Etiquetes Entrades etiquetades amb "libertat"

libertat

3080

Aún está caliente la sangre en la redacción del semanario satírico Charlie Hedbo: una docena de humanos asesinados y otros tantos heridos de bala. Los asesinos, que eran musulmanes y clasificados como terroristas islámicos, se tomaron la justicia por su mano: consideraron que dicha matanza era el justo castigo que sus víctimas debían pagar por haberles ofendido con unos dibujos. Ni falta hace que diga que condeno tan horrible suceso, tanto como condeno otros actos de violencia que se producen diariamente y a los que no se les da la importancia que debiera.

Algunos siempre están a la espera de sucesos como el de Charlie Hedbo, los ven como oportunidades para promover la islamofobia, lo cual de entrada les cataloga como absurdos, pues la mayoría de las víctimas del terrorismo islámico son de religión musulmana. Es normal, la irracionalidad y la discriminación arbitraria van siempre dadas de la mano. Pero en esta ocasión no voy a reflexionar sobre discriminaciones arbitrarias, sino sobre el llamado “derecho a la libertad de expresión”.

El derecho a la salud/vida es el derecho más importante que tienen las personas, sean humanas o no humanas, pues estar vivo es condición necesaria para satisfacer cualquier interés; además, la salud física y psíquica es necesaria para disfrutar plenamente cuando se está satisfaciendo un interés. La violencia es una interacción entre sujetos donde uno quiere o parece que quiere que sea violado el derecho a la salud/vida del otro.

Debemos aceptar la premisa de que la violencia, llámese ésta “terrorista” o “no-terrorista”, siempre es éticamente incorrecta porque causa sufrimiento e impide disfrutar a quien la padece: viola su derecho a la salud/vida. Incluso la violencia en defensa propia es éticamente incorrecta, pero solemos estimar que permitir que un violento cometa su agresión es una opción aún peor. Mientras que los sensocentristas practicamos el veganismo[1] para intentar minimizar las consecuencias que produce la violencia sobre otras personas, muchos otros aún parece que no logran comprender esta idea ética tan básica.

Mientras que las consecuencias de la violencia física son agresiones (golpes, cortes, muerte, etc.), las consecuencias de la violencia no física (verbal, gesticular y simbólica) son menos evidentes a simple vista, nos ofenden. Cuando decimos que “alguien nos ha ofendido” queremos decir que “alguien nos produjo un malestar psíquico” que en algunos casos puede convertirse en sufrimiento. La ofensa no siempre es por violencia no física, también puede ser una ofensa no violenta, como cuando no son satisfechos los intereses que esperábamos que nos satisficiera otra persona. En cambio, la ofensa violenta se “lanza” hacia una persona o hacia un grupo de personas con la intención de producir sufrimiento, y se sabe que cuanto más pública se hace dicha ofensa más posibilidades de éxito tendrá de conseguir su objetivo.

La dificultad para detectar una ofensa es que es un estado subjetivo y lo subjetivo es irracional porque puede ser cualquier cosa. Alguien puede ofenderse porque llevas un determinado tipo de ropa, porque le miraste a los ojos, porque dibujaste a Alá o al mago Gandalf, o ¡por cualquier cosa! Si no sabemos qué ofende a una persona entonces no la podemos evitar ofender, pero quien intenta ofender suele saberlo. Cuando alguien te dice que le ofende X eso quiere decir que, según dicha persona, no debes hacer X, es decir, la ofensa es una reacción ante algo que el sujeto no considera ético. Dejar las normas éticas en manos de la subjetividad tiene como consecuencia que se creen éticas arbitrarias que siempre van a generar todo tipo de ofensas y conflictos; éste es el problema que tienen las religiones y el problema de la sociedad no practicante en general. Si, por el contrario, basamos la Ética en la objetividad, como lo son la materia y la Lógica, entonces podremos separar las ofensas que tienen una base racional, es decir, que realmente son ofensivas, de aquellas que son problemas personales que deben ser tenidos en cuenta, pero no convertirlos en normas. Por ejemplo, razonando de manera ética, la homosexualidad es éticamente aceptable porque los intereses de una persona son satisfechos por otra y viceversa, por lo tanto no tiene sentido que alguien se ofenda porque dos hombres se besan o porque le llamen homosexual o maricón: fue una ética irracional la que previamente convirtió la homosexualidad en algo ofensivo. En tal caso podemos intentar evitar ofender a dicha persona, pero el problema a solucionar está dentro de su cabeza, no en los homosexuales.

