Etiquetes Entrades etiquetades amb "caza"

caza

2657

Algo sobre mi, para empezar pero sin aburrir. Desde bien joven me fascinaron los libros y los documentales sobre animales (sí, los “de la 2″), era una de aquellas histéricas que los veía todos y -siendo pasional como soy-, literalmente devoraba las páginas y los minutos de grabación, trémula y arrebatada por cajitas que se abrian a civilizaciones mucho muchísimo más interesantes que la triste gloria humana, basada en la poesía y en las bombas nucleares, en la música clásica y la violación de bebés o en la tecnología automovilística y la explotación animal. Yo era una persona enamorada de la naturaleza, y lo sigo siendo, a falta de un modelo mejor dentro del entorno humano en que de momento vivo.

Dejo escrito esto, abiertamente en contra de las personas que pretenden que analizándolo todo se pueden comprender las cosas, las cuales realmente se entienden con el corazón, con los intestinos, con el deseo de la vida y de la paz, herramientas mucho más antiguas y significativas que un perverso cerebro dispuesto a perdonar la alevosía y la mezquindad o a institucionalizar el asesinato.

Luego me dediqué a la fotografia natural, fotografié mucho arquitecturas, personas humanas, sucesos ciudadanos… pero nada superaba la devoción con que captaba la belleza del romero en flor, el canto de la perdiz, la cópula aérea del Anax imperator, el vuelo del buitre leonado… Las horas transcurrían entre cantos de cigarra, viento, calor y mosquitos en el escondite camuflado donde aguardaba la llegada de las eminentes habitantes del sotobosque, del monte, de los prados y los riscos; y esas horas se convertían en preludios del momento en que podia cazarlos y empaquetarlos en emulsiones fotosensibles. Dejé de fotografiar cuando supe que Kodak tenia contratos de compra de los huesos de todos los corderos del Reino Unido, porque con ellos se hacia gelatina para los carretes de fotos. Entonces no había tecnología digital, o dejabas de fotografiar o financiabas la tortura y el genocidio animal. Yo dejé de fotografiar.

Ya con la llegada de una cierta calidad, pude empezar a trabajar en formato virtual, por eso ahora me dedico mucho al video, y sigue apasionandome, como hace 25 años, la flor del tusílago y el vuelo de los buitres. Ahora lo grabo, con el ánimo de Gregory Colbert y Patrick Rouxel, pero sin su talento. Es importante mostrar a la gente la sublime belleza de la naturaleza, para preservarla mejor. Es importante documentar los centros de explotación de no humanas, tanto como conservar los archivos visuales del genocidio nazi y stalinista, chino, mexicano o los de cualquiera de las matanzas que invariablemente todas las políticas han cometido contra sus pueblos, porque las palabras se pierden, se (mal)interpretan y se tergiversan, o simplemente no cuentan bien la historia, en cambio no hay nada más elocuente y fidedigno que la muda mirada de un cordero a punto de convertirse en cosa/carne, la visión de la vagina infectada de una perra de raza en una miserable jaula de cria, la tristeza criminal de una niña atada a una silla en un orfanato chino, el crujido en mil pedazos de un árbol selvático talado, el terrible terrible sufrimiento de los osos luna con el hígado expuesto para el ordeño de su bilis… y millones de casos de imperdonable oscurantismo que cometemos contra las inocentes.

Hay que grabarlo todo, minuciosamente, mostrarlo para que la gente se vea reflejada en sus propias acciones u omisiones. La buena gente cambia, la mala confirma la especie. En la permisión o no de ciertos crímenes podemos hablar del bien y el mal, que no nos confunda la indiferencia ni la ambiguedad.

Pero en este texto queria hablar de los documentales de la 2 tambien, y en especial los de National Geographic. Sigo hoy día viendo cientos de películas, cortos, documentales, sobre las civilizaciones y sociedades no humanas, lo mal que lo pasan a veces, lo bien que lo pasan, y aprecio en casi todas ellas una cierta disneyficación de la realidad, que ayuda indudablemente a mostrar recelo (incluso entre las mismas veganas), sobre la vida de los animales no humanos. Disneyficación a la inversa, donde se nos muestra el lado áspero de vivir en la naturaleza, como se mostraba la guerra fictícia en “1984” de Orwell, con objeto de que nos sintamos a gusto en nuestra segura y calentita sociedad esclavista

Pero la vida de los animales no humanos ¿es gloriosa o miserable?, ¿espeluznante o sublime?. Dichos términos siempre los usamos comparativamente a nosotras mismas, no solamente porque seamos el mejor material de experimento que conocemos (basado en nuestra capacidad de verbalizar), sinó porque somos el único fehaciente que poseemos; olvidando unilateralmente que juzgamos y sojuzgamos con él, analizando y sometiendo el universo a nuestro punto de vista, tal y como hace la religión.

La vida de los animales no humanos está básicamente protagonizada por dos actrices: el deseo de la vida y el deseo de la libertad, ambos vinculados por el más fisiológico, el de no sufrir. En estos escenarios, los animales no humanos tienen mucho que enseñarnos -casi todo por lo que aparenta-, pues las humanas parecemos haber olvidado esas dos reglas universales para lo vivo y sintiente, y que son el deseo de seguir estándolo y de hacerlo por propia voluntad, espacial y temporal. Las no humanas saben de vivir y de morir, y saben de estar libres, en estos tres aspectos se defienden mucho mejor que nosotras.

Sin embargo esa disneyficación de la que hablaba muestra tendenciosamente a las no humanas en diversos momentos trágicos de sus vidas y sus muertes, instantes que armonizan con el espectáculo mediático de constante shock, mediante cazas, asesinatos, devoraciones, crueldad y violencia. Doctrinas de impacto el cual acaba convirtiendo a la espectadora en objetivo de un bombardeo de información subrepticia y una absurda máquina de demandar MÁS y MEJOR, en una insaciable ninfómaniaca incapaz de apreciar la exquisita belleza de una simple hoja meciéndose a la brisa o de un chimpancé durmiendo. Dormir y mecerse, simplemente.

Porque, siendo objetivas, ¿qué sabemos de guepardo?, por ejemplo, pues que es el más veloz depredador terrestre, y que cuando corre tanto es porque está cazando. Observemos que ese aspecto de su vida representa apenas el uno por ciento de ella -y no por placer, sinó para sobrevivir, en contra de las costumbres humanas-, sin embargo es el centro de atención de su nombre y su sapiencia entorno a él, su rasgo distintivo, su identidad. El resto de la vida no obstante (el 99 por ciento) la dedican a rascarse la panza al sol, jugar, restregarse con los árboles, expeler ventosidades, dormir como benditas, y estornudar o mascar hierbas para purgarse. Pero mostrar eso no vende, eso no atrae, no derrama sangre ni nutre la idea de la naturaleza feroz, que es de lo que se alimenta nuestra fascista sociedad: del miedo.

El miedo a lo desconocido, el miedo a las demás, el miedo al miedo ( la base de la sociedad propuesta por Orwell en 1984 )… todas las modalidades de miedo son bien vistas en una pelicula o un libro que pretenda ser popular. Alimentando a las bestias humanísimas del capitalismo rentier, del sexismo, del racismo, la xenofobia, el ageismo, la homofobia… El miedo levantando ladrillo a ladrillo, muros y checkpoints, alambradas y factorias-granja, reformas al derecho de interrupción del embarazo y templos a cualquier religión, decretos ley y permisos de caza, el miedo construyendo armamentos y deudas externas, mataderos y conflictos armados, hambre, pobreza, corridas de toros, inmisericordia, omnivorismo, egocentrismo. Miedo egocentrista para que odiemos a la vecina y compitamos por la mejor porción de la carroña, como nos sugieren los documentales al uso. Miedo a vivir, miedo a morir, miedo a la libertad.

Miedo a la vida y a la libertad, ese podría ser el resumen de este texto y de la panestructura social, el pánico a la naturaleza es nuestro pánico a estar realmente vivas y a hacerlo libremente -con el respeto para las demás que por definición exige, si no queremos ser tratadas como esclavas o muertas-. Reconciliándonos con la naturaleza tenemos una posibilidad de vivir nuestras vidas y morir nuestras muertes, y lo más crucial de todo: de hacerlo con total control de nuestros deseos, emociones y decisiones, siempre y cuando ellos no restrinjan las decisiones, emociones y deseos de las demás. Ser y estar, libremente, hasta el momento de nuestra muerte.

 

Xavier Bayle, artista plástico autodidacta en las disciplinas de poesía y prosa, dibujo y pintura, fotografía, escultura, instalación, video y performance. Artivista por la liberación animal y alérgica a cualquier tipo de discriminación social. Aburrida del sistema pedagógico decido ir por mi cuenta como lectora convulsa. Ahora vivo en Polonia, practico permacultura por respeto a la tierra y a la Tierra, ofreco productos veganos orgánicos y pinto bolsas en esa linea de acción. Hago cualquier cosa que pueda ayudar a los animales. Entiendo la lucha animalista como autodefensa, una extensión lógica de los derechos humanos, donde todas las individuas precisamos derechos fundamentales a vida, libertad e integridad, incluyendo en ellas prioritariamente el medio ambiente donde ejercerlas. ¿El sentido de mi vida?: contemplar la migración de las aves, contar todas las hojas de hierba y las olas del mar, vigilar que llueva hacia abajo y recoger nueces y setas.

2235

Hoy se estrena en Barcelona “FEBRERO, el miedo de los galgos”, primer largo documental de la directora Irene Blánquez, en el que se muestra la realidad que viven decenas de miles de galgos en el estado español.

El hilo conductor del documental es Mila, una galga abandonada en un pueblo sevillano que teme fuertemente a las personas. Mila es rescatada y trasladada a Barcelona por la ONG SOS Galgos a la espera de poder ser operada y empezar una nueva vida.

La caza de la liebre se practica en zonas rurales y expone al galgo a una vida de miseria y crueles entrenamientos. La temporada de caza acaba en febrero y el número de galgos abandonados en esta época del año se dispara. Al igual que Mila, la mayoría de ellos no supera los tres años de edad.

La película intercala entrevistas con animalistas y galgueros. Se muestran, de este modo, las dos caras del mundo que rodea al galgo español: la explotación y el abandono masivo al terminar la temporada de caza y la esperanza de manos de protectoras asociaciones como SOS Galgos.

Irene Blánquez debuta con un trabajo arriesgado y contundente en cuanto a contenido, que a su vez es acompañado por una cuidada fotografía y banda sonora. “Con FEBRERO no solo sale a la luz la impunidad absoluta del maltrato y abandono animal por parte de los galgueros, sino que también se pone de manifiesto abiertamente una España negra que sigue muy viva e inmersa en una realidad social desoladora”, asegura la directora.

Este documental autofinanciado, es el resultado de dos años de trabajo de filmación y edición en solitario de Blánquez, y con el que se estrena también Waggingtale Films, una productora creada por la joven directora junto a la diseñadora gráfica Mabel Vicente. Dicha productora tiene como objetivo llevar a cabo proyectos relacionados con la defensa del mundo animal y del medioambiente.

La proyección en Barcelona tendrá lugar en los ‘Cinemes Girona’ todos los jueves del mes de diciembre a las 20:00. Las entradas tendran descuento para las personas asociadas a cualquier entidad animalista. En Madrid tendrá lugar en la ‘Cineteca‘ de ‘Matadero‘ el dia 15 de enero a las 20:30h.

 

 

3613

Representantes del Observatorio Justicia y Defensa Animal, Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL), Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente ULEX y la Coordinadora Ecologista de Asturias han sido recibidos esta semana por el equipo del Comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, a quien han informado detalladamente durante una hora de la delicada situación por la que atraviesa la supervivencia del lobo en Asturias.

En la reunión, mantenida esta semana en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, se ha hecho especial hincapié en la reiteradas vulneraciones del Derecho Comunitario que se están llevando a cabo en la gestión del lobo en Asturias, especialmente en espacios protegidos como es el caso del Parque Nacional de Picos de Europa, único Parque Nacional español en el que hay presencia estable de lobos.

Durante el encuentro, la delegación de defensa del lobo hizo entrega de un informe dando cuenta de la principales cuestiones que afectan al incierto futuro de esta emblemática especie en Asturias como consecuencia del preocupante hostigamiento, acoso y persecución que viene sufriendo en el Principado y tiene como consecuencia el programa aprobado por la Administración asturiana para ejecutar sólo este año 90 lobos, a los que hay que añadir las muertes por otras causas como veneno, caza furtiva, trampas, cepos o atropellos, etc.
Así mismo, el informe también iba acompañado por los casi 100.000 apoyos que el Observatorio Justicia y Defensa Animal ha logrado reunir a lo largo del último año en defensa del lobo en Asturias.

Las organizaciones representadas en la reunión se han mostrado satisfechas por el gran interés y preocupación que la situación ha causado en el seno de la Comisión de Medio Ambiente, y esperan que el seguimiento que desde Europa se va a realizar de la gestión del cánido en esta región redunde en una mayor protección de lobo en particular, y de la riqueza natural que posee Asturias en general, lo cual repercutirá en beneficio de la región en su conjunto.

