Etiquetes Entrades etiquetades amb "perros"

perros

6155

Dana Ellyn es pintora y tiene su estudio en el centro de Washington DC. Ellyn decidió dejar su trabajo en una empresa y dedicarse plenamente a la pintura. Su trabajo se ejemplifica con una visión de asunción de riesgos, contenido fuerte, y críticas a las normas sociales. El estilo de Ellyn lo localizamos entre el realismo social y el expresionismo que se esfuerza por infundir emoción y significado a cada nueva pintura que crea.

La entrevistamos en la exposición que efectuó en Barcelona en la sala Flash Gallery del barrio de Sants, donde exhibió obras de contenido sobre los Derechos Animales.

 

 

2452

El pasado martes 14 de octubre, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, recibió el Premio Franz Weber, que este año reconoce las políticas públicas de protección de los animales que lleva a cabo la capital catalana. El acto contó con la asistencia de la presidenta de la Fundación, Vera Weber, y el concejal de Presidencia y Territorio, Jordi Martí, así como también representantes del Ayuntamiento de Medellín (Colombia), ciudad que recientemente también premió la tarea de Barcelona a favor del bienestar de los animales.

La Fundación Franz Weber fue creada en 1975 por el periodista suizo Franz Weber. La Fundación trabaja en ámbitos diversos, como la protección de los animales, el paisaje, la naturaleza, el patrimonio cultural, el fomento de la paz o la protección del patrimonio arquitectónico.

 

 

2603

Desde que se hizo noticia la premeditada muerte de Excálibur, las fuentes expertas se dividieron: unas defendieron el asesinato preventiva y otras la cuarentena. Sin embargo, la decisión estaba tomada. Ayer sería el último día de ladridos por el balcón.

Una vez que España escuchó el destino final que le esperaba a Excálibur, asociaciones animalistas y personas individuales se concentraron frente a la casa de la auxiliar infectada de Ébola. Fueron muchas las que permanecieron haciendo turnos para evitar la recogida del perro, algo que ya se había dado por hecho en redes sociales y medios de comunicación.

Una vez pasada la noche, en la que no se vivieron enfrentamientos entre manifestantes y policías, comenzó el día. Nuevamente la desinformación por doquier era desmesurada: se le había hecho la extremaunción a Excálibur más de un par de veces y nunca había salido de la finca ningún vehículo que lo trasportase. Allí estaban humanos de todas las edades y géneros, observando furgonetas que entraban y no salían. Muchas de ellas de limpieza, otras transportando una caja de metacrilato con esquinas de aluminio donde introducir al perro.

La indignación e impotencia se respiraba en el ambiente. “Excálibur no estás solo” suena constantemente entre las cuerdas vocales de las personas sentadas a ras de suelo. Frente a ellas, policías de brazos cruzados a los que se les sumarían 5 furgones antidisturbios. Al otro lado de la calle se agobia un perro ladrando, incómodo, aullando. Está con Paloma, su amiga humana: “Excálibur pasea por aquí, es muy amistoso. Esto que quieren hacer es deleznable, ¿entonces después qué? ¿tendremos que sacrificar a todos los perros de Alcorcón?”, critica indignada.

Se hace mediodía y a las 11 y media el equipo antidisturbios tiene orden de alejar de la fachada a manifestantes allí presentes. La violencia que se sometería después, se intuye entre las personas concentradas y todas comienzan a escribirse en el brazo el nombre del abogado del PACMA, por si acaso fueran encarceladas. El boli se guarda, las mochilas se aprietan al pecho y los brazos se juntan unos contra otros. Sentado en el suelo, el grupo de activistas está unido por los brazos. Algunos antidisturbios primero les sugieren no tener que levantarles por la fuerza, luego lo hacen. Las lágrimas salen de muchos ojos de quienes allí presentes sólo querían evitar la tragedia de Excálibur. Sin embargo, la policía carga a empujones y golpes a quienes más se resisten a moverse. El resultado final deja a un joven con moratones en la cara y a una señora con una luxación de hombro.

Durante toda la mañana, el PACMA trabaja a nivel legislativo para poder frenar la eutanasia de Excálibur. Sin embargo, Laura Duarte, portavoz del partido, se teme lo peor: “Nuestra misión aquí, además de mostrar nuestra absoluta disconformidad con esto es filmar y fotografiar todo lo que ocurra porque el mínimo error de seguridad y protocolo que se cometa, lo vamos a denunciar”. Expresa que no hay ninguna evidencia de que el perro hubiera contraído el virus, lo que pide es que primero que nada se le diagnostique: “para nosotros esto es una pantomima del Gobierno: tienen que tener una mano ejecutora, una decisión que tranquilice a la población, que les haga pensar que el foco ha terminado”. Además, añade que la actuación del Gobierno sobre la crisis sanitaria está siendo “absolutamente negligente y esto en concreto [la ejecución de Excálibur] es injustificable”. A mediodía no duda dos veces en reafirmar que se tomarán acciones legales: “si el perro sale en la furgoneta que hemos visto, desde luego no será con toda las medidas de protección de seguridad y eso nos llevará a tomar medidas”.

