Con motivo del 120 aniversario del Zoo de Barcelona, a.DOC dedica un reportaje a los antes conocidos como “casas de fieras”. Nacieron como colecciones privadas de animales no autóctonos capturados en libertad.

Su exposición no da ninguna información válida sobre su etología, no enseña ni educa al público sobre cómo debería vivir cualquier animal en libertad, no muestra la realidad de su día a día con todas las capacidades para desarrollar, sus necesidades, el su comportamiento natural. No muestra ningún respeto por los intereses de los animales.

 

 

Los neurocientíficos reconocen que todos los mamíferos, las aves y muchas otras criaturas tienen estructuras nerviosas que producen la conciencia. Esto significa que los animales pueden disfrutar y sufrir. Aunque sea una verdad incómoda ya no la podemos obviar durante más tiempo. Los animales sienten, tienen conciencia y tienen intereses.

Música: cetic
Locución: Karim Alami
Una producción de TVAnimalista