Este fin de semana la asociación animalista Libera! ha realizado en Salou (Tarragona) un acto informativo delante del Circo Italiano que estos días ofrece espectáculos con diversos animales . Una decena de activistas se situaron en la entrada del circo para informar a los asistentes del sufrimiento psíquico y el maltrato físico a los que son sometidos los animales en el entrenamiento de este tipo de espectáculo. Los activistas repartieron folletos informativos y mostraron imágenes de las condiciones de vida de estos animales.

 

 

Este acto se enmarca en una campaña de alcance en toda Catalunya y a nivel estatal, que combina activismo, sensibilización en calle y acción política. El objetivo es que los ciudadanos pidan a sus ayuntamientos que se declaren Ciudades Libres de Circos con Animales. Libera! insta al Ayuntamiento de Salou a unirse a los más de 50 municipios que han dado un paso adelante y se han unido a esta campaña entre ellos Barcelona o Tarragona.

Los animales en los circos pasan la mayor parte del tiempo de sus vidas encerrados en jaulas, incluso encadenados para que no intenten huir. Completamente alejados de sus congéneres y de su hábitat natural, deben adaptarse por la fuerza al ritmo itinerante de las giras circenses. Este ritmo de vida les supone un grave estrés que conlleva consecuencias nefastas para su salud, algo a lo cual su organismo no siempre se puede adaptar. El transporte suele realizarse por carretera en camiones, lo cual les obliga a pasar trayectos que pueden durar varios días en espacios muy reducidos en los que apenas les permiten moverse. Estos viajes suelen hacerse en camiones poco acondicionados, y por esta razón en muchas ocasiones deben soportar las inclemencias climáticas. En caso de que los animales no realicen los ejercicios a los cuales se les obliga, se toman medidas como la privación de agua y alimentos y, muy a menudo, se recurre a la violencia, usando látigos y otros objetos para golpearles.

Durante el acto de este fin de semana numerosas personas se interesaron por la campaña y reflexionaron sobre este tipo de espectáculo. A pesar de que los propietarios del circo se sintieron incomodados, la acción pudo realizarse con éxito y total normalidad.

Crónica e imágenes: Cristina García (TVAnimalista en Tarragona)