2129

El Observatorio Justicia y Defensa Animal ha remitido esta mañana escritos tanto al Ayuntamiento de Punta Umbría como a la Delegación Territorial en Huelva de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía exigiendo que cesen con carácter inmediato las cacerías de perros abandonados en el municipio de Punta Umbría (Huelva), que se lleven a cabo medidas de captura humanitaria y el traslado de los perros a refugios de animales de protectoras locales, que se han ofrecido a hacerse cargo de los animales, así como que se abra una investigación al objeto de determinar las responsabilidades que correspondan.

Paralelamente a estos escritos, el Observatorio ha abierto a través de la plataforma digital Change.org una recogida de firmas en contra de esta cacería de perros, que en menos de 48 horas ronda las 10.000 firmas de personas que quieren mostrar su indignación frente a esta situación, y que serán entregadas hoy al Alcalde de Punta Umbría.

Entre los cuerpos de los perros abatidos y encontrados por los grupos de voluntariado de protectoras de animales locales que se personaron durante el fin de semana por la zona, y que lograron rescatar 14 de los perros con sus propias manos, se comprobó que uno de los animales abatidos era de tamaño pequeño y de apenas 6 kilos de peso, “por lo que en ningún caso se puede justificar la cacería de estos perros alegando alarma social o que se trata de animales salvajes peligrosos capaces de devorar a 2 caballos” explica el Observatorio.

El grupo de perros que ha levantado la alarma social, según fuentes del Observatorio “son un grupo de perros abandonados a su suerte y de tamaño mediano-pequeño y que, ante la situación de desamparo y abandono en la que se encuentran, lo esperable y exigible de la Administración Local, es capturarlos humanitariamente para trasladarlos a un albergue de animales donde se les pueda atender”.

La Organización Mundial de Sanidad Animal, máxima autoridad mundial en materia de sanidad animal, establece en un exhaustivo documento con los principios que deben regir los procedimientos de control de poblaciones de perros vagabundos y en el que, a modo de resumen, cabe destacar que esta organización, de la que España es miembro, considera indispensable controlar las poblaciones caninas sin causar a los animales sufrimientos innecesarios o fácilmente evitables.

1937

Miembros del Observatorio Justicia y Defensa Animal y de la Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente ULEX han entregado este martes al Gobierno del Principado de Asturias los más de 53.300 apoyos recogidos en defensa del lobo asturiano a través de la plataforma change.org.

Con esta recogida de firmas, gestada a lo largo de los cuatro últimos meses, las asociacones pretenden poner de manifiesto “el total rechazo social al acoso al que se está sometiendo al lobo en Asturias, poniendo en marcha políticas de persecución de esta emblemática especie que han culminado con la aprobación de un plan que supondrá la muerte de hasta 90 ejemplares (algunos de ellos cachorros) en 2013″.

Según estas organizaciones la muerte de hasta 90 ejemplares supondrá acabar con un tercio de la población total estimada en Asturias, según los propios datos ofrecidos por la Administración del Principado. “Si a estos 90 lobos que serán abatidos por la Administración, se suman los lobos muertos por envenenamiento, caza furtiva, atropellos y otras causas, la supervivencia de esta especie en Asturias está en serio peligro”, aseguran.

Por otra parte, el Observatorio Justicia y Defensa Animal y ULEX declaran que la autorización de batidas en el Parque Nacional de Picos de Europa, único Parque Nacional que mantiene una población de lobos en España y el único de Europa Occidental donde habita esta especie, hace que la situación de lobo en Asturias sea, a día de hoy, realmente crítica, “lo que ha generado una preocupación ciudadana que se ha plasmado en la campaña de recogida de firmas”.

Por ello, con las más de 53.300 firmas que se han entregado al Principado afirman que “la sociedad está requiriendo a los poderes públicos que actúen para proteger el interés público dimanante del artículo 45 de la Constitución Española”.

Desde el Observatorio Justicia y Defensa Animal se hace un llamamiento a la conciliación de los intereses en conflicto sin que sean los lobos los que tengan que desaparecer de Asturias y con ellos se haga un daño irreparable al patrimonio natural asturiano en concreto y al medio ambiente en general.

2012

ALMERÍA: La pasada semana agentes del SEPRONA establecieron una serie de dispositivos en zonas próximas a la capital almeriense, en donde se había detectado la práctica de la caza con redes.

