Etiquetes Entrades etiquetades amb "abolición"

abolición

2446

El pasado miércoles 14 de mayo se presentó en Barcelona “El triunfo de la compasión” nuevo libro del filósofo Jesús Mosterín editado por Alianza Editorial. En la presentación participaron Silvia Barquero, presidenta de PACMA, quien consideró el libro como una herramienta imprescindible para poder cambiar la situación actual de los animales.

Marta Tafalla, profesora de filosofia de la Universitat Autònoma de Barcelona, hizo una comparación de “El triunfo de la compasión” con el documental de propaganda nazi “El triunfo de la voluntad” para recordar que Mosterín en su libro defiende todo lo contrario al fascismo y que en nuestra mano está favorecer el desarollo de la empatía.

 

 

“El triunfo de la compasión” es la culminación de la larga reflexión filosófica, histórica, biológica y ética del autor sobre nuestra relación con los otros animales. El autor analiza temas controvertidos, como la compañia, la ganaderia y la alimentación, los espectáculos de la crueldad, la caza y la pesca, o los dilemas éticos en la investigación biomédica. la extinción de especies y el deteriorio del medio ambiente.

El libro se centra en la ética de la compasión y promueve la consideración moral de todos los animales, lo que, para Mosterín, no implica que sean iguales a los humanos pero sí merecedores de respeto.

2393

Este fin de semana Tarragona ha acogido las Primeras Jornadas por la Liberación Animal organizadas por la Plataforma Iniciativa Animalista y Libera!. Las jornadas han incluído charlas, presentaciones de proyectos, pase de documentales, debates, coloquios y comidas y *vermutades populares. Entre otras propuestas, la licenciada en Historia y post-graduada en Derecho Animal por la UAB, Helena Escoda presentó una mirada biocentrista en la que con un sintético recorrido desde la pre-historia hasta la historia más reciente, desmitificó ideas que se han perpetuado desde el racismo, el sexismo y el especisme. Escoda explicó la proximidad genética con otras especies como los chimpancés o los bonobos para desmitificar algunas ideas sobre la superioridad del ser humano. Así mismo, dio unas pinceladas sobre el nacimiento de la esclavitud de manera casi simultánea a la domesticación de los animales y los argumentos utilizados para justificar el abuso que no distan mucho de los actuales que justifican la explotación animal. Escoda propuso un punto de vista en el cual todas las formas de vida del planeta cuentan, puesto que todas somos partícipes de la rica biodiversidad y de la historia de la Tierra.

Jesús Frare, activista y miembro de la PIA, de la Folgansa de Algemesí y de la CAC realizó una intervención sobre el linchamiento público de los toros en los Países Catalanes, conocidos como “correbous” o “toros en la calle” que se nos presentan como un hecho tradicional, socializador, identitario y festivo. En su charla desmitificó las diferentes justificaciones que dan los partidarios de la fiesta y animó a los y las asistentes a continuar luchando para abolir esta gran injusticia.

Antoni Infante, cofundador de la PIA e impulsor de la Plataforma Carles Pinazo relacionó el comunismo con su objetivo de crear un mundo libre de toda opresión y la explotación y afirmó que “a menudo olvidamos que todas las especies animales somos objeto de explotación, y donde las oprimidas de clase pasan a ser opresoras de especie. Como especie humana nos manifestamos contrarias a la explotación de clase, pero mantenemos a la vez un estatus de opresión, represión y muerte por encima de las otras especies animales y el planeta al consumir productos de origen animal”. Aun así explicó que “el socialismo no puede permitirse soportar la hipocresía de estar haciendo la revolución a espaldas del resto de animales que conviven con los humanos, la liberación tiene que ser total”. Infante quiso recordar que nunca el infierno al que son sometidos los animales había tenido las dimensiones actuales donde más de 50.000.000 de seres vivos son torturados cada año.

En estas jornadas, también han estado presentes: Carlos López, que coincidiendo con el décimo aniversario de Libera! explicó la trayectoria, la metodología y los resultados obtenidos por la asociación. También participó como ponente Laia Galeano, responsable de de los animales rescatados en el refugio-santuario de “La Bassa”. La charla “Feminismo, LGTBI y liberación animal” fue expuesta por Eva Benet y la activista Anna Carbonell presentó la Plataforma Legislativa por los Derechos de los Animales Urbanos de las comarcas del Camp y las Tierras del Ebro (PLDAU). Las jornadas se desarrollaron con la colaboración del Ateneo Libertario Alomà y el Casal Popular de la Sageta de Foc.

