Etiquetes Entrades etiquetades amb "Barcelona"

Barcelona

546
Laura Fernández:
Laura Fernández

Charla de Laura Fernández sobre el impacto de las imágenes como catalizador de un cambio en nuestra consideración hacia los otros animales. Laura participó en las jornadas “Nuevos retos y estrategia en defensa de los animales” organizadas por El Hogar Animal Sanctuary durante el pasado 17 de diciembre de 2017. TVAnimalista estuvo presente y grabó algunas ponencias.

24296547_1679694598761757_2593936392350542072_n

622

Charla de Eze Paez sobre el antiespecismo como posición política. Paez es voluntario en Ética Animal y participó en las jornadas “Nuevos retos y estrategia en defensa de los animales” organizadas por esta entidad junto con El Hogar Animal Sanctuary durante el pasado 17 de diciembre de 2017. TVAnimalista estuvo presente y grabó algunas ponencias.

1481

La Raposa es un espacio de encuentro -situado en el Poble Sec de Barcelona- de Transfeministas, veganas y personas LGTBIQ. El grupo Bolleras Veganas iniciaron este proyecto hace pocas semanas y se constituyeron como cooperativa. En el espacio hay un bar, una sala para hacer charlas y talleres y una librería transfeminista.

Este video está realizado por idemTV.com y TVAnimalista.com

2412

Nuevo capítulo del programa “V de gust (Apetece)”, una nueva receta nutritiva e ideal para cocinar con niños y niñas: Filetes rebozados.

ingredientes:

250 g de judías
120 g pan rallado con especias
licuado de soja sin azúcar
120 g de gluten
90 ml de agua
1 cucharada de levadura (nutricional yest o levadura de cerveza)

1560

Coloquio organizado por Antropología de la Vida Animal. Grupo de estudios de etnozoologia, grabado el 11 de febrero en la Biblioteca La Sagrera-Marina Clotet de Barcelona alrededor de Santa Fiesta, de Miguel Ángel Rolland, un documental que nos sumerge en el corazón de las fiestas populares que implican explotación de los otros animales en el territorio español.

Moderado por Nuria Almirón (experta en comunicación), con la presencia del director del documental, Miguel Ángel Rolland, Mara Martínez Morant (antropóloga) y con María González Sola (veterinaria).

1814

Mesa redonda sobre el proceso de aplicación del método CES, Captura-Esterilización-Suelta (en inglés TNR, Trap-Neuter-Return), implica atrapar a todos o la mayoría de los gatos de una colonia, esterilizarlos y devolverlos a su territorio.

En esta mesa redonda se exponen 4 momentos distintos que viven 4 ciudades distintas: Madrid, Vitoria, Alacant y Sant Boi.

2776

El día 16 de julio, el colectivo Abriendo Jaulas, realizó una acción en el centro de Barcelona contra la industria de la violación, el orfanato y la muerte prematura que secuestra, roba y exprime a las hembras de otras especies y a su descendencia, con el objetivo de conseguir ese producto sangriento llamado leche, llamado queso, llamado lácteos.

Era una acción curiosa y diferente, pero en Barcelona todo es posible. Desnudas y con expresión deprimida, las activistas tenían conectados los pechos por tubos a recipientes donde se simulaba un ordeño automático de ubres, como el que sufren las cerca de 900.000 vacas explotadas en el estado español. Las vacas son violadas e inseminadas y su ternero o ternera, recién nacido, es separado violentamente de la madre para ser a su vez explotada para dichos lácteos, asesinada para carne de lujo o para ser engordado con el mismo fin. El engorde se realiza mediante preparados industriales bajos en hierro y sales (de ahí que dichos animales laman los barrotes de las granjas o las manos de las humanas, buscando nuestras sales), que garanticen la palidez de sus músculos. Las vacas son tratadas como máquinas orgánicas, circunstancialmente vivas. Son consideradas como mecanismos, y por lo tanto no adquieren ni siquiera el estatus de esclavitud, porque las máquinas han sido creadas para servir, no para tener anhelos propios de la vida y la libertad.

Imatge: Montse García
Imatge: Montse García

No fueron pocos los pseudoperiódicos y las personas que ridiculizaron y criticaron dicha acción. Es lógico y consecuente para el macho acomplejado hacer comentarios acerca de la mujer que no puede alcanzar, bien por su ideología, bien por su nivel intelectual, por su estupidez o bien por su torpeza. Es lógico y pronosticable que la gente que vive o apoya la cultura patriarcal de la dominación y la violación, comentaran y lanzaran sus absurdas opiniones al aire virtual. Es lógico y presumible que el macho abra su bocaza para continuar con la dinámica de estultez invasiva y la estupidización anormal que caracteriza al machismo. Lo ilógico, lo inesperado, sería que la cerraran. Que las machistas cerraran la boca, eso sería excepcional.

Es previsible también que el rigor periodístico de cualquiera dotada de poca objetividad y mínima comprensión sobre el tema de los lácteos, redunde en las publicaciones derivadas de la acción. Las personas adictas no piensan con congruencia.

La lactocaseína es un adhesivo presente en todos los lácteos, además de ser una proteína de efectos similares a los opiáceos, pues libera casomorfinas y genera una adicción de baja intensidad en las humanas, como el café o el tabaco. Esta adicción y la dificultad de “desengancharse”, empuja a comportamientos acérrimos en su defensa, tales como los de las personas resistentes a aceptar la realidad química de los lácteos.

