Tras la desgraciada muerte de un hombre de 44 años mientras participaba en un encierro en Deltebre (Tarragona), la asociación en defensa de los animales AnimaNaturalis acusa de irresponsable al ayuntamiento del municipio, e interpondrá una denuncia por incumplimiento de la Ley 34/2010 relativa a la regulación de las fiestas tradicionales con toros.

“Tragedias como la que ocurrió ayer en Deltebre tardaban a suceder”, asegura Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España y quien ha presenciado numerosos encierros. “La escasa seguridad en este tipo de plazas portátiles y estructuras claramente deficitarias, propician este tipo de accidentes y sabíamos que tarde o temprano iba a ocurrir alguna desgracia, aunque no imaginábamos que pudiera acabar con la muerte de un hombre .

“Las plazas que se montan para la ocasión son miserables y medievales. Usan carros, camiones y gradas hechas con andamios, el montaje de las cuales no parece ser realizado por profesionales, sino por la gente del pueblo y por las peñas taurinas organizadoras . ” explica Aïda Gascón, quien ha presenciado numerosos encierros en los últimos años y también esta temporada.

Desde AnimaNaturalis aseguran que la ley de correbous entra en contradicción con la Constitución española, al vulnerar el REAL Decreto 1215/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización de los andamios. BOE núm. 188 de 7 de agosto. La actual ley de correbous no indica que estos andamios y otras construcciones y vallas de seguridad, deban ser construidas y dispuestas para profesionales, y es por eso que la ley entra en contradicción con el Artículo 7, que indica que los andamios sólo podrán ser montados, desmontados o modificados bajo la dirección de una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para aqiesta tarea, y por trabajadores que hayan recibido una formación adecuada y específica.

La sanción podría ascender a 150.000 €

Según el Artículo 13 de la Ley 34/2010 esta infracción se considera muy grave por incurrir en el Artículo 12 ya que el Ayuntamiento no garantizó las medidas de seguridad establecidas por la normativa.

Este tipo de infracción podría ser objeto de las siguientes sanciones:

a) Una multa de entre 60.001 y 150.000 euros.

b) La inhabilitación durante un año para la organización de espectáculos taurinos.

Desde AnimaNaturalis denunciarán al Ayuntamiento de Deltebre a través del Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya, esperando que la sanción sea la más alta debido al trágico suceso que acabó con la muerte de un hombre.