Etiquetes Entrades etiquetades amb "esport"

esport

13670

La explotación hacia los animales, es algo que nos han inculcado desde nuestra más tierna infancia, una maniobra orquestada a la perfección para que normalicemos conductas que normalmente serian aberrantes para un niño.

Los animales nos fueron mostrados en los dibujos animados y libros de texto, felices en las granjas, contentos de ofrecernos sus recursos y sus vidas, sin embargo, la comida, cuando la cena era servida nunca tuvo forma de animalito, estaba troceada y nada nos recordaba que ese pedazo de carne, fue un ser que vivo que murió con terrible sufrimiento.

Más tarde nos enseñan en el colegio que la proteína solamente está en la carne, el calcio en la leche y el omega 3 en el pescado y que sin consumir esos alimentos es imposible sobrevivir.

Socialmente nos mostraron que para celebrar nuestras fiestas debemos hacer una gran comida en la que un animal, generalmente un bebe, debe de ser el gran manjar, ya sea un cachorro de cerdo, vaca o gallina.

Nos mantuvieron alejados de los mataderos,y de las granjas de explotación industrial. Una venda en los ojos que nos mantuvo ignorantes de la realidad.

Como consecuencia llegas a desterrar de tu cabeza siquiera la opción de vivir de una manera diferente, porque ¿quién viviría sin comer animales, lanzándose a una segura y peligrosa deficiencia de proteínas, calcio, hierro y vitaminas? ¿Quién en su sano juicio se plantearía modificar sus “saludables” hábitos de vida si estos cambios le iban a llevar irremediablemente a la enfermedad?

La respuesta es evidente, nadie.

Todas estas mentiras se mantienen en el tiempo, apuntaladas fuertemente por la cultura del miedo, reforzadas por la desinformación difundida por aquellos que se lucran con el comercio de vidas animales, y el temor a ser diferente al grueso se la sociedad.

Por eso uno de lo muros más importantes a derribar, para conseguir la liberación animal, es el de la información oculta, proporcionando acceso a esta, para conocer que una vida sin comer animales, ni disponer de ellos, es totalmente saludable, para nosotros, los animales y el planeta.

Este muro es muy grueso y es difícil hacer mella en él. Hay mucha información veraz pero muchas veces se difunde entre un exceso de opiniones e intereses. Por eso creemos que demostrar que el veganismo es saludable con hechos es una herramienta poderosa.

Como activistas y deportistas tratamos de ir picando este muro.

Con ese objetivo partirá el próximo día 27 de septiembre la Transibérica por los Animales. Un reto deportivo que consistirá en cruzar la península Ibérica en bicicleta desde su punto más al sur, Tarifa, hasta Suances en Cantabria, uniendo el mar Mediterráneo con el Cantábrico, mas de 1000 kilómetros que tres deportistas veganos intentaremos realizar en menos de 48 horas.

El objetivo, ademas de seguir demostrando que una dieta vegana es perfectamente compatible con la salud, el deporte y la consecución de grandes gestas deportivas por otra parte tendrá un carácter solidario.

Los kilómetros de la ruta serán vendidos de manera simbólica por 3 euros, cada uno, de esta forma todo el mundo podrá formar parte de este proyecto y colaborar activamente.

Todo lo recaudado será donado a 5 asociaciones que ayudan a los animales, humanos y no humanos:
Santuario Gaia
Santuario Hof Butenland
Protectora Sara
Rescate Animal Lanzarote
Fundación Sos Himalaya

Con este reto, queremos inspirar a la gente y demostrar que no es necesario colaborar con una industria de muerte y sufrimiento para llevar una vida plena y feliz. Poner nuestro grano de arena para ayudar a derribar ese muro construido a base de prejuicios, egoísmo, costumbres y falta de empatía.

Pedalearemos cada kilómetro con la ilusión de que nuestro esfuerzo en cada kilómetro pedaleado se traducirá en ayuda económica gracias a vosotros para ayudar a asociaciones en las que las personas literalmente entregan su vida para ayudar a los demás.

Si quieres ayudarnos a conseguirlo y ser parte de este maravilloso equipo que se pondrá en marcha en pocos días, tienes toda la información necesaria en nuestra web: www.transibéricaporlosanimales.com

Porque los animales no tienen voz ayudamos prestándoles la tuya.