Esa furgoneta blanca de la que habla Laura es la que transportaría a Excálibur pasadas las 18 horas. Es una furgoneta habitual, sin ningún tipo de seguridad extra, sólo unas bolsas de basura negras pegadas con celo a los cristales. Tras haber desestimado 3 recursos y a la espera de la resolución del próximo supuestamente a las 9 de la mañana del dia nueve, se llevan a Excálibur. Quienes allí llevan el día gritando por su vida se abalanzan sobre la furgona blanca de SEVEMUR. Su conductor y copiloto sólo llevan mascarilla verde y usan ropa normal y camisa corta.

Unos y otras activistas son empujados y zarandeadas por la policía, también arrolladas por la furgona que lleva a Excálibur. Un hombre acaba en el suelo, con un traumatismo craneoencefálico.

Con el movimiento de las manecillas del reloj empiezan a disminuir las patrullas antidisturbios, también activistas y periodistas. Algunas se quedan acostadas en el piso como forma de manifestación pacífica. Otros son trasladados en ambulancia.

Son pasadas las 19 horas y viene una empresa de limpieza a eliminar la sangre de la persona a la que golpearon con un porrazo y calló al suelo. Desaparece todo rastro de violencia, igual que ha desaparecido Excálibur. Las personas allí presentes perciben a ciencia cierta la muerte de Excálibur. El Comunicado del Ministerio de Sanidad es la única mala noticia cierta del día.

Excálibur no estaba solo. Además del apoyo de las personas congregadas delante de su casa, sus familiares esperaban que no se produjera su muerte. A Teresa se lo comunicaron y Javier incluso había cedido la custodia de Excálibur para evitar su asesinato. Pese a todo, la pareja, aislada en el hospital, hizo todo lo que pudo.

TVAnimalista Madrid

3236

En 1998 en Catalunya se implantó la obligación de identificar mediante un microchip homologado todos los perros y gatos. Hasta hace poco los datos de los animales y de los y sus responsables estaban en una base de datos privada propiedad del Consejo del Colegio de Veterinarios de Catalunya conocida con AIAC. Actualmente la Generalitat de Catalunya ya dispone de su propio registro, el ANICOM, que es obligatorio por ley, gratuito y público.

 

 

3580

El pasado 27 de Junio, Atila un perro rottweiler de unos tres años apareció correteando en las calles de la localidad malagueña de Júzcar. El animal presentaba evidencias de haber sufrido violencia atroz, tenía el cráneo deformado por el impacto de diversos golpes y un boquete en la pata trasera causado por un disparo de escopeta a bocajarro. Después de haber estado vagando diez días por las calles del pueblo en estas condiciones, Matías Varela y Rebeca Guerrero, miembros de la Comunidad Amigos del Pitbull de Málaga, rescataron y trataron de salvar la vida del animal trasladándole a una clínica veterinaria, dónde Atila, el equipo veterinario y sus recatadoras estuvieron luchando por su vida durante siete dias pero finalmente Atila falleció.

Según ha declarado la concejala de sanidad de Júzcar, Ángeles Fernández, cuando conoció la situación del animal contactó con una protectora de animales para rescatarle pero el animal no se dejaba coger, sin embargo, por parte de la concejalía no se dio aviso a los servicios de recogida de animales de compañía de la Diputación, como corresponde en estas situaciones. La mala gestión llevada a cabo por el Ayuntamiento y el secretismo entre vecinos para intentar ocultar la identidad del autor de la brutal agresión, ha causado una gran conmoción e indignación general que ha tenido una gran repercusión en la redes sociales.

Júzcar es un municipio malagueño, situado al oeste de la provincia en el Valle del Genal, siendo una de la poblaciones que conforman la comarca de la Serranía de Ronda. El turismo conforma una de las principales actividades económicas. El 16 de junio de 2011 acogió el estreno mundial de la película de Los Pitufos y una agencia de publicidad madrileña, Bungalow25, tuvo la idea de pintar de azul todas las casas del pueblo para recibir el estreno, por consulta popular, los juzcareños decidieron prorrogar la pintura azul de sus fachadas y así se dio a conocer como el “pueblo pitufo” dando lugar a una importante promoción turística, pero tras conocerse el caso de Atila y la respectiva indignación que este causó en toda la red, algunas agencias de viajes decidieron suspender dicha promoción. En breve está previsto acoger el rodaje de una película, con lo cual las autoridades municipales temen que la noticia dañe la imagen del pueblo y perjudique su fuente económica.

La Comunidad de Amigos del Pitbull de Málaga está decidida a seguir adelante para encontrar al autor de los hechos y ofrece una recompensa de 1.000€ a quien pueda aportar información para resolver el caso. Por su parte Matias Varela y Rebeca Guerrero afirman haber recibido amenazas por indagar en el caso y han presentado una denuncia. El Partido Animalista (PACMA) también ha denunciado la agresión a Atila ante el Juzgado de Guardia de Madrid. Este caso podría constituir un delito grave de maltrato animal, tipificado y penado en el artículo 337 del Código Penal, lo cual debería ser castigado con una pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales. La Guardia Civil ha abierto una investigación sobre el caso. La Asociación de Policías por los Animales (APDA) y las redes sociales se han hecho eco del caso, se ha iniciado una recogida de firmas a través del portal change.org para que casos como el de Atila, no resten impunes.

