El Ayuntamiento de Benavente, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, firmará próximamente un convenio con la Asociación Protectora de Animales de Benavente «Procan Hogar para un Amigo» con el fin de que esta agrupación sin ánimo de lucro se encargue de las tareas que la comúnmente conocida como perrera conlleva a cambio de una subvención anual de 19.000 euros.

Para el año 2012 se ha establecido la cantidad proporcional hasta la finalización del año natural, lo cual supone 4.500 euros. Esta cesión se realizará por tres años con posibilidad de prórroga y es una situación contemplada en la Ley, la cual especifica que será competencia de los Ayuntamientos, la recogida de los animales abandonados, pudiendo concertar la realización de dicho servicio con asociaciones protectoras de animales o entidades autorizadas para tal fin. «Procan Hogar para un Amigos» ha solicitado llevar a cabo este servicio, tal y como informó el concejal de Medio Ambiente, Juan Dúo, en la última comisión informativa al resto de grupos que conforman la oposición.

Se apoya así económicamente una serie de labores que se venían realizando de manera muy similar a como se hará a partir de la firma del acuerdo como es la recogida de animales extraviados o abandonados, el uso, conservación y limpieza del Centro Municipal de Recogida, la administración de la alimentación a los animales así como los productos incluidos en el programa sanitario o prescritos por el veterinario municipal y también promover la adopción de los animales recogidos en el Centro, facilitando su tramitación a los interesados.

Ana Vila, presidenta de la Asociación Protectora de Animales de Benavente «Procan Hogar para un Amigo» y auxiliar de veterinaria por la Universidad de León, anima a la ciudadanía a adoptar alguno de los perros que hay en el Centro de Recogida de la ciudad, así como a realizar donaciones económicas para los gastos extra que suponen ciertas situaciones como, por ejemplo, operar a un perro que ha sido atropellado.

Rosa Charro, vicepresidenta de la Asociación y persona encargada de las labores de mantenimiento de los canes (una labor que lleva realizando sin remuneración desde hace 15 años), recuerda también que se necesita voluntariado para sacar a pasear a los perros cada día. La Protectora cuenta actualmente con seis socios que se muestran ilusionados por la regularización de la actividad, lo que permitirá también dar empleo a una persona.

Alrededor de 80 animales son recogidos por accidente o por abandono en Benavente cada año, una cifra mucho mayor de lo que muchos imaginan.

Además, una empresa dona cada mes un saco de pienso especial para perros «delicados» que necesitan una alimentación específica por diversas causas, una muestra más de cómo ayudar a estos animales que necesitan un hogar.

Desde la protectora quieren recalcar que la recogida de perros abandonados se hará única y exclusivamente dentro del término municipal de Benavente y no acogerá animales procedentes de otros municipios, los cuales deben ponerse en contacto con el ayuntamiento que le corresponda.

La Diputación Provincial ofrece un servicio de recogida a las localidades zamoranas con menos de 5.000 habitantes, tal y como puede leerse en su página web: «para poder disfrutar de ese servicio, el ayuntamiento deberá remitir una solicitud de recogida al Servicio de Agricultura y Ganadería».

A veces por cercanía, a veces por desconocimiento, muchas personas se ponían en contacto con el Centro de Recogida Municipal de Benavente. Desde la protectora explican «qué más nos gustaría a nosotras que poder recoger todos los animales abandonados, pero las normas son así».

Fuente: laopiniondezamora.es