El Zoo de Barcelona crecerá notablemente sus instalaciones hasta el 2020 por dos vías: primero reformando a fondo el actual espacio de la Ciutadella y después con la creación de un delfinario exterior en unos terrenos próximos y con participación de capital privado. El alcalde Xavier Trias ha anunciado que se invertirán 25 millones en el parque en dos fases: 12 hasta que finalice su mandato en 2015 y 13 más en el quinquenio siguiente.

El plan estratégico municipal prevé ampliar tres de los recintos de animales y construir nuevas instalaciones para cuatro más, siempre dentro de las 13,5 hectáreas que tiene hoy el equipamiento. Trias descarta cualquier cesión o pérdida de suelo para una hipotética ampliación de las instalaciones del Parlament, institución con la que comparte la Ciutadella.

El alcalde no ha revelado la ubicación del nuevo delfinario porque está en plenas negociaciones para conseguir los terrenos y encontrar el inversor privado, pero no descarta hacerlo realidad antes del 2015. Insistió en que con este plan se descarta el gran zoo marino que el anterior equipo socialista proyectó en la explanada ganada al mar en el Forum. “Su coste era una barbaridad y le hacía imposible hoy y en el futuro”, aseguró. “Ya veremos que hacemos con estos terrenos, no son ahora una prioridad”, continuó.

Reordenación interior

Con la reordenación interior del parque, la superficie total dedicada a elefantes, hipopótamos, leones, tigres, jirafas, lemures y orangutanes se triplicará y pasará de 3.300 a 11.000 metros cuadrados. El plan incluye una nueva distribución del recinto con tres grandes hábitats: sabana, selva (africana, americana y asiática) y ambiente mediterráneo. Esta distribución se compaginará en algunos casos con el actual agrupamiento por especies o familias.

El ayuntamiento también prevé construir una pasarela mirador que permitirá recorrer y observar de manera panorámica el recinto a una altura máxima de nueve metros. Asimismo se ampliará la entrada por la calle de Wellington, que pasará a ser la única, y se desplazará la parada de tranvía que ahora está delante. Se prevé, en cambio, que haya varias salidas.

Nuevo paquidermo

Todos estos cambios se harán de manera progresiva y serán compatibles con las visitas. En estos momentos se está adecuando la zona de las dos elefantas para que en pocas semanas llegará un nuevo ejemplar procedente de Valencia. El nuevo paquidermo se añadirá a los 2.208 animales de 319 especies que posee ahora el Zoo.

Fuente: El Periódico
 

Opinión de la asociación animalista Libera! y de la experta en elefantes Joyce Poole sobre la llegada de una elefanta más y la posibilidad de un paquidermo macho: