El pasado 28 de Julio se vivieron momentos muy dramáticos en las montañas de Vallirana, Cervelló y Corbera, cerca de Barcelona. Un fuego, cuyo origen aún se desconoce, obligó a poner en marcha los planes de evacuación para toda la zona. Varios refugios de animales, algunos situados en zonas boscosas de muy difícil acceso y que son el hogar de cientos de perros y gatos abandonados, se vieron gravemente amenazados por los incendios. La reacción solidaria a la llamada de auxilio a través de las redes sociales fue, una vez más, ejemplar.