Informa Cristina Garcia. TVA Tarragona

2693

Algo sobre mi, para empezar pero sin aburrir. Desde bien joven me fascinaron los libros y los documentales sobre animales (sí, los “de la 2″), era una de aquellas histéricas que los veía todos y -siendo pasional como soy-, literalmente devoraba las páginas y los minutos de grabación, trémula y arrebatada por cajitas que se abrian a civilizaciones mucho muchísimo más interesantes que la triste gloria humana, basada en la poesía y en las bombas nucleares, en la música clásica y la violación de bebés o en la tecnología automovilística y la explotación animal. Yo era una persona enamorada de la naturaleza, y lo sigo siendo, a falta de un modelo mejor dentro del entorno humano en que de momento vivo.

Dejo escrito esto, abiertamente en contra de las personas que pretenden que analizándolo todo se pueden comprender las cosas, las cuales realmente se entienden con el corazón, con los intestinos, con el deseo de la vida y de la paz, herramientas mucho más antiguas y significativas que un perverso cerebro dispuesto a perdonar la alevosía y la mezquindad o a institucionalizar el asesinato.

Luego me dediqué a la fotografia natural, fotografié mucho arquitecturas, personas humanas, sucesos ciudadanos… pero nada superaba la devoción con que captaba la belleza del romero en flor, el canto de la perdiz, la cópula aérea del Anax imperator, el vuelo del buitre leonado… Las horas transcurrían entre cantos de cigarra, viento, calor y mosquitos en el escondite camuflado donde aguardaba la llegada de las eminentes habitantes del sotobosque, del monte, de los prados y los riscos; y esas horas se convertían en preludios del momento en que podia cazarlos y empaquetarlos en emulsiones fotosensibles. Dejé de fotografiar cuando supe que Kodak tenia contratos de compra de los huesos de todos los corderos del Reino Unido, porque con ellos se hacia gelatina para los carretes de fotos. Entonces no había tecnología digital, o dejabas de fotografiar o financiabas la tortura y el genocidio animal. Yo dejé de fotografiar.

Ya con la llegada de una cierta calidad, pude empezar a trabajar en formato virtual, por eso ahora me dedico mucho al video, y sigue apasionandome, como hace 25 años, la flor del tusílago y el vuelo de los buitres. Ahora lo grabo, con el ánimo de Gregory Colbert y Patrick Rouxel, pero sin su talento. Es importante mostrar a la gente la sublime belleza de la naturaleza, para preservarla mejor. Es importante documentar los centros de explotación de no humanas, tanto como conservar los archivos visuales del genocidio nazi y stalinista, chino, mexicano o los de cualquiera de las matanzas que invariablemente todas las políticas han cometido contra sus pueblos, porque las palabras se pierden, se (mal)interpretan y se tergiversan, o simplemente no cuentan bien la historia, en cambio no hay nada más elocuente y fidedigno que la muda mirada de un cordero a punto de convertirse en cosa/carne, la visión de la vagina infectada de una perra de raza en una miserable jaula de cria, la tristeza criminal de una niña atada a una silla en un orfanato chino, el crujido en mil pedazos de un árbol selvático talado, el terrible terrible sufrimiento de los osos luna con el hígado expuesto para el ordeño de su bilis… y millones de casos de imperdonable oscurantismo que cometemos contra las inocentes.

Hay que grabarlo todo, minuciosamente, mostrarlo para que la gente se vea reflejada en sus propias acciones u omisiones. La buena gente cambia, la mala confirma la especie. En la permisión o no de ciertos crímenes podemos hablar del bien y el mal, que no nos confunda la indiferencia ni la ambiguedad.

