● 10.500 € compensación por la prisión preventiva injustificada (€ 100 al día)
● 8.800 € indemnización por el tiempo empleado en el juicio
● 4.065,60 € compensación gastos de transporte al juicio
● 90.150 € indemnización por los perjuicios psíquicos causados
● 4.000 € en concepto de pérdida de ingresos
● 30.000 € indemnización por las medidas coercitivas (emisor radio goniométrico, videos trampa, escuchas, observación, espionaje, etc.)
● 2.000 € indemnización por los gastos de reparación del coche, parado durante los 105 días de prisión y se oxidó completamente.

Los detalles e irregularidades del proceso, el más caro de la historia de Austria, son digno de una película de acción e intriga. De hecho, el documental que se filmó basado en hechos reales ha sido galardonado con varios premios y se emitió en los principales cines del país. En el enlace hay más información sobre “Der Prozess”, que puede verse ya en DVD. La demanda de Balluch abre un nuevo capítulo decisivo en esta causa histórica y con algunos paralelismos evidentes con la situación que actualmente se vive en nuestro país.

Fuente: http://www.martinballuch.com/

1056

Entre los días 3 y 26 de Mayo, dos activistas imputados en “el golpe represivo al Movimiento de Derechos Animales” viajarán por todo el estado español con el objeto de dar a conocer la represión y el injusto montaje policial que esta padeciendo el Movimiento de Derechos Animales estatal.

Eneko Pérez, de Bilbao y Eladio Ferreira, de Vigo que pasaron 5 días en los calabozos de Santiago (Galicia) y 19 días en prisión preventiva y que hoy se encuentran junto a 10 compañeros en libertad provisional recorrerán la geografía estatal pasando por 18 ciudades donde esperan llegar a la treintena de conferencias.

El 22 de junio de 2011, más de 200 miembros de los cuerpos de seguridad del estado efectuaban una redada en las casas de 12 activistas por los Derechos Animales. Tres de estos activistas pasaron 19 días en prisión preventiva y, a día de hoy, todos se encuentran en libertad provisional con cargos y deben presentarse cada mes a firmar en los juzgados.
Las doce personas detenidas pertenecían a las organizaciones Igualdad Animal y Equanimal, ambas conocidas por sus mediáticas acciones como las irrupciones a pasarelas, saltos al ruedo, sabotajes a la caza, descuelgues… y por sus investigaciones en centros de explotación animal.

En enero de este año se imputaron en el caso a 13 personas más sin que el fiscal o el juez argumentaran la decisión, siguiendo así con las irregularidades que rodean el caso.

Veintiuna ciudades de onze comunidades autónomas han programado cerca de 30 conferencias sobre la Represión al Movimiento de Derechos Animales en el estado español.

LA PLUMA

274
Mientras veía Los Hombres Libres de Jones y el caballero del Sur, como tantas otras veces, iba a violar a la esclava Rachel, me...

NUTRICION

1284
ingredientes para 4 personas: 1 bote de garbanzos pasta de tahina o sésamo tostado 1 limón 400g de zanahorias cebollino queso de soja tipo "burgos" olivada y aceitunas negras para decorar tomate...