La Guardia Civil realizó comprobaciones en parajes y sierras próximos a la capital, el Collado de las Lomas, Cerro San Cristóbal, Barranco El Caballar, Paraje Los Almendritos o Rambla de Iniesta, donde localizaron varios puntos en los que se habían instalado hasta 5 redes abatibles, cada una de 3 metros de longitud.

Tras intervenir las redes, la Guardia Civil buscó sin éxito a la persona responsable de su instalación, vigilancia y control. Además de las redes, los agentes del SEPRONA se incautaron de varias jaulas, con 33 jilgueros (Carduelis carduelis) y 7 lúganos (Carduelis spinus), aves utilizadas como reclamo para este tipo de actividad.

Después de verificar los agentes que la mayoría de las aves carecían de anillas identificativas, fueron puestas en libertad, realizando a continuación gestiones relacionadas con la titularidad de los pájaros anillados.

Las infracciones, detectadas por los agentes del SEPRONA de la Guardia Civil de Almería, a la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la flora y la fauna silvestres, han sido puestas en conocimiento de la Delegación Provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería.

Fuente: almeria360.com

1812

Durante el pasado campeonato de caza menor de Ourense en xinzo de Limia activistas de la Fundación Equanimal llevaron a cabo una acción, en plena montaña, para proteger a los animales de las escopetas de los cazadores y concienciar a la sociedad acerca de la necesidad del respeto por los animales. “A pesar de que los activistas se limitaron a defender a los animales pacíficamente, los cazadores respondieron con amenazas y agresiones, encañonando a los activistas, amenazándolos de muerte y zarandeando a uno de ellos”, según explica Equanimal en nota de prensa.

Esta no es la primera vez que la violencia de los cazadores se manifiesta contra activistas e incluso contra reporteros de televisión que cubrían el evento. Por ello hoy, Equanimal ha invitado a Manuel Feijóo Castro, secretario de la Federación provincial de caza y director de la cacería efectuada, a mostrarle personalmente los vídeos de todas las acciones en las que ha habido agresiones y las denuncias interpuestas a los cazadores. Hechos que Manuel Feijóo niega rotundamente en declaraciones al periódico La Región.

En el campeonato de España de caza de zorros del 2011, los cámaras de varias televisiones fueron agredidos por cazadores mientras realizaban su trabajo. Asimismo, varios activistas fueron golpeados tras ser tirados al suelo, por lo que tuvieron que ser atendidos en un centro médico e interpusieron denuncia ese mismo día.
Los activistas vivieron situaciones parecidas el pasado 4 de febrero en el boicot al campeonato de España de caza del zorro que se celebró en Barbanza donde los cazadores les amenazaban con frases como “tengo seguro de caza, y si te disparo puedo decir que fue un accidente”. Informa Equanimal. Asimismo, algunos cazadores se echaron sobre uno de los defensores de los animales al que le arrancaron y rompieron uno de los carteles que llevaba para protestar contra la caza. Además pincharon y deshincharon las ruedas de algunos vehículos de los defensores de los animales.

Ante tales hechos, los activistas reclamaron la presencia de la Guardia Civil pero para su sorpresa los agentes que acudieron lejos de identificar a los cazadores agresores obstaculizaron la labor de los los defensores de los animales con identificaciones, retenciones, registros indiscriminados y otras intervenciones. Informa Equanimal.

La Fundación Equanimal pone a disposición los videos que documentan las agresiones denunciadas.

1694

Más de 10.000 personas se han adherido a la campaña de recogidas de firmas por Internet puesta en marcha por la organización Igualdad Animal contra el programa ’21 días toreando” que este jueves emite Cuatro.

En el programa, la periodista Adela Úcar se adentra en la vida de los toreros y el mundo de las corridas de la mano de conocidos matadores. “No es la primera vez que este programa nos muestra cómo es la vida de quienes acosan, torturan y matan a los animales. Así, en marzo de 2011, Adela convivió 21 días con cazadores profesionales, aprendió a manejar un arma y participó en diferentes monterías e incluso fue de safari a África, disparando a jabalíes, perdices y ciervos y acabando con la vida de varios animales durante el rodaje”, señala la asociación proteccionista.