Atila se ha convertido en un símbolo más de la violencia con total impunidad que sufren los animales no humanos en nuestra sociedad y sobre la poca preocupación que las autoridades muestran ante esta situación.

Imagen: Diario Costa del Sol

3314

El pasado mes de Diciembre se estrenó el documental: “Febrero, el miedo de los galgos”, una producción de Waggintale Films, que ha contado con la colaboración del voluntariado de la ONG SOS Galgos. Este largometraje ha supuesto dos años de trabajo no remunerado y se ha hecho con el fin de mostrado la realidad de más de 50.000 galgos en todo el estado.
 

 

A través de Mila, una hembra rescatada en Andalucía por la ONG SOS Galgos y que encuentra un hogar de verdad en Barcelona, nos relata como es, en el mejor de los casos, la vida de miles de galgos. El documental muy completo, cuenta con testimonios de los mismos “galgueros”, del voluntariado de las protectoras y de trabajadores de perreras municipales de todo el Sur de la Península. También cuenta con una banda sonora muy cuidada compuesta por Ricard Latorre. Conversamos con su directora, Irene Blánquez.

1970

La iniciativa ciudadana “Fondo 337” otorgará 2550 euros a la entidad que denunció la crueldad de una perrera en Murcia.

Indignados ante los casos de maltrato animal y la inactividad de algunas autoridades en España, un grupo de personas puso en marcha una colecta de fondos con el objetivo de ayudar a que este tipo de casos fueran sancionados. El Fondo 337 fue creado en 2011 a raíz de las imágenes publicadas de un cachorro torturado hasta su muerte, con el fin de ofrecer un apoyo para respaldar denuncias fundadas de estos casos de crueldad hacia animales.

A petición de la ciudadanía que recaudó el dinero, el Fondo 337 es administrado conjuntamente por la Asociación LIBERA!, Fundación Altarriba, Justicia Animal, GEHVA y Sociedad Zoológica de Extremadura.

En este caso, una recompensa de 2550 euros será otorgada a la asociación de defensa animal ACTIN en Murcia, por su denuncia de maltrato animal contra la empresa Esprineco SL, gestora de una perrera privada en Mazarrón. Con la asistencia letrada del despacho DeAnimals, la denunciante acusa a esta perrera de provocar el sufrimiento y la muerte de varios animales.

El pasado mes de diciembre, más de 20 perros procedentes de estas instalaciones que habían sido adoptados por la asociación denunciante fallecieron por parvovirosis y lesiones. A partir de ahí, la investigación de ACTIN, las declaraciones escritas de más de veinte testigos (particulares y protectoras) y los informes de varios veterinarios, revelaban un panorama desolador.

Según la denunciante, Esprineco mantiene a los perros en sus instalaciones de Mazarrón en condiciones muy crueles: alimentación insuficiente, suciedad extrema, parásitos y falta de asistencia veterinaria frente a lesiones o dolencias graves. ACTIN denuncia además que gatos aterrorizados son introducidos en las mismas jaulas con perros, y que “a pesar de que Esprineco recibe dinero del erario público para atender a estos animales vulnerables, la perrera ha sido responsable de un maltrato animal continuado, causando la muerte de varios perros y gatos” afirman desde la asociación.

Actualmente esta empresa tiene suscritos contratos de recogida y custodia de animales abandonados con 10 ayuntamientos de Murcia.

Gracias a esta denuncia, tres personas pertenecientes a Esprineco han sido ya imputadas y llamadas a declarar ante el Juez, por un presunto delito de maltrato animal. La empresa ha sido denunciada además por presunta apropiación indebida, estafa y fraude a Hacienda y Sanidad.

Representantes del Fondo 337 esperan que este apoyo económico pueda ser empleado por ACTIN para cubrir los gastos relacionados con la denuncia y respaldar esfuerzos dirigidos a obtener una condena ejemplar. El Fondo alerta que los ayuntamientos, como el de Mazarrón, no pueden eludir su responsabilidad ante casos de maltrato animal, máxime cuando se trata de empresas expresamente contratadas para prestar el servicio municipal de custodia de animales, un servicio público y competencia ineludible del consistorio.

2433

La fiesta de los «quintos» del 1 de mayo, Los Mayos, en Guadalix de la Sierra se ha establecido como tradición no oficial la matanza de animales cada año. Durante el mes de abril gatos, gallinas y otros animales considerados de granja del pueblo son secuestrados para darles muerte y después tirarlos en una alcantarilla de la plaza junto al Ayuntamiento.

Se ha iniciado una recogida de firmas a través de change.org en la que se solicita la prohibición de dicha celebración para evitar la matanza.

 

LA PLUMA

1651
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

3844
Receta de lentejas estofadas asturianas.     Ingredientes: 3 zanahorias 1 calabacín con piel 1 cebolla 1 puerro 1 tomate 4 dientes de ajo 7-8 judías verdes 1/2 paquete de lenteja seca 1 cucharadita de pimentón...