Igualdad Animal ha presentado su última investigación sobre la industria del foie gras, esta vez realizada en la granja de Caracierzos, la segunda granja de foie gras con mayor producción de España. Las imágenes obtenidas muestran las irregularidades y escenas de sufrimiento animal que conlleva un producto que llega a las estanterías de supermercados y a las mesas de restaurantes de prestigio.

Esta es la cuarta investigación presentada por Igualdad Animal durante 2012 sobre la industria del foie gras. Anteriormente se mostraron las investigaciones llevadas a cabo en las granjas de foie gras de Catalunya, Euskadi y del sur de Francia.

 

 

En esta ocasión, la granja investigada pertenece a la empresa “Caracierzos SL”, situada en la localidad de Santa Eulalia del Campo en la provincia de Teruel, y proveedora de las empresas Collverd y Martiko, ambas con importantes cotas en el mercado nacional donde comercializan los productos a través de tiendas especializadas, grandes superficies como Carrefour, Eroski o Alcampo y restaurantes de chefs tan conocidos como Arzak y Berasategui. y con exportaciones a Eurpoa, america Latina, y Asia.

La portavoz de Igualdad Animal, Sharon Nuñez, ha querido destacar que el actual director de Collverd, Jordi Terol, es presidente de la Interpalm (Asociación Interprofesional Agroalimentaria de Palmípedas Grasas) y vicepresidente de EuroFoieGras (Asociación europea de productores de foie gras, y que con esta nueva investigación son “ya tres las veces en lo que va de año que Igualdad Animal pone de manifiesto la relación de Jordi Terol con las irregularidades y la crueldad inherente a la industria del foie gras”.

Asi mismo Nuñez ha recordado que en julio de este mismo año dieron a conocer las imágenes grabadas en el matadero de Collverd que mostraban a patos siendo acuchillados mientras estaban todavía plenamente conscientes, algo que incumple las normativas en materia de bienestar animal y otras pruebas gráficas de las irregularidades y el sufrimiento de los animales de la granja Can Ruet que, al igual que Caracierzos, suministra hígados de patos a Collverd.

“Es indudable la responsabilidad de Jordi Terol ante estos hechos ya que es el máximo representante de la industria de foie gras en España y vicepresidente de Eurofoiegras”. Afirman desde Igualdad Animal.

Durante esta reciente investigación llevada a cabo entre 2011 y 2012 Igualdad Animal ha documentado el proceso de explotación de los patos para la producción de foie gras en la granja de Caracierzos desde el momento en que estos llegan a la granja con unos días de vida hasta las condiciones en la que se encuentran los animales durante las dos semanas en que son alimentados a la fuerza.

La organización ha destapado diversas irregularidades, que se practican en Caracierzos como el uso de jaulas individuales durante el proceso de alimentación forzada o cebado –práctica prohibida en la normativa europea y que ya se denunció en agosto–; el indicio de desatención veterinaria provocando problemas de salud en los animales; así como la presencia de animales retenidos en construcciones de plástico.

Además, ha desvelado la falta de sistemas de filtrado de aire y ventanas en las instalaciones de la granja; el uso de un sistema de comederos y bebederos que propicia el contagio de enfermedades entre los animales; y el empleo de espacios que carecen de equipos y controles adecuados para la limpieza y desinfección de vehículos que acceden a la granja.
Asimismo, Igualdad Animal ha criticado la presencia de patos cubiertos de sangre y con el pico roto, sin ser atendidos durante su permanencia en la granja; con infecciones oculares; con indicadores de estrés; y algunos muertos dentro y fuera de las jaulas.

Por ello, Igualdad Animal ha presentado, este miércoles, una denuncia ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en contra de esta granja por el “incumplimiento de lo dispuesto en la normativa vigente en materia de bienestar animal, condiciones que deben reunir las instalaciones y condiciones higiénico sanitarias”, según ha indicado la organización.

La portavoz de Igualdad Animal, Sharon Núñez, ha señalado que esta investigación destapa un “escándalo para la industria del foie gras europea” y ha pedido que las administraciones “tomen cartas en el asunto”.

Por último, ha anunciado que iniciarán una campaña durante 2013 para que “no se siga ignorando esta situación. La iniciativa se llevará a cabo a raíz de las investigaciones presentadas durante 2012 y pretende “crear debate social, empujar hacia prohibiciones concretas de la producción de foie gras en España y a que establecimientos dejen de vender este producto”. “No queremos que se elabore el producto de otra manera, sino que se prohíba la producción del foie gras”, ha concluido.

Fuente: Igualdad Animal / europapress