Atendiendo a una antigua reivindicación vecinal, el pasado 31 de diciembre el Ayuntamiento de Gijón ordenó el comienzo de las labores de limpieza del solar junto a la gasolinera de Foro, en el gijonés barrio de Pumarín, hogar de una colonia felina registrada según las normas municipales y de varios erizos pertenecientes a una especie protegida. Para el desarrollo de dichas tareas se tuvo que utilizar maquinaria pesada de gran envergadura.

Desde el inicio de la limpieza del solar, coincidiendo con el hallazgo de varios erizos víctimas de las mismas, las personas encargadas de la colonia y las asociaciones Adoptastur, Alma Animal Asturias, Cepesma y Gijón Felino, exigieron al Ayuntamiento su inmediata interrupción para proteger temporalmente este espacio y poder proceder al rescate y traslado seguro de todos sus habitantes.

Lucía García Serrano de Foro Asturias, titular de la concejalía de Urbanismo, y dentro del mismo Ayuntamiento que exige el censo de las colonias felinas, concedió una tregua en los trabajos. Tras una intensa labor de vigilancia y limpieza por parte del voluntariado se logró el rescate de 13 gatos y 10 erizos, hasta que el tiempo inicialmente concedido se agotó y el pasado lunes 12 a las 8:00 horas volvía la maquinaria que, escoltada por la Policía, acabó por arrasar el solar de Foro.

Los y las voluntarias trabajaron hasta ese último minuto, pero la prórroga concedida resultó insuficiente para rescatar con vida a todos los gatos y erizos que allí vivían. El inicio de las obras ya había alterado las condiciones de vida y costumbres de estos animales y el día 12 aún restaban por recuperar 5 gatos censados y un número indeterminado de erizos. Las numerosas peticiones que rogaban más tiempo para seguir trabajando fueron desestimadas y la limpieza siguió adelante ante la impotencia de los y las voluntarias.

Brujita, una gata esterilizada y censada a cargo de fondos municipales resultó ser una víctima más ya que atemorizada acabó atropellada en su huida y fallecía en el acto. “Penosas consecuencias para una limpieza, que si bien se considera necesaria, se llevó a cabo unilateralmente y con una urgencia difícil de justificar.” Se lamentan las asociaciones.

Desde Adoptastur, Alma Animal Asturias, ANADEL, Gijón Felino y PACMA reclaman al Ayuntamiento de Gijón que: “mantenga una línea de coherencia con las campañas de control de colonias felinas que tiene en marcha”. Asimismo piden que valoren los esfuerzos de numerosos colectivos, que trabajan en la misma línea, y que sus opiniones y experiencia sean consideradas y sopesadas en la toma de decisiones que afecten a los animales.