Más de 40 personas han asistido a la presentación de la nueva asociación Corazón de Paloma en el Ecocentre de Barcelona este sábado 15 de septiembre.

Sus fundadores, Alexis Calvo y Susana López, empezaron agradeciendo la colaboración de todas las personas y entidades que han hecho posible el nacimiento de esta organización que se ocupa de otro de los animales libres más despreciados por administraciones y particulares, las palomas.

 

 

Sus objetivos son dignificar la visión de las aves urbanas a través de la concienciación y el respeto para que se erradique la palabra “plaga” y se eviten así sus matanzas sistemáticas y establecer una cultura de recuperación de las aves enfermas o heridas que se sitúe, como mínimo, a la misma altura a la que son tratados otros animales libres o domesticados que podemos encontrar en esta situación en la calle, como pasa con perros y gatos.

Para situar a las palomas en el sitio histórico que les corresponde y entender la complejidad y características propias de su especie, los miembros de Corazón de Paloma han explicado sus características físicas que las han hecho seres imprescindibles hasta hace muy poco tiempo para la vida humana, como su increíble capacidad de visión y su geo-localización, así como su inteligencia que las hace ser capaces de reconocerse en el espejo al igual que hacen otros animales como los primates.

También explicaron los cuidados y atenciones básicas que requiere una paloma que necesite recuperación o ayuda y derribaron mitos sobre las posibles transmisiones de enfermedades entre especies que, al igual que pasa con muchos otros animales, son muy poco habituales pero continúan siendo un mito que se reproduce en diversos estamentos sociales para facilitar la erradicación de otros animales libres que comparten hábitat con nosotros.

Para ejemplificar la forma correcta de actuación sobre el control de las palomas, los miembros de Corazón de Paloma han expuesto los modelos de ciudades como París, Berlín, Washington e incluso Qatar, que controlan la natalidad de las palomas a través de la administración de anticonceptivos en el pienso y no de las matanzas sistemáticas que, como se puede observar en las ciudades en las que se aplica y como explican los biólogos que estudian los movimientos poblacionales de las palomas tras las matanzas, no sirven para nada o sólo sirven para seguir matando y lucrando económicamente a las empresas que realizan estas masacres con impuestos públicos.

Para finalizar la presentación, Nelson Montalván ha expuesto el vídeo que ha realizado para la asociación, con la venta del cual se busca obtener una mínima financiación para que la actividad de esta organización pueda desarrollar los objetivos que se propone, y las palomas puedan ser tratadas por las administraciones y los particulares como individuos sintientes que son y no bajo la etiqueta de plaga, con intereses que deben ser respetados y también para que los humanos las volvamos a colocar en el lugar en el que todo individuo sintiente debería estar, por más diferente a nosotros que sea.