Este verano los veggie runners Alberto y Pedro han hecho realidad un nuevo reto, el año pasado consiguieron hacer El Camino de Santiago Non-Stop y este han puesto el listón más alto, una ruta de costa a costa, transpirenaica de Perpinyà a Cantabria, 653 Km con la voluntad de demostrar cómo de óptimo es el rendimiento físico los deportistas veganos.