—————–

 

Alberto Peláez es corredor de montaña, especializado en ultrafondo, con un gran número de victorias a sus espaldas, vegano y activista por los derechos de los animales, trata de transmitir un mensaje de compatibilidad entre una vida de respeto a todos los seres vivos y el deporte de alto rendimiento.
Técnico superior en Actividades Físicas , entrenador personal y bombero de profesión , reparte su tiempo entre el deporte y la ayuda los animales colaborando con varias sociedades protectoras, y dando charlas, transmitiendo sus experiencias llevando una vida vegana y activa

3102

Con el objetivo de seguir demostrando que una vida de respeto hacia todos los animales es perfectamente saludable y compatible incluso con esfuerzos deportivos de gran magnitud, nos planteamos un mes de agosto cargado de retos deportivos de gran envergadura, para de esta forma intentar inspirar y concienciar sobre una vida libre de sufrimiento animal. Nadie tiene que morir para que nosotros vivamos.

El primer reto planteado fue la Transpirenaica por los animales, consistente en cruzar los Pirineos en bicicleta sin parar, en una sola etapa, desde las orillas del Mediterraneo hasta las del Cantábrico, subiendo todas las montañas que encontrásemos a nuestro paso, 16 puertos míticos del Tour de Francia, Tourmalet, aubisque Aspin…

Paralelamente a este objetivo ideamos una manera de recaudar fondos para así poder ayudar a los santuarios de animales mas necesitados en España, venderíamos simbólicamente cada kilómetro recorrido por los ciclistas, Pedro Jesés y yo, de esta forma todo el que quisiera podría ser partícipe de nuestro desafío.

Con la moral por las nubes al haber vendido todos los kilómetros y recaudado unos 4000 euros para los Santuarios Mino Farm Sanctuary, Refugio La Candela, La Pepa y Vacaloura, partimos de la playa de Argeles-sur-Mer. Un recorrido de esta magnitud requería una gran planificación, así que el equipo humano que llevamos fue increíble. Rosa, Marcos, Gonzalo y Fran, que cocinaron, condujeron, animaron, pedalearon y nos mimaron poniéndonos las cosas mucho mas fáciles.

Los primeros 70km fueron prácticamente llanos, el viento nos daba de cara, algo muy frustraste pensando que nunca tendríamos la recompensa de un recorrido circular y tener una parte a favor del viento, aún así el ritmo en los primeros kilómetros era rápido, fruto de la emoción de la salida. El primer Puerto, el Col de Jau, una subida mantenida de 25km nos dejó claro la tónica de la ruta, subidas eternas, paisajes impresionantes y descensos vertiginosos.

Las primeras 12 horas empezamos a ser conscientes de la magnitud de la ruta, el avance iba a ser muy lento, hacer 100km, suponía unas 2 subidas a un puerto de categoría especial con sus correspondientes descensos, aún así llegamos a la puesta de sol con energías y mas de 200km recorridos. Mi madre y Fran nos calentaron una sopa y un plato de quinoa con verduras, un arroz con leche de postre y Marcos y Gonzalo nos ayudaron con un café y preparando nuestras linternas.

La noche que empezó agradable, rápidamente se torno en oscura y fría, bajar los puertos se convirtió en un suplicio y la falta de luz nos exigía mucha destreza, eso poco a poco fue minando nuestras fuerzas, yo pasé una gran crisis, incluso pensé en abandonar, pero una sopa de miso con verdura me devolvió a la vida y empezamos a subir el Perysourde con 300km en las piernas.

Fue en este tramo al amanecer cuando Pedro se dio cuenta de que el frío lo había consumido en exceso, una tiritona lo impedía apenas pedalear. Tras una parada a pie del Aspin parece que recupera y sube a buen ritmo, pero entonces el sueño empieza a hacer mella durante los descensos. Ante una situación que se podía poner peligrosa, Pedro se vio obligado a abandonar, estaba triste pero en el fondo, sabía que si yo seguía el reto seguiría vivo y el objetivo se cumpliría.

A partir de ahí, la opción de retirada abandonó mi cabeza, ya no existía, la única duda era la hora de la llegada, aún me quedaban unos 285km con muchos puertos, así que Fran relevó a Pedro y me acompañó a los pedales, subiendo el Tourmalet, Aspin Soulor y Aubisque, en contraste el día fue muy caluroso y esta vez una ensalada de patatas y mucha fruta fue lo que me ayudó.

