Etiquetes Entrades etiquetades amb "Aústria"

Aústria

8604

La asociación VGT Verein gegen Tierfabriken ha presentado 3000 horas de vídeo tomadas en mataderos austriacos. Las imágenes fueron obtenidas en los 20 mataderos más importantes del país por denunciantes anónimos entre enero y octubre del 2015. Las denuncias ya están en marcha.

Un matadero es una cadena de montaje y como tal está diseñada. La única diferencia es que la pieza a procesar está viva, y quiere seguir estándolo. La mayoría de los animales vienen de granjas industriales, en las que apenas se pueden mover, y han sido transportados en plena noche, lo que les pone ya en un estado de alerta y estrés.

Al llegar al matadero son obligados a pasar rápidamente por pasillos y estrechas esclusas. Lo normal es que entren en pánico y traten de huir, o bien se queden paralizados por el miedo. Gritos, fuertes golpes y descargas eléctricas en zonas prohibidas como la cabeza, los genitales o el ano son los métodos que utilizan los operarios para conseguir doblegar la voluntad de los animales. Los chillidos de dolor y terror son perfectamente audibles en los vídeos.

A continuación llega el momento del aturdimiento, una práctica que debería evitar el sufrimiento animal, ya que la idea es que pierda rápidamente la consciencia. Esa es la teoría. Los vídeos muestran con terrorífica claridad cómo los métodos utilizados no garantizan en ningún caso una muerte sin dolor. La cámara de gas y el electroschock son los procedimientos más habituales.

En el primer caso, se introduce a los animales en una góndola, en la que se aumenta el dioxido de carbono de forma que obtienen cada vez menos óxigeno. Antes de caer inconscientes en esa estrecha cámara a veces a oscuras, a veces con una luz cegadora, sienten que no pueden respirar, que se ahogan. Muchos sufren ataques de pánico y se autolesionan tratando de escapar. Las imágenes de las góndolas llenas de sangre son testigos de la última lucha desesperada de estos animales.

El segundo método, el electroschok, no es mucho mejor. Es importante aplicarlo en el punto exacto para garantizar que el animal queda inconsciente el tiempo necesario para degollarlo. Animales en grupo, tratando de protegerse unos a otros, o bien solos en un tubo en el que apenas caben, aterrorizados. Bajo las condiciones en que todo este proceso ocurre, es bastante evidente que la precisión no es una prioridad de los operarios. Así que, en muchos casos, los animales quedan paralizados, pero siguen plenamente conscientes cuando se les cuelga de una pata y se les abre en canal.

Una agonía que queda patente en todos los vídeos y que no podemos seguir ignorando. El matadero “humano” no existe, y ninguna de estas prácticas es una excepción, sino la regla.
Las empresas ya han sido denunciadas por 19 violaciones de la ley de protección animal y del reglamento específico para mataderos. También se les denunciará por la violación del código penal en materia de tortura animal.

Aquí tenéis un resumen de los vídeos:

Se pueden ver matadero por matadero en estos enlaces.
Y aquí tenéis una petición por si queréis firmar (en alemán).

Informa: Lucia Arana

272922

2.186 personas, entre ellos varias celebridades, se “autodenuncian” en Austria en solidaridad con los defensores de los animales, todavía inmersos en lo que ha sido el proceso penal más caro de la historia de ese país. Sus autoinculpaciones se han presentado hoy ante la Fiscalía de Viena.

Aunque todos los y las activistas fueron absueltas hace meses en el famoso proceso contra el movimiento de los derechos de los animales, una sentencia de apelación del Tribunal Regional Superior de Viena ha levantado la absolución de 4 de los acusados. Para estos 4 activistas, esto significa que podrían tener que pasar hasta 5 años en prisión. La acusación: anunciar una campaña informativa legal, dirigida a los clientes potenciales de varias tiendas de moda, sobre las condiciones de las granjas peleteras, prohibidas en Austria. Hoy 2.186 ciudadanos y ciudadanas se han autoinculpado ante la Fiscalía Wr. Neustadt de Viena, después de enviar un correo electrónico a la empresa de ropa deportiva Eybl, en el que se anuncia la campaña.

El activista Martin Balluch, portavoz de la VGT y uno de los principales acusados en el proceso, hoy absuelto, declara: “La enorme resonancia de las autoinculpaciones no deja ninguna duda de que la mayoría de las personas no consideran un acto ilegítimo anunciar y llevar a cabo una campaña legal contra la peletería. Sólo cuando la comunidad jurídica considera ilegítimo un acto de este tipo puede ser perseguido de forma penal (según § 105 (2) del código penal alemán StGB). Teniendo la protección animal como un objetivo de estado en nuestra Constitución, no podemos considerar esto un delito”.

Y añade: “Greenpeace está realizando actualmente una campaña contra la firma Shell y sus perforaciones en el Ártico. La asociación Vier Pfoten (Cuatro Patas) está tratando de persuadir a muchas empresas para que dejen de vender foie. La protectora de animales de Salzburgo RespekTiere realizó presión sobre la empresa Metro para que dejara de vender langostas vivas. Y nosotros, desde la VGT, informamos a muchísimas empresas mediante campañas con el fin de que cambien su política comercial: la panadería Ölz, la pastelería AIDA, las empresas de pasta Wolf y Recheis, así como prácticamente todos los supermercados de Austria han dejado de vender y usar huevos de gallinas en batería. La sociedad está orgullosa de estos avances. Pero el Tribunal Regional Superior de Viena y el Fiscal Wolfgang Handler quieren hacer retroceder el tiempo hasta la época predemocrática. Ahora, con 2186 autodenuncias (que no paran de crecer), tienen la oportunidad de desfogarse. Estamos muy intrigados si la fiscalía, a la vista de estos números, continuará por esa línea o si violará el principio de igualdad de la ciudadanía ante la ley y denunciará sólo a aquellos y aquellas activistas defensoras de los animales a los que quiere sacarse de encima.”

¿Qué implica autoinculparse?

Cuando se firma la autodenuncia, se firma por una parte una petición a las empresas Eybl y Kleider Bauer (ambas grandes firmas de moda en Austria) para que renuncien a vender peletería, en la que se les informa también de que no se volverá a comprar en sus establecimientos hasta que dejen de hacerlo. Además, se informa de que se tratará de convencer a otros clientes para que tomen la misma decisión. Esto era algo totalmente normal y legal hasta ahora en Austria, pero la sentencia del Tribunal Regional Superior lo considera un delito.

Con la autodenuncia se envía al mismo tiempo un email al Fiscal Wolfgang Handler, en el que se le explica la acción y se le pide que la examine a la luz de la sentencia del Tribunal Regional Superior. No se admite haber cometido un delito, ya que los firmantes consideran que exigir el abandono de la peletería y amenazar con una campaña legal no es ningún delito. Simplemente se informa a la fiscalía y se le pide un enjuiciamiento.

Pero una autodenuncia no es una petición, conlleva un riesgo real de poder ser demandado. Si la Fiscalía toma en serio la sentencia del Tribunal, debería seguir una demanda. Pero, ¿contra más de 2000 personas?

Noticias relacionadas:

http://www.tvanimalista.com/es/2013/05/17/balluch-contra-la-republica-daustria/

LA PLUMA

3733
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

4977
El programa Cuina Vegana nos explica cómo hacer una Coca de San Juan sin ningún producto animal