Como ya expliqué en mi artículo “Sobre la libertad”[2], las personas siempre tenemos libertad, desde que existimos hasta que morimos. La Ética, mediante el uso de la razón, marca unas normas que ponen límites a la libertad, por ejemplo, calificando como éticamente incorrecto el asesinato y otros actos violentos. Posteriormente el Derecho reflejará dicha ética en leyes.

De la misma manera que no debe permitirse la “libertad de acción”, sino sólo un actuar ético, tampoco debe permitirse la “libertad de expresión”, sino sólo una expresión ética. El derecho a la salud/vida de las personas no sólo debe estar protegido de aquellas acciones que intentan violarlo, sino también de expresiones que promuevan la violación de dicho derecho esencial. Las expresiones que hacen apología al maltrato y al asesinato de personas vivas son realmente ofensivas y deben ser censuradas y castigadas legalmente, excepto cuando exista el consentimiento de la persona afectada. Tenemos ejemplos de apología a la violencia en páginas de Facebook que promueven el maltrato y matanza de quienes no son humanos, en películas que matan a jefes de Estado en vigencia (The Interview), etc.

También deberían censurarse y castigarse legalmente, aunque en menor medida, el humor sobre violencia consumada. Un ejemplo de intentar hacer humor sobre violencia consumada es la portada nº 1099 de Charlie Hebdo[3] en la que, tras la matanza de mil egipcios a manos del gobierno de Egipto, apoyado por Francia y EEUU, podía leerse: “Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”, acompañando dichas palabras junto al dibujo de un egipcio acribillado a balazos que intenta parar las balas con el Corán. Sería igual de repugnante que alguien pretendiera hacer un “chiste” similar con los asesinatos cometidos en la sede de Charlie Hebdo[4] . Tenemos que comenzar a condenar la violencia en TODOS los casos porque la consecuencia de la violencia es el sufrimiento y la muerte de personas, humanas y no humanas, lo cual no es ni éticamente correcto, ni gracioso.

La libertad de expresión no es un derecho, es un hecho: podemos expresarnos de muchas maneras y expresar infinidad de ideas, pero no todo vale. La trampa que nos cuelan continuamente consiste en llamar “libertad de expresión” a “exprésate respetando mis normas éticas”, que muchas veces ni siquiera son normas, sino arbitrariedad que favorece intereses particulares. Esta trampa permite que a quien propone unas normas éticas diferentes se le acuse de atentar contra la libertad de expresión, o directamente de dictador. Por lo tanto, la cuestión no es ¿hay libertad de expresión? pues de una u otra manera siempre la hay, sino ¿qué normas deben censurar la libertad de expresión? El debate sobre dichas normas nos lleva a debatir sobre Ética, un debate que a algunos no les interesa que forme parte de la opinión pública, pues les interesa que todo siga tal cual está, bajo sus normas.

——————————
[1] http://www.tvanimalista.com/es/2014/09/29/el-sensocentrisme-es-la-rao-que-ens-porta-a-practicar-el-veganisme/
[2] http://www.tvanimalista.com/es/2014/06/02/sobre-la-llibertat/
[3] Portada nº 1099 de Charlie Hebdo: http://media.biobiochile.cl/wp-content/uploads/2015/01/portada_charlie_hebdo.jpg
[4] http://www.pulzo.com/mundo/277556-doble-estandar-por-parodiar-charlie-hebdo-arrestan-estudiante-en-francia

 

David Díaz es Técnico Superior en el desarrollo de productos electrónicos, pero comenzó a estudiar programación informática a los 12 años hasta que en la universidad fue perdiendo la motivación según la iba ganando hacia Filosofía. En el verano de 2007 decidió ser vegano y comenzó a hacer activismo en defensa de los animales. El 10 de agosto de 2008 creó el blog www.RespuestasVeganas.Org en el cual da respuestas a los argumentos que se suelen presentar contra el veganismo. Es socio de varias organizaciones veganas y afiliado al Partido Animalista PACMA.

LA PLUMA

1651
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

5097
Cuarto programa de recetas veganas la TVAnimalista ya cargo de la cocinera Zaraida Fernández. A través de sus consejos aprenderemos de forma fácil a...