Tras estas tandas de puertos Pedro Jesús volvió a la bici y me ayudo durante 40km más!! Ya lo tenía hecho. Solo me quedaban 4 puertos y el cuenta kilómetros ya marcaba 500km non stop. Como siempre hay algo que no está en el guión, apareció el Ahuski, un puerto a priori de segunda resultó ser el gran coloso, rampas del 12 % de desnivel mantenidas por 7 km. Gonzalo esta vez me tranquilizó, -“Alberto vas a llegar, da igual la hora, no te preocupes, te seguiremos hasta San Juan de Luz”-, esas eran las palabras que necesitaba, además hablo con Sahar por teléfono, eso termina de darme toda la energía que necesitaba.

Así con mucho sueño fui cubriendo kilómetros, incluso nos perdimos, pero por suerte en la furgo llevaba un equipo 10 y todos salieron de la furgoneta a animar, mirar el mapa y ayudarme a encontrar el camino correcto!! Durante la bajada al último puerto unos ojos brillando en la oscuridad me llamaron la atención, frené inmediatamente y pude ver a un gatito abandonado, no lo dudamos, paramos el coche, mi madre ya lo tenía entre sus brazos.

Seguimos bajando y de pronto vemos un grupo de gente gritando en la cuneta, son amigos que han venido a recibirnos!! No me lo puedo creer; nos paramos, nos abrazamos, hablamos y con un chute de energía me lanzo a por la última subida, mi cuentakilómetros ya marca 620km, los últimos 50 son dantescos, luchando contra el sueño, solo consigo llegar gracias a los ánimos de Fran, las palabras de Gonzalo, los cafés y el cariño de Marcos, siempre dándolo todo y como no, al de mi madre, todos ellos llevan 60 horas sin dormir, están tan cansados como yo, pero no paran de gritar para evitar que me duerma sobre la bici.

Finalmente, encuentro un modo para mantenerme despierto, cada señal de tráfico se convierte en una meta imaginaria, hacia la que esprinto con todas mis fuerzas, el sofocón me mantiene despierto. Así volando, entro en San Juan De Luz, llego a la playa, hemos unido el agua de los dos mares, el objetivo está cumplido. Hemos cruzado los Pirineos sin descanso, no me lo puedo creer, me pongo la camiseta de “No Como Animales”, me abrazo a mis compañeros, siento un instante de felicidad, vuelvo a pensar en los animales, se esfuma, pero seguimos motivados para luchar.

Tras el éxito del reto, me planteo 20 días más tarde mi participación en La Courmayer Champec Chamonix, prueba de ultratrail a pie que bordea el macizo del Mont Blanc, son 101km con 6100 metros de desnivel positivo. Fran también me acompaña, me tomaré la carrera más relajado. Al menos eso es lo que digo, pero en la primera subida me encuentro entre los 5 primeros de una carrera internacional. Antes de coronar me descuelgo un poco pensando en guardar fuerzas, aun así no demasiado, porque el nivel de la carrera es altísimo y si te descuidas te adelantan de 20 en 20. Mantengo mi ritmo machacón durante los siguientes 30km, pasamos de Italia a Suiza, cruzando el Col De Ferret, hace mucho calor y me empiezo a encontrar a corredores exhaustos parados en la cuneta. Llego al primer avituallamiento entre los 15 primeros, allí Ana me ayuda a cargar agua y salgo pitando. A partir del ecuador de la prueba en plena remontada paso una fuerte crisis por un dolor en el estómago, quizás ocasionado por beber demasiado, durante 2 horas cada zancada es una punzada de dolor, afortunadamente sobre el km 80 mi dolor remite y la última parte ya en suelo francés recupero mis sensaciones, puedo correr rápido y vuelvo a ganar posiciones, corono La TeTe De Aux Vents y puedo ver Chamonix a mis pies, entro en meta emocionado, entre le griterío del publico con la megafonía a tope, he entrado en el top 10.

Al día siguiente subo al podio de una carrera que siempre soñé, llevo la camiseta de “No Como Animales”, miro a los fotógrafos, estas imágenes recorrerán el mundo, solo pienso en la cantidad de gente que pueda ver el mensaje, leerlo y reflexionar. Vuelvo a ser feliz por un instante, vuelvo a pensar en el destino de miles de millones de animales, vuelvo a la realidad, pero seguiremos luchando por derribar mitos.

No disponer de la vida de los demás animales, es ético, sencillo, sano, es lo mas sostenible, lo más justo. Parar este holocausto diario está en nuestras manos, podemos discernir el bien del mal, podemos tomar decisiones, elijamos la opción mas compasiva con los animales, con las personas, con el planeta. Tenemos la solución a todos los problemas en una sola acción, renunciemos a la dominación.

