Etiquetes Entrades etiquetades amb "agresiones"

agresiones

3165

Ayer, el pueblo de Cazalilla, Jaén volvió a festejar la “fiesta de la pava”. Un festejo que se realizó tras la procesión de San Blas, irónicamente uno de los 14 santos auxiliadores. Esta fiesta cruel ha sido sancionada económicamente desde hace 11 años, sin embargo ello no frustra a los 850 habitantes andaluces que reúnen anualmente los 2.001 euros de sanción para seguir festejando el sufrimiento animal.

La pava fue lanzada a las 6 y 10 de la tarde desde la iglesia de Santa María Magdalena. Cayó a plomo al suelo, sin prácticamente poder planear. Abajo fue recogida por una animalista que allí se había trasladado para salvar su vida. Sin embargo, hubo un forcejeo con los y las vecinas de Cazalilla, que finalmente se llevaron a la pava corriendo. No se conoce el estado de salud de la pava, a la que se la agarró por las patas y arrancaron multitud de plumas.
 

 

Año tras año los y las cazalilleras afirman que no se mata a la pava y sí se la guarda en un lugar seguro. No existen imágenes que corroboren esto. Desde la página web del Ayuntamiento se afirma que “quien consigue hacerse con ella la enarbolará en alto como un signo de triunfo y de suerte. La tradición requiere también que las mozas solteras que consiguen arrancarle una pluma serán pretendidas ese año por un mozo casadero”.

El origen de este festejo, actualmente denunciado por asociaciones animalistas como la Asociación Contra la Tortura y el Maltrato Animal (Actyma) y la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (Anpba), data de finales del siglo XIX cuando dos familias del pueblo estaban enfrentadas y el casamiento de sus familiares supuso la paz en la villa. La pava, entonces símbolo de riqueza y prosperidad, fue lanzada desde el campanario para festejar la armonía adquirida.

Tras el frustrado intento de liberación, las personas activistas fueron agredidas por el pueblo cazalillero. Además, diferentes periodistas fueron amenazados, entre ellos TVAnimalista, a quien se le arrebató y estalló la cámara contra el suelo.

Foto: Tras los Muros

1877

El agresor, el mismo que golpeó en la cabeza y la espalda a activistas mientras grababan los correbous en el municipio de Alcanar, en mayo de 2012, ha sido condenado de nuevo por una falta por lesiones y daños materiales, esta vez en Ulldecona.

En el juicio celebrado el pasado 19 de febrero y visto para sentencia final este miércoles 6 de marzo, se ha dado de nuevo la razón a las activistas, que fueron víctimas por segunda vez de las agresiones del señor M. M. R, quien trató de impedir que Aïda Gascón, denunciante y directora de la ONG AnimaNaturalis, grabara un correbou en el pueblo de Ulldecona, el 29 de agosto de 2012.

Durante el juicio, la denunciante declaró que se encontraba con dos activistas más de la organización, grabando un “bou al carrer” en Ulldecona, y que la multitud de aficionados y participantes del festejo las empezó a increpar. De entre esa multitud apareció de repente un hombre que empezó a empujar con las manos y con el pecho a la denunciante, mientras les gritaba, haciendo que esta reculase, y que de un manotazo tiró la cámara contra el suelo, causándole así daños técnicos.

Al juicio asistió el alcalde de Ulldecona como testigo, quien se limitó a explicar que no vio nada porque él llegó más tarde de los hechos ocurridos, aunque reconoció que el “ambiente estaba caldeado“. También en calidad de testigo acudió un miembro de la comisión de correbous, que negó todos los hechos, incluso negó que la denunciante llevara consigo una cámara de fotos. Gascón explicó que no solamente llevaba una, sino que llevaba varias, y que por ello pudo sacar una foto del denunciado (todo el material fotográfico de la cámara dañada se perdió, pero el de las demás quedó intacto).

La sentencia condena al señor M. M. R. como autor responsable de una falta de daños, con pena de multa de 20 días, a razón de 6€ por día, además de una indemnización de responsabilidad civil de 48,97€, así como el pago de la reparación por los daños ocasionados en el equipo fotográfico, por valor de 482,87€.

Nos está siendo muy difícil poder grabar correbous en las Tierras del Ebro” explica Aïda Gascón. “Nuestro objetivo es detectar y documentar posibles infracciones y casos de maltrato animal, pero parece que los organizadores y algunos participantes quieren impedir a toda costa que saquemos a la luz lo que ocurre en estos espectáculos“.

1937

Durante el pasado campeonato de caza menor de Ourense en xinzo de Limia activistas de la Fundación Equanimal llevaron a cabo una acción, en plena montaña, para proteger a los animales de las escopetas de los cazadores y concienciar a la sociedad acerca de la necesidad del respeto por los animales. “A pesar de que los activistas se limitaron a defender a los animales pacíficamente, los cazadores respondieron con amenazas y agresiones, encañonando a los activistas, amenazándolos de muerte y zarandeando a uno de ellos”, según explica Equanimal en nota de prensa.

Esta no es la primera vez que la violencia de los cazadores se manifiesta contra activistas e incluso contra reporteros de televisión que cubrían el evento. Por ello hoy, Equanimal ha invitado a Manuel Feijóo Castro, secretario de la Federación provincial de caza y director de la cacería efectuada, a mostrarle personalmente los vídeos de todas las acciones en las que ha habido agresiones y las denuncias interpuestas a los cazadores. Hechos que Manuel Feijóo niega rotundamente en declaraciones al periódico La Región.

En el campeonato de España de caza de zorros del 2011, los cámaras de varias televisiones fueron agredidos por cazadores mientras realizaban su trabajo. Asimismo, varios activistas fueron golpeados tras ser tirados al suelo, por lo que tuvieron que ser atendidos en un centro médico e interpusieron denuncia ese mismo día.
Los activistas vivieron situaciones parecidas el pasado 4 de febrero en el boicot al campeonato de España de caza del zorro que se celebró en Barbanza donde los cazadores les amenazaban con frases como “tengo seguro de caza, y si te disparo puedo decir que fue un accidente”. Informa Equanimal. Asimismo, algunos cazadores se echaron sobre uno de los defensores de los animales al que le arrancaron y rompieron uno de los carteles que llevaba para protestar contra la caza. Además pincharon y deshincharon las ruedas de algunos vehículos de los defensores de los animales.

Ante tales hechos, los activistas reclamaron la presencia de la Guardia Civil pero para su sorpresa los agentes que acudieron lejos de identificar a los cazadores agresores obstaculizaron la labor de los los defensores de los animales con identificaciones, retenciones, registros indiscriminados y otras intervenciones. Informa Equanimal.

La Fundación Equanimal pone a disposición los videos que documentan las agresiones denunciadas.

LA PLUMA

3349
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

5162
El programa Cuina Vegana nos enseña a cocinar la tradicional tortilla de patatas. Ingredientes para 6 - 8 personas: 5 – 6 patatas rojas medianas. 2 o...