A juicio de Igualdad Animal, “en televisión no todo vale con tal de obtener audiencia” y “fomentar prácticas que causan sufrimiento a otros individuos, como sucede con la caza y la tauromaquia, además de no aportar ningún valor positivo a la sociedad, promueve explícitamente la violencia hacia los animales como algo “normal” y perfectamente justificable”.

“El hecho de que en tan sólo 48 horas más de 10.000 personas hayan firmado nuestra petición, pone de manifiesto la creciente sensibilización que hay en nuestra sociedad sobre el sufrimiento de los animales y el rechazo que generan prácticas como la tauromaquia”, añade.

Igualdad Animal propone un ‘21 días’ sobre la vida de un activista por los derechos animales, y se ofrece acompañar a su presentadora para que descubra, en primera persona, qué motiva a alguien a invertir su tiempo y sus energías de forma desinteresada defendiendo a individuos que no son de su propia especie.

Fuente: lainformacion.com

2068

El lobo es un depredador al que se imputan más víctimas de las que causa. La picaresca y la posibilidad de sacarle un dinero extra a la administración motivan «reclamaciones falsas, a veces desarrolladas con sorprendente inventiva». Así lo destapa una investigación que durante siete años ha analizado 473 casos en el Principado y Zamora. Su conclusión: el 13% de los partes de la zona central de Asturias eran falsos y en el noroeste el trampeo abarcó el 15%.

El estudio lo han desarrollado el ambientólogo de la Estación de Doñana Jorge Echegaray, el biólogo Javier Talegón y los guardas asturianos Ángel Nuño y Xurde Gayol. Cada vez que localizaban un caso, se desplazaban a la escenario de los hechos para revisar «minuciosamente el entorno del suceso y los animales por los que se solicitaba indemnización».

Los investigadores reconocen que «es muy complejo separar las reclamaciones falsas de las que no lo son». Sin embargo, observaron casos inapelables, como uno «en Asturias en el que se llegaron a reclamar como daño de lobo los restos de una matanza casera». «También ha habido animales muertos por rayo o aislados en la nieve, pero reclamados como daño del lobo».

El trabajo ha sido publicado recientemente por la revista Quercus, acompañándolo de una escalofriante foto tomada en Asturias que muestra un ternero seccionado por la mitad. Según los investigadores, el animal falleció por causas ajenas a la depredación, pero luego su propietario manipuló el cadáver provocándole diferentes cortes para asemejarlos al ataque de un cánido salvaje.

En total, detallan hasta doce modalidades distintas de fraude descubiertas en Asturias. «Uno de los casos más frecuentes -apuntan en su artículo- son los daños causados por perros que, incluso a pesar de tenerse constancia de ello, son reclamados como de lobo». De esta manera no sólo se pretende obtener una compensación que ronda los 270 euros por cadáver presentado; también «se eluden responsabilidades derivadas de ataques de perros domésticos, a veces excesivamente agresivos y en ocasiones pertenecientes a la misma explotación que realiza la reclamación».

La manipulación de cadáveres tiene dos vertientes: la de quienes ocasionan cortes secos, aspirando a que se vean como causados por el lobo; y la de aquellos de quienes «abren la res en canal con el propósito de que los propios perros o los lobos, atraídos por el olor del animal, devoren el cadáver y distorsionen los posibles indicios».

Más allá del abuso, los autores advierten de las consecuencias políticas de los fraudes. Así, recuerdan que los rebaños son asustadizos y que hasta el ruido de un avión puede alterarles de forma que «tras amontonarse, las reses se pueden aplastar o asfixiar entre ellas». De ello se derivan «pérdidas muy elevadas y crear gran alarma social si se atribuyen al lobo».

El Principado autoriza batidas en función de los daños que constata. Para evitar la picaresca, los autores aconsejan habilitar un sistema de verificación pericial «paralelo al de pagos». La revisión de cada caso debería recaer en un equipo reducido y especializado para así «alcanzar mayor experiencia y minimizar la dispersión de información».

Entretanto, advierten contra la costumbre de «redactar el informe sobre los daños en presencia del solicitante para evitar posibles presiones». Solicitan que su aportación no sea presa de juicios precipitados: las reclamaciones falsas «no pueden generalizarse y, en este sentido, queremos resaltar la necesaria compatibilidad entre la ganadería y la conservación de la biodiversidad».

Fuente: elcomercio.es

LA PLUMA

2131
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

5099
Segundo programa de recetas veganas en la TVAnimalista y a cargo de la cocinera Zaraida Fernández. A través de sus consejos aprenderemos de forma fácil...