Durante la acción en Barcelona hubo burlas, desprecio, insultos velados, comentarios machistas sobre la estética de las activistas, sobre cómo deberían ser para ajustarse al cánon impuesto por el patriarcapitalismo, sobre su vello, etc, para sumarse al abanico de despropósitos que acompañan al activismo por las personas no humanas, propio de una sociedad machihembrada a la rutina y a la discriminación de lo diferente. No falta quien opine que las activistas necesitan una buena polla, ofreciendo por supuesto la suya para el propósito.

Por alguna razón misteriosa, las activistas veganas que visualizan la realidad que ocultan las explotaciones inmisericordes del especismo, son atacadas, burladas con sarcasmos, agredidas física, verbal o emocionalmente, desprestigiadas, difamadas y ninguneadas de un modo casi sistemático entre la horda machirula. Por alguna razón misteriosa la persona que pasea el espacio público o virtual, cree tener su derecho a escupir su opinión irreflexiva para vulnerar con ella a las voluntarias y sobretodo a las víctimas no humanas. El cuestionamiento de los estándares de vida actual mediante la visualización de las víctimas son despreciados por el pensamiento antropocentrista imperante, y en el caso de la defensa animal no humana, es casi ineludible este tipo de situaciones. Nadie osaría criticar a un grupo de voluntarias que protestara en contra de la guerra entre humanas, pero en oposición a la guerra contra las no humanas, sí, porque al parecer, hay víctimas de primera, segunda y tercera clase en el imaginario de la ciudadana de a pie.

La lucha antiespecista es eminentemente hembra, sin embargo, no es proporcional el número de mujeres que llevan la voz cantante en las reivindicaciones de vida, libertad e integridad física que se reclaman para las especies de animales no humanas. Esto es debido a que el monopolio mediático y social sigue situando a los hombres en categorias de verosimilitud excluyente, armoniosas con el heteropatriarcado. Ese mismo motor precisamente causante del capitalismo brutal que sitúa a las vacas en el lugar de las cosas rentables, usando cíclicas crisis, crucifijos sangrientos u otras chucherías. Las mujeres y las vacas tienen un rol que cumplir ante los ojos de la sociedad, por eso se les sugiere o impone cómo tienen que comportarse, amenazándolas con los peligros de disidir, con la exclusión y las burlas, culpabilizándolas por su modo de vivir y la gestión de su propio cuerpo.

Si los hombres sufrieran durante una sóla semana lo que las mujeres padecen cada hora y cada día de sus vidas, desde la marginación socioeconómica hasta el acoso, las violaciones de espacio y voluntad, el paternalismo o la cosificación de sus expectativas, simplemente estallaría una revolución cruenta y sangrienta con cientos de millones de víctimas humanas, la de los testículos mancillados. Sin embargo cualquier subida de tono en la reivindicación femenina -bien sea en favor de la hembra humana o la de otra fauna-, es recibida como un ataque “feminazi”, cuando el feminismo es una cuestión de mínimos justos, de mínimos apenas… Las activistas de la acción barcelonesa recibieron la ignominia por partida doble: por ser activistas animalistas, y por ser mujeres. Por mi parte sólo un caluroso aplauso.

Tetas, lucha y oprobio por el control de las tetas, menosprecio al dolor intenso y constante de las mamíferas que pagan con sus vidas y sus muertes el precio del capricho de los paladares y la adicción social a las “drogas de siempre”. Risas cuando la mujer se alza por sus derechos y los derechos de las suyas, risas cuando deciden ser manada… Risas, porque la risa del macho en decadencia es la antesala de su miedo ancestral, del miedo a perder privilegios, a perderse el mejor cacho de carne, del miedo a estar bajo la bota y no dentro de ella, miedo a que las cosas cambien como irremisiblemente está sucediendo, miedo a perder el vigor y agresividad que en la leyenda otorga la depredación y la falta de escrúpulos.

Miedo a ser tratado como una mujer, miedo a no poder beberse un jodido vaso de leche.

——————

 

Xavier Bayle, artista plástico autodidacta en las disciplinas de poesía y prosa, dibujo y pintura, fotografía, escultura, instalación, video y performance. Artivista por la liberación animal y alérgica a cualquier tipo de discriminación social. Aburrida del sistema pedagógico decido ir por mi cuenta como lectora convulsa. Ahora vivo en Polonia, practico permacultura por respeto a la tierra y a la Tierra, ofreco productos veganos orgánicos y pinto bolsas en esa linea de acción. Hago cualquier cosa que pueda ayudar a los animales. Entiendo la lucha animalista como autodefensa, una extensión lógica de los derechos humanos, donde todas las individuas precisamos derechos fundamentales a vida, libertad e integridad, incluyendo en ellas prioritariamente el medio ambiente donde ejercerlas. ¿El sentido de mi vida?: contemplar la migración de las aves, contar todas las hojas de hierba y las olas del mar, vigilar que llueva hacia abajo y recoger nueces y setas.

LA PLUMA

429
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

3972
Zaraida Fernández nos cuenta en un nuevo capítulo del programa "V de gust (Apetece)" una nueva receta, nutritiva y muy fácil de elaborar: Ensalada...