Mientras el gobierno estatal prepara la ley de seguridad ciudadana que limitará gravemente el derecho de manifestación y que claramente supone una persecución y criminalización de la protesta social, este pasado fin de semana el prestigioso periodista estadounidense Will Potter estuvo impartiendo conferencias en Madrid y Barcelona con motivo de la presentación en castellano de su libro “Los Verdes somos los nuevos Rojos: Una mirada desde el interior de un movimiento social acosado”.

 

 

En él analiza cómo, desde el 11-S, existe una agenda represiva en Estados Unidos impulsada por las grandes corporaciones que bajo la retórica del término “ecoterrosimo” está persiguiendo y criminalizando al movimiento ecologista y animalista. De cómo son estas mismas corporaciones las que impulsan leyes antiterroristas para que sean aplicadas a los activistas, teniendo como resultado que haya personas que han ingresado en prisión simplemente por llevar una página web o que haya activistas que se enfrentan a cargos de terrorismo por escribir slóganes con tiza en la acera.

En palabras del autor “Está represión de la que hablo es corporativa, son estas empresas las que están impulsado estas leyes para criminalizar a los activistas y proteger sus intereses económicos. Y como las corporaciones no tienen fronteras, están exportando este modelo a otros países para que sea aplicado con el mismo éxito. Ya está ocurriendo en países como Alemania, España, Austria o Finlandia”. “En el estado español ya se ha utilizado el término “ecoterrorismo” para referirse a activistas por los derechos animales, y esto no ha hecho más que comenzar”.

Las conferencias en La Casa Encendida en Madrid y en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona fueron un éxito de afluencia de público y el autor estuvo firmando libros con los asistentes.

Will Potter es un premiado periodista independiente que reside en Washington D.C. Potter centra su trabajo en el análisis de la pérdida de libertades civiles que han sufrido, entre otros, el movimiento ecologista, y el movimiento por los derechos de los animales después del 11 de septiembre. Ha escrito para publicaciones como el Chicago Tribune, el Dallas Morning News y el Legal Affairs, llegando a dar testimonio de sus informes en el Congreso de los Estados Unidos.