Diferentes organizaciones de Derechos Animales han salido a la calle para reclamar el fin de la investigación científica que implique el uso de otros animales.
AnimaNaturalis ha realizado acciones en diferentes ciudades del estado español, donde han denunciado que la experimentación con animales no humanos es una de las prácticas de explotación más discutidas, puesto que no sólo las ciencias medicas, físicas y biológicas utilizan animales en sus laboratorios, sino también la industria militar, cosmética, la del tabaco y la química en general.

En los laboratorios, los animales pueden ser privados de agua o comida, de sueño, envenenados, enfermados, mutilados, sometidos a procesos invasivos como aplicar productos irritantes