Pero en este texto queria hablar de los documentales de la 2 tambien, y en especial los de National Geographic. Sigo hoy día viendo cientos de películas, cortos, documentales, sobre las civilizaciones y sociedades no humanas, lo mal que lo pasan a veces, lo bien que lo pasan, y aprecio en casi todas ellas una cierta disneyficación de la realidad, que ayuda indudablemente a mostrar recelo (incluso entre las mismas veganas), sobre la vida de los animales no humanos. Disneyficación a la inversa, donde se nos muestra el lado áspero de vivir en la naturaleza, como se mostraba la guerra fictícia en “1984” de Orwell, con objeto de que nos sintamos a gusto en nuestra segura y calentita sociedad esclavista

Pero la vida de los animales no humanos ¿es gloriosa o miserable?, ¿espeluznante o sublime?. Dichos términos siempre los usamos comparativamente a nosotras mismas, no solamente porque seamos el mejor material de experimento que conocemos (basado en nuestra capacidad de verbalizar), sinó porque somos el único fehaciente que poseemos; olvidando unilateralmente que juzgamos y sojuzgamos con él, analizando y sometiendo el universo a nuestro punto de vista, tal y como hace la religión.

La vida de los animales no humanos está básicamente protagonizada por dos actrices: el deseo de la vida y el deseo de la libertad, ambos vinculados por el más fisiológico, el de no sufrir. En estos escenarios, los animales no humanos tienen mucho que enseñarnos -casi todo por lo que aparenta-, pues las humanas parecemos haber olvidado esas dos reglas universales para lo vivo y sintiente, y que son el deseo de seguir estándolo y de hacerlo por propia voluntad, espacial y temporal. Las no humanas saben de vivir y de morir, y saben de estar libres, en estos tres aspectos se defienden mucho mejor que nosotras.

Sin embargo esa disneyficación de la que hablaba muestra tendenciosamente a las no humanas en diversos momentos trágicos de sus vidas y sus muertes, instantes que armonizan con el espectáculo mediático de constante shock, mediante cazas, asesinatos, devoraciones, crueldad y violencia. Doctrinas de impacto el cual acaba convirtiendo a la espectadora en objetivo de un bombardeo de información subrepticia y una absurda máquina de demandar MÁS y MEJOR, en una insaciable ninfómaniaca incapaz de apreciar la exquisita belleza de una simple hoja meciéndose a la brisa o de un chimpancé durmiendo. Dormir y mecerse, simplemente.

Porque, siendo objetivas, ¿qué sabemos de guepardo?, por ejemplo, pues que es el más veloz depredador terrestre, y que cuando corre tanto es porque está cazando. Observemos que ese aspecto de su vida representa apenas el uno por ciento de ella -y no por placer, sinó para sobrevivir, en contra de las costumbres humanas-, sin embargo es el centro de atención de su nombre y su sapiencia entorno a él, su rasgo distintivo, su identidad. El resto de la vida no obstante (el 99 por ciento) la dedican a rascarse la panza al sol, jugar, restregarse con los árboles, expeler ventosidades, dormir como benditas, y estornudar o mascar hierbas para purgarse. Pero mostrar eso no vende, eso no atrae, no derrama sangre ni nutre la idea de la naturaleza feroz, que es de lo que se alimenta nuestra fascista sociedad: del miedo.

El miedo a lo desconocido, el miedo a las demás, el miedo al miedo ( la base de la sociedad propuesta por Orwell en 1984 )… todas las modalidades de miedo son bien vistas en una pelicula o un libro que pretenda ser popular. Alimentando a las bestias humanísimas del capitalismo rentier, del sexismo, del racismo, la xenofobia, el ageismo, la homofobia… El miedo levantando ladrillo a ladrillo, muros y checkpoints, alambradas y factorias-granja, reformas al derecho de interrupción del embarazo y templos a cualquier religión, decretos ley y permisos de caza, el miedo construyendo armamentos y deudas externas, mataderos y conflictos armados, hambre, pobreza, corridas de toros, inmisericordia, omnivorismo, egocentrismo. Miedo egocentrista para que odiemos a la vecina y compitamos por la mejor porción de la carroña, como nos sugieren los documentales al uso. Miedo a vivir, miedo a morir, miedo a la libertad.

