El Observatorio Justicia y Defensa Animal ha pedido a la Fiscalía de Medio Ambiente de Valladolid que abra una investigación sobre la muerte a golpes de un gato en la localidad vallisoletana de La Cistérniga, supuestamente a manos de operarios municipales.

Los hechos denunciados se produjeron el día 25 de julio, cuando el vecindario de una piscina comunitaria advirtieron la presencia, en el recinto, de un gato desnutrido y deshidratado que requería de atención veterinaria. Según testigos presenciales, el animal respiraba con dificultad, por lo que el grupo de vecinos llamó al Ayuntamiento y a la Policía Local para que se hicieran cargo del animal.

Poco después se personaron en el lugar dos policías locales acompañados por dos operarios del Ayuntamiento, uniformados estos últimos con la vestimenta propia del personal de limpieza o mantenimiento del Consistorio.

En un comunicado de prensa, el Observatorio explica que uno de los operarios traía consigo una pala de las que se utilizan “para quitar nieve”. Una vez allí, y después de discutir lo que se debía hacer con el gato, según la organización, uno de los operarios se acercó al animal, acurrucado en una esquina, levantó la pala en el aire y le golpeó, ante la presencia de los vecinos, hasta en tres ocasiones, matando al animal a golpes mientras se escuchaban los gritos y maullidos del gato. A continuación, metieron al animal en una bolsa de basura negra y se lo llevaron consigo.

El Observatorio Justicia y Defensa Animal ha denunciado estos hechos ante la Fiscalía al considerar que pueden ser constitutivos de ilícitos penales y administrativos al vulnerar la legislación vigente.

Desde esta organización lamentan que en pleno siglo XXI, a pesar de la existencia de legislación penal y administrativa que protege a los animales, “ésta sea desconocida y vulnerada flagrantemente incluso por quienes tienen la obligación de conocerla y de hacerla cumplir. Este tipo de actuaciones, además de resultar ilegales y desproporcionadas, son totalmente contrarias a la ética social dominante, cada vez más concienciada con el respeto hacia los animales”.

Así mismo, la organización animalista considera “inaudito que la ciudadanía llame al Ayuntamiento solicitando auxilio para hacerse cargo de un animal indefenso que necesita ayuda, y que la respuesta sea matarlo a palazos.”