 

Alberto Peláez es corredor de montaña, especializado en ultrafondo, con un gran número de victorias a sus espaldas, vegano y activista por los derechos de los animales, trata de transmitir un mensaje de compatibilidad entre una vida de respeto a todos los seres vivos y el deporte de alto rendimiento.
Técnico superior en Actividades Físicas , entrenador personal y bombero de profesión , reparte su tiempo entre el deporte y la ayuda los animales colaborando con varias sociedades protectoras, y dando charlas, transmitiendo sus experiencias llevando una vida vegana y activa

2471

Hay quienes recorren el Camino de Santiago por espiritualidad, otras personas peregrinan para ser altavoz del veganismo. 784 km aproximadamente, desde Roncesvalles hasta la plaza de Santiago de Compostela a bici. Este reto lo hará Pedro Jesús López-Toribio el próximo 10 de agosto. Administrativo en una oficina de un Parque de Bomberos, Pedro pedaleará día y noche durante más de 36 horas para derribar mitos y gritar bien alto “que los veganos estamos muy fuertes y sanos y somos capaces de hacer lo que nos propongamos por muy duro que sea”, afirma.

El reto fue ideado entre Pedro López-Toribio y Alberto Peláez Serrano. El segundo, ultramaratoniano vegano y asiduo de camisetas con el logo “no como animales” tuvo que echarse atrás en el último momento debido a su participación en el Ultra Trail del Mont Blanc.. La idea nació porque querían hacer algo juntos para derribar los mitos infundados que tachan al veganismo de dieta insalubre.

López-Toribio ya ha hecho retos parecidos, pero no con la intención de visibilizar el movimiento animalista. Retos como el trayecto en bicicleta entre Murcia y Madrid o la ascensión en bicicbleta en Asturias de 11 puertos sin descanso. Éstos sólo fueron, dice, como reto deportivo personal. “La ética es el motor principal del veganismo, pero alrededor de eso debemos ayudar a la gente a derribar otros miedos, tabúes y mitos que impiden en muchos casos que esas personas se atrevan a dar el paso”, comenta. Él lo dio hace cinco años porque se sentía hipócrita si adoraba a unos animales no humanos, pero luego se comía a otros. De ovolactovegetariano a vegano sólo dejó pasar un par de meses. Desde entonces, difunde publicaciones animalistas en sus redes sociales. No obstante, cree que para diluir esas construcciones sociales negativas acerca del veganismo, la gente “necesita ver algo más vivido que una publicación” y es por eso por lo que utiliza el deporte para visibilizar la causa.

No irá sólo, junto a él le acompañará un coche de apoyo donde sus amigos le suministrarán comida y bebida. Ellos serán los encargados de actualizar las redes sociales de Pedro y comentar las novedades que surjan en el día a día. “Cualquiera que quiera verificar que no haré trampas está invitado a seguirme durante todo el trayecto”. Se sale del presupuesto contratar a un notario que lo certifique, menciona entre risas.

Física y emocionalmente se encuentra bien preparado, lo que más difícil prevé es la resistencia al sueño. Al final, la postura de la bici también cree que le pasará factura. La dirección en la que sople el viento y su fuerza serán factores fundamentales para poder superar el Camino de Santiago. “Mi reto está aún por cumplir, pero evidentemente voy a darlo todo por conseguirlo. Va a ser muy, muy duro, pero también muy emocionante y motivador. Sé que hay mucha gente que va a estar pendiente de mi, he recibido innumerables muestras de cariño que no voy a olvidar y que llevaré conmigo en los malos momentos”.

Cuando se le pregunta sobre el futuro, es tajante: “De momento tengo la mente 100% en esto ahora y aún no he decidido como afrontaré la próxima temporada, seguro que el tiempo me abrirá puertas para decidir”.

TVAnimalista Madrid

2143

El sábado 1 de febrero la ciudad de Albacete acogió las I Jornadas sobre Derechos Animales de la provincia. En ella se dieron cita más de 200 personas para participar en el evento que contó con diferentes ponencias y degustaciones de comida vegana.

Estas primeras jornadas trataron sobre vegetarianismo ofreciendo información sobre los Derechos Animales y sobre una alimentación, ética, responsable y saludable.