Miedo a la vida y a la libertad, ese podría ser el resumen de este texto y de la panestructura social, el pánico a la naturaleza es nuestro pánico a estar realmente vivas y a hacerlo libremente -con el respeto para las demás que por definición exige, si no queremos ser tratadas como esclavas o muertas-. Reconciliándonos con la naturaleza tenemos una posibilidad de vivir nuestras vidas y morir nuestras muertes, y lo más crucial de todo: de hacerlo con total control de nuestros deseos, emociones y decisiones, siempre y cuando ellos no restrinjan las decisiones, emociones y deseos de las demás. Ser y estar, libremente, hasta el momento de nuestra muerte.

 

Xavier Bayle, artista plástico autodidacta en las disciplinas de poesía y prosa, dibujo y pintura, fotografía, escultura, instalación, video y performance. Artivista por la liberación animal y alérgica a cualquier tipo de discriminación social. Aburrida del sistema pedagógico decido ir por mi cuenta como lectora convulsa. Ahora vivo en Polonia, practico permacultura por respeto a la tierra y a la Tierra, ofreco productos veganos orgánicos y pinto bolsas en esa linea de acción. Hago cualquier cosa que pueda ayudar a los animales. Entiendo la lucha animalista como autodefensa, una extensión lógica de los derechos humanos, donde todas las individuas precisamos derechos fundamentales a vida, libertad e integridad, incluyendo en ellas prioritariamente el medio ambiente donde ejercerlas. ¿El sentido de mi vida?: contemplar la migración de las aves, contar todas las hojas de hierba y las olas del mar, vigilar que llueva hacia abajo y recoger nueces y setas.

2736

Naciones Unidas (ONU) se ha pronunciado de forma expresa en contra de que los y las niñas participen y asistan a eventos taurinos como resultado de la revisión de un informe sobre Portugal, infancia y tauromaquia presentado por la Fundación Franz Weber en el marco de su campaña Infancia Sin Violencia.

 

 

2934

El Cuarto Hocico dice ser una Protectora Virtual llevada por niños y niñas. Es mucho más. El Cuarto Hocico es el despertar de esos niños y niñas a la verdad del trato que los humanos dan a los animales porque su maestro fue capaz de convertirlos en investigadores y en transformadores de esa verdad. Este libro cuenta esa historia cargada de futuro.

 

 

2160

Por noveno año consecutivo la organización Animanaturalis ha organizado el acto “Sin piel”. El domingo pasado, medio centenar de activistas protestaron desnudos y manchados de sangre en una performance en el centro de Barcelona para poner de manifiesto la crueldad que se esconde detrás del negocio de la industria peletera y para conscenciar a la población que actualmente hay alternativas al uso de la piel, el cuero, la lana y la seda.

 

 

Para hacer un solo abrigo de piel se necesitan 60 visones, 20 zorros o 250 chinchillas. Anualmente 60 millones de animales son asesinados en todo el mundo para comerciar con sus pieles.

3331
will potter periodista journalist

Mientras el gobierno estatal prepara la ley de seguridad ciudadana que limitará gravemente el derecho de manifestación y que claramente supone una persecución y criminalización de la protesta social, este pasado fin de semana el prestigioso periodista estadounidense Will Potter estuvo impartiendo conferencias en Madrid y Barcelona con motivo de la presentación en castellano de su libro “Los Verdes somos los nuevos Rojos: Una mirada desde el interior de un movimiento social acosado”.

 

 

En él analiza cómo, desde el 11-S, existe una agenda represiva en Estados Unidos impulsada por las grandes corporaciones que bajo la retórica del término “ecoterrosimo” está persiguiendo y criminalizando al movimiento ecologista y animalista. De cómo son estas mismas corporaciones las que impulsan leyes antiterroristas para que sean aplicadas a los activistas, teniendo como resultado que haya personas que han ingresado en prisión simplemente por llevar una página web o que haya activistas que se enfrentan a cargos de terrorismo por escribir slóganes con tiza en la acera.

En palabras del autor “Está represión de la que hablo es corporativa, son estas empresas las que están impulsado estas leyes para criminalizar a los activistas y proteger sus intereses económicos. Y como las corporaciones no tienen fronteras, están exportando este modelo a otros países para que sea aplicado con el mismo éxito. Ya está ocurriendo en países como Alemania, España, Austria o Finlandia”. “En el estado español ya se ha utilizado el término “ecoterrorismo” para referirse a activistas por los derechos animales, y esto no ha hecho más que comenzar”.

