Tordesillas d’Or… ciudad de aberraciones

Tordesillas d’Or… ciudad de aberraciones

2821

Nuevo eslogan del programa de LaSexta El Informal, y es que el gran Wyoming y su equipo siempre han seguido las desventuras de Tordesillas durante las fiestas de la Virgen de la Peña, con el toro alanceado, los lanceros, el alcalde y la sorprendente impermeabilidad que tienen las autoridades cómplices hacia las críticas que les caen cada año desde la otra parte. Pero es que además, los hechos que han tenido lugar en este reducto del maltrato animal han superado este año todos los límites, incluídos los del torneo, que ha sido declarado nulo por sus propios organizadores. Quizá, y dentro de sus trasnochadas normas sobre el honor, lo hayan hecho deseando limpiar la deteriorada imagen de este pueblo.

Mas de 10 años luchando contra este esperpento, en el que unos villanos alancean a un toro hasta la muerte. Asqueados de las fiestas populares con maltrato animal decidimos plantarles cara de una vez por todas, empezando por una de las que más sorprende por su caspa y cutrerío. Desde el 2005, en que tuvo lugar la primera y única manifestación en que pudimos entrar en el corazón de Tordesillas a ritmo de marchas militares, bastones en alto y multitud de efectivos de antidisturbios y guardia civil, muchas cosas han cambiado, excepto la actitud de los que no parecen poder ni querer evolucionar.

La cita de los animalistas para luchar contra esta crueldad ha sido año tras año puntual, para al menos, no dejar sola a la víctima. Polémica acompañada de debates, crítica social, periodística y política, año tras año la indignación de la razón ha ido creciendo de manera inversa a la obstinación de los que defienden que la vida de un animal puede ser atravesada por las lanzas de un puñado de cobardes a los que unas leyes obsoletas les dan licencia para matar.

Tras la multitudinaria manifestación del domingo anterior al alanceamiento que congregó alrededor de 90.000 personas en Madrid y en la que dieron la cara personajes famosos, llega la movilización del martes en la que se intenta evitar la muerte del animal. Pero todo aquel que ese martes 15 de septiembre de 2015 visitara Tordesillas en calidad de turista, en coche, autocar e incluso a pie, recibía el alto de la Guardia Civil que hacía abrir bolsos y mochilas, pedía el dni y requisaba todo aquello que pudiera parecer “peligroso”. Mientras tanto, los tordesillanos se paseaban con sus bastones y profiriendo insultos a los que ellos creían identificar como antitaurinos.

Poco antes de comenzar el torneo, la presencia de la Guardia Civil era prácticamente inexistente, mientras los lanceros y ciudadanos de Tordesillas andaban mezclados con los activistas y bajo la lluvia retumbaban los ya consabidos “hijos de puta”, “terroristas” o “yo soy español”, envueltas por banderas de España con el toro de Osborne. Al poco rato, se adentran los lanceros a la Vega con sus caballos para arrollar a los que resisten para salvar a Rompesuelas, que hace su aparición casi de inmediato ante el centro de la protesta. Los animalistas han de correr a las talanqueras donde los tordesillanos les impiden subir con un “no queríais toro? Pues tomad toro!”.

Rompesuelas trota manso y confiado de manera desconcertante tras los que le conducen a su muerte. Cualquier cambio en su comportamiento hubiera sido especialmente fatal para los activistas que se hallaban encadenados y sin posibilidad de huir. La Guardia Civil sigue sin aparecer….., y aunque momentos antes se había personado un efectivo para sacar de la escena a una activista que iba con muletas, no informó de que Rompesuelas podía hacer su aparición en breve.

Como de costumbre, varios activistas heridos y periodistas agredidos por tordesillanos completamente ebrios. Tras el paso de los lanceros con el rabo de Rompesuelas clavado en una de sus lanzas, un último golpe de efecto será el transportín con un pequeño animal dentro para que, según dicen, los niños tordesillanos vayan aprendiendo los valores de su pueblo. Algunos testigos aseguran que era un gato y su pequeño cuerpo sin vida fué presuntamente visto poco después. El hecho se está investigando para ser denunciado.

Las leyes vulneradas son tan numerosas que el alcalde ha sido llamado a declarar. Ese mismo alcalde que dió la orden de salida del toro sin comprobar que los activistas habían sido desalojados, el mismo que ha calificado de “chantaje” la oferta para que más de cien artistas actuaran gratuitamente a cambio de suspender el torneo, en un festival que hubiera llevado auténtica cultura y otro tipo de turismo.

Tordesillas D’Or, ahora sí que no hay marcha atrás y lo has ganado a pulso, aunque en este caso dudo en si darte la enhorabuena. Ya formas parte de manera irremediable de la historia más negra de este país.

 

Soy vegana. Fui una de las fundadoras de Libera! y presidenta hasta 2009, así como delegada del PACMA en Barcelona en su primera etapa. Organicé el primer autocar que salió desde Barcelona hacia Tordesillas en 2005, en una cruzada contra las fiestas populares con toros que luego me llevó a formar parte de la organización en la primera y única manifestación en Coria (Cáceres) contra el llamado “Toro del acerico”, y Medinacelli (Soria) contra el toro de fuego. También formé parte de la organización de la más numerosa manifestación antitaurina en Barcelona desde 1992, previa a la prohibición de la tauromaquia en Cataluña. Ahora voy por libre, aunque soy portavoz del refugio-santuario Proteger los Inocentes (Lleida).