Javier Navarro, presidente de Alma Animal, abrió las jornadas con una presentación, sencilla y clara sobre la importancia de este tipo de eventos educativos, la liberación animal y los derechos de los animales.

La primera charla fue a cargo de la ponente Dora López, licenciada en filosofía pura, que habló sobre el papel de la compasión en la defensa de los animales a lo largo de la historia desde Aristóteles hasta la actualidad.

La conferencia “Vegetarianismo en la sociedad actual” de David Román, presidente de la Unión Vegetariana Española, aportó datos sobre los beneficios de la dieta vegetariana en relación a los animales, la salud humana y el medio ambiente. También se desmitificaron algunos puntos clave de las supuestas carencias alimentarias que se atribuyen a la dieta vegetariana como el hierro, las proteínas, el calcio o la vitamina B12.

La última charla fue a cargo de Fabricio Terrazas y Rubén Miñano, miembros de la Unión Deportiva Vegetariana y de Vegetarianos AB, que hablaron sobre deporte y vegetarianismo, demostrando que se puede llegar a ser deportista siguiendo una dieta vegetariana y estar en lo más alto de la disciplina deportiva.

El objetivo de este tipo de jornadas, según Alma Animal y Vegetarianos AB, “es fomentar y dar a conocer a la sociedad albacetense que se puede ser vegetariano, sano, deportista y la importancia del respeto a todos los animales a través de la educación”.

Dado el éxito de participación en las Jornadas las asociaciones pretenden dar continuidad al proyecto y se prevén nuevas jornadas sobre derechos animales y otro tipo de actividades como talleres de cocina vegetariana y charlas-merienda.

2647

Alberto Peláez Serrano, ultramaratoniano vegano, del equipo Helly Hansen Trail Team, conquistó el primer puesto de la II Gomera Paradise en un tiempo de 6:56:55 h.

La carrera, perteneciente al circuito Adidas de carreras de montaña, con un recorrido de 59km y 7000m de desnivel acumulado, se disputó en la isla de la Gomera.

La dureza de la prueba se vio incrementada por el calor. Peláez, comenzó la carrera de menos a más ya que no había recuperado lo suficiente después de recorrer en bicicleta durante 9 días los 1000km que cruzan los Pirineos . Esta estrategia de competición fue lo que le permitió llegar a mitad de carrera con fuerzas y poder ganarla.

Esta es su sexta victoria en ultratail como corredor vegano. Desde el año pasado ha conseguido ganar en “Los 10.000 del Soplao” de 126km y la “Tilenus Xtreme” de 105 Km, entre otras pruebas de más de 50km de distancia.

Nacido en Torrelavega (Cantabria) y afincado en Lanzarote, Peláez combina el trabajo de bombero con la afición de corredor de montaña. Especialista en ultratrail, participa en diferentes modalidades aunque la distancia en la que se encuentra más cómodo es entre 85 y 125 km.

Este corredor amateur se hizo vegano hace aproximadamente año y medio, a partir de un viaje a China, donde vio en directo el trato dado a los perros como animales para alimentación humana. Esta impactante realidad le llevó a ver que es el mismo trato que reciben los cerdos, las vacas, las gallinas, etc, en Europa y decidió hacerse vegetariano. El paso definitivo al veganismo vino tras unos meses con el visionado del documental Earthlings y algunos vídeos sobre la realidad de los animales utilizados para el consumo. La motivación principal para tomar esta decisión fue no ser cómplice de tanto sufrimiento y defender los Derechos Animales.

Para Alberto, esa decisión solo le ha traído ventajas a todos los niveles, tanto mental como de salud. “En un principio pensé que no iba a correr tan bien, como cuando era omnívoro, pero mi nivel ha subido bastante, y nunca me he encontrado mejor conmigo mismo, a pesar de ser consciente del infierno en que el ser humano ha convertido la vida de los animales, por lo menos ahora puedo luchar contra eso”. Comenta.

La concienciación del atleta cántabro con el veganismo le lleva ha correr y obtener buenos resultados como una forma de activismo por los Derechos Animales, demostrando así que se puede estar sano e incluso competir a tu máximo nivel con una alimentación vegetal 100%. Completa su activismo ofreciendo charlas para informar acerca de la opción de vida vegana.

Foto: Gomera Deportes

LA PLUMA

2481
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

4234
Nuevo capítulo del programa "V de gust (Apetece)", una nueva receta nutritiva e ideal para cocinar con niños y niñas: Filetes rebozados. ingredientes: 250 g de...