La CIPAC denunciará a los Ayuntamientos del Baix Segre que mataron perros asilvestrados sin sopesar otra solución.

La CIPAC en representación de las 120 entidades adheridas ha solicitado los servicios de Iuris Animal abogados quienes presentarán una denuncia ante la justicia por incumplimiento de la ley de protección animal y la matanza indiscriminada de los perros.
LA CIPAC entiende que los Ayuntamientos del Baix Segre (Aitona y Seròs) son los responsables de la matanza de las ovejas que tuvo lugar hace unas semanas en el municipio de Seròs supuestamente, por una manada de perros, por dejadez de sus funciones y de su responsabilidad en la recogida de los animales abandonados de sus municipios durante años.

La alcaldesa de Aitona y portavoz de CiU en la Diputación de Lleida, Rosa Pujol, llegó a afirmar rotundamente que no tenía la obligación de contar con un servicio de recogida y acogida de animales abandonados, admitiendo que incumplía la ley y denotando un desprecio absoluto hacia el esfuerzo que realizan la mayoría de ayuntamientos que sí cuentan con este servicio.
También argumenta la comisión de entidades que la decisión de matar a los perros fue una medida innecesaria y precipitada, que los animales podían haber sido capturados y llevados a un refugio donde pudieran ser adoptados por familias adecuadas.
Desde Generalitat, Ayuntamientos y el Jefe de los Agentes Rurales en Lleida, han querido vender ante los medios que los perros eran muy peligrosos y agresivos, cuando la realidad es que estos animales huían de los humanos y no habían atacado a ninguna persona. Como se puede observar en las imágenes que corresponden al único perro adulto capturado vivo, en el momento en que pasó a manos de una entidad de protección animal, se mostró dócil con los voluntarios y sin manifestar agresividad en ningún momento , todo lo contrario. Y eso teniendo en cuenta que fue utilizado de cebo dentro de una jaula para intentar capturar a los otros perros durante una semana, lo que le podría haber traumatizado enormemente.

Son legales las redadas?

La CIPAC duda de la legalidad de estas batidas autorizadas a los cazadores por la Generalitat porque, según el Artículo 19 de la Ley de Protección Animal de Catalunya “corresponde a los ayuntamientos la captura en vivo de perros, gatos y hurones asilvestradas por medio de la inmovilización a distancia “. Y sólo “en caso de que la captura por inmovilización no sea posible, el departamento competente en materia de medio ambiente debe autorizar excepcionalmente el uso de armas de fuego”.
La CIPAC y el bufete de abogados Iuris Animal estudia denunciar a Medi Natural por emitir una orden de matar perros con armas de fuego, al considerar que estas resoluciones fueron emitidas sin la justificación necesaria que impone la ley ante estos casos excepcionales y con absoluta falta de rigor y control.

Y no deja de ser sorprendente que se autorice una acción como ésta en ayuntamientos que no disponen de servicio de recogida de animales, ni sienten que tengan la más mínima obligación de tenerlo.
Las declaraciones públicas del coordinador del operativo de las batidas, el jefe de los Agentes Rurales en Lleida, Llorenç Ricou, tampoco muestran que haya habido mucha voluntad de buscar una solución alternativa, ni tan solo consultar o pedir asesoramiento a las entidades protectoras
Es más, en la redada participaron, según la Generalitat: agricultores, cazadores, Mossos d’Esquadra, pero ningún miembro de las entidades de protección animal aunque habíamos ofrecido nuestra colaboración.

Nota de prensa de la CIPAC