El Partido Animalista, PACMA, y AnimaNaturalis han finalizado el proceso de denuncias por los correbous de 2011, con un total de once denuncias contra las peñas organizadoras y los Ayuntamientos de Camarles, Amposta, l´Aldea y Sant Carles de la Ràpita.

Estas denuncias podrían suponer sanciones conjuntas de hasta 600.000 euros y las entidades anuncian nuevas denuncias para la temporada de “bous” de 2012, que ya ha empezado.

 

 

Voluntarios de ambas organizaciones estuvieron grabando a lo largo del verano pasado numerosos correbous en los pueblos de las Tierras de l’Ebro en Tarragona, con el objetivo de constatar y en su caso denunciar el incumplimiento de las normativas que regulan este tipo de espectáculos, según la ley de correbous que entró en vigor en 2010. A la vista de las imágenes recogidas se observan importantes infracciones que contravienen el reglamento catalán, como por ejemplo agresiones contra los animales, graves infracciones en las medidas de seguridad y participación de menores de 14 años.

Por todo esto, el Partido Animalista PACMA y AnimaNaturalis han denunciado ante el Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya a cuatro ayuntamientos por autorizar, permitir y no evitar que se cometieran infracciones que supusieron graves actos de maltrato para los toros o que pusieron en riesgo la seguridad de los asistentes. Asimismo, las denuncias se hacen extensivas a las peñas taurinas que organizaron los correbous, en el caso de Sant Carles de la Ràpita la Peña Bou Capllaçat, en el caso de l’Aldea la Peña Calaixó i Penya Amics Taurins, en el caso d’Amposta, la Penya el Cerril d’Amposta, Penya Bous per la Festa d’Amposta, Penya l’Esquella i la Penya Emboladors d’Amposta.

En todas las denuncias se solicita a la Generalitat de Catalunya que abra expedientes sancionadores contra los organizadores de ’estos correbous. Las denuncias fueron entradas a registro durante el mes de marzo de 2012 en el Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya.