Hoy miércoles 18 de septiembre se ha celebrado en el Juzgado de Instrucción número 43 de Plaza de Castilla en Madrid el juicio de faltas a dos activistas de Equanimal que saltaron el 25 de febrero de 2009 en el desfile peletero del diseñador Miguel Marinero y por juicio de faltas de agresiones de los vigilantes de seguridad a los activistas.

La sentencia ha absuelto a ambas partes, tanto los activistas como los miembros de seguridad de Cibeles, por prescripción de la falta. El fiscal ha considerado que la falta ha prescristo, ya que no existió ninguna actuación judicial durante 9 meses. El juez ha pedido disculpas a los acusados en nombre de la justicia.

El y la activista, en una acción pacífica, saltaron a la pasarela para desplegar un cartel denunciando el uso de pieles cuando los vigilantes de seguridad se abalanzaron sobre ellos y les agredieron, algunos dándoles patadas en las costillas, espalda y cabeza, y amenazándolos mientras los retenían hasta que llegase la policía, explican desde Igualdad Animal.

Hoy se juzgaba también a los vigilantes por las agresiones cometidas contra la y el activista.

En el exterior del juzgado, una treintena de personas han apoyado a la y el activista. El portavoz de Igualdad Animal, David Herrero, manifiesta que “lo que hicieron estas personas es legítimo, un acto de libertad de expresión denunciando la crueldad de la industria peletera. Millones de animales sufren y mueren cada año en las granjas peleteras y consideramos que un desfile peletero en la Pasarela Cibeles es un lugar ideal para generar un debate que consideramos tan necesario en la sociedad“.