Las conferencias en La Casa Encendida en Madrid y en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona fueron un éxito de afluencia de público y el autor estuvo firmando libros con los asistentes.

Will Potter es un premiado periodista independiente que reside en Washington D.C. Potter centra su trabajo en el análisis de la pérdida de libertades civiles que han sufrido, entre otros, el movimiento ecologista, y el movimiento por los derechos de los animales después del 11 de septiembre. Ha escrito para publicaciones como el Chicago Tribune, el Dallas Morning News y el Legal Affairs, llegando a dar testimonio de sus informes en el Congreso de los Estados Unidos.

3930

Desde hace algunos años, el Institut Català d’Antropologia acoge a un grupo de trabajo con un enfoque diferente y muy novedoso. El “Grupo de Antropología de la vida Animal” investiga, reflexiona y discute sobre las relaciones que establecemos en nuestra sociedad con los animales no humanos.

Recientemente, con motivo del nuevo alanceamiento de un toro en Tordesillas, este grupo de científicas defensoras de los animales ha dejado muy clara su posición emitiendo un comunicado en respuesta al llamado ” Manifiesto Universitario Pro Toro de la Vega”.

 

 

4657

El programa de entrevistas “Enfoc” en el que se hablan de los diferentes aspectos que afectan a la vida de los animales, cuenta en su tercera edición con la licenciada en Historia y Posgrado en Derecho Animal en la UAB, Helena Escoda. En la entrevista se argumenta cómo se ha contado siempre la Historia desde un punto de vista especista.

 

 

La Historia ha estado gravemente condicionada por las injusticias, por la discriminación a partir de las diferencias lógicas para el desarrollo de la vida, para la riqueza natural de nuestro planeta y el buen funcionamiento de los ecosistemas.

Todos somos terrícolas, todos los organismos hemos evolucionado a partir de los mismos organismos hasta crear una rica biodiversidad en el Planeta, todos descendemos de la misma mujer, y machos y hembras somos imprescindibles en nuestra especie, somos todas y todos, a pesar de las diferencias, la misma materia evolucionada y quizá, los seres humanos solamente seamos un accidente de la evolución.

2419

No ha podido ser. Tampoco este año las manifestaciones, firmas y protestas de miles de ciudadanos han sido suficientes para salvar la vida de Vulcano, que ha muerto asesinado a lanzazos el 17 de septiembre a las 11.15h en la Vega de Tordesillas.

Las protestas han llegado de todas partes y han sido más numerosas que nunca. Además de la masiva manifestación celebrada el sábado en Madrid, un grupo de 200 defensores de los animales ha acudido a la localidad vallisoletana para tratar de ocupar el recorrido del toro. La Guardia Civil les ha cerrado el paso con un dispositivo especial, aunque esto no ha impedido que hayan sido increpados e incluso apedreados por los lanceros.

 

 

Además de Vulcano, linchado y ejecutado, 7 personas han resultado heridas. Entre ellas una defensora de los animales cuya foto con la cabeza sangrando por una pedrada ha circulado por las redes, aumentando la indignación y el malestar. El periodista Pedro Armestre ha tenido que ser intervenido por una cornada en el muslo.

Ya por la tarde, diferentes ciudades de España han sido escenario de concentraciones simultáneas en memoria de Vulcano: Barcelona, Bilbao, Sevilla, Gijón, Alicante… cientos de personas se han sumado a la repulsa por la bárbara celebración convocadas por la Plataforma por la Dignidad Animal.

Como decía el escritor Julio Ortega en su manifiesto:

Nosotros lloramos lágrimas de sangre al pensar en Vulcano y ellos hicieron brotar lágrimas transparentes de sus ojos y rojas de su cuerpo al atravesarlo con sus lanzas.

Ellos no quieren cámaras que los graben y nosotros gritamos en cada despacho, en cada calle, en cada rincón.

Por eso, ellos son el pasado y nosotros el futuro.

Foto: Pedro Armestre

LA PLUMA

2573
En la charla de las II Jornades veganes de Benissa, tuve que pasar demasiado rápidamente por encima de esa patética masculinidad que se esconde...

NUTRICION

5123
En la TVAnimalista estamos de estreno, nuevo programa de recetas veganas a cargo de la cocinera Zaraida Fernández y desde su cocina. A través de...