El pasado 8 de agosto la organización internacional Igualdad Animal hizo públicos los hallazgos de su nueva investigación en granjas de cerdos en Alemania. Las granjas investigadas tienen el sello de calidad Gutfleisch, de la conocida cadena de supermercados alemana Edeka. El sello “Gutfleisch” ha ganado varios premios y anuncia su programa de carne de marca con palabras como transparencia, origen local, así como altos niveles de bienestar, calidad e higiene que se supone deben velar por la salud de los animales.

Los y las investigadoras de Igualdad Animal han documentado 5 granjas situadas en el estado de Schleswig Holstein, al norte de Alemania. Algunos de los principales hallazgos de la investigación son: Animales con heridas abiertas sin ningún tipo de tratamiento veterinario, intestinos sobresaliendo a través de las heridas, prolapsos rectales extremos, hematomas, heridas en orejas y extremidades… Canibalismo y sus consecuencias. Estereotipias. Animales con enormes dificultades respiratorias hacinados en espacios reducidos con una ventilación inadecuada. Cerdas en jaulas de gestación más tiempo del permitido por ley y en un tamaño más pequeño que el permitido.. Importantes deficiencias higiénico-sanitarias: Extrema suciedad en las naves, sin agua potable para los animales.

Los veterinarios consultados por Igualdad Animal indican que “las condiciones generales son desastrosas y contrarias a la legislación sobre bienestar animal“.

El material adicional de cámaras ocultas registrado por la organización alemana “Animal Rights Watch” muestra la práctica sistemática de estampar a los lechones contra la pared en dos de las mayores explotaciones que suministran la marca “Gutfleisch”. Una de ellas cuenta con espacio para un máximo de 62.000 cerdos.

Las granjas investigadas han sido elegidos al azar por Igualdad Animal. Las condiciones en las que se encuentran los animales son inaceptables y no son casos aislados. Los animales son sometidos a un sufrimiento indescriptible. Estamos haciendo un llamamiento a la cadena de supermercados Edeka para que deje de usar la marca “Gutfleisch” y aumente su oferta de productos vegetales para ofrecer a los consumidores opciones realmente respetuosas con los animales“, afirmó Hendrik Hassel, portavoz de Igualdad Animal en Alemania.

Para Amanda Romero, coordinadora de Igualdad Animal en España, “cuando los animales son vistos como mercancía de la que obtener el máximo beneficio económico es usual que el maltrato sea la norma, incluso en países con mayores estándares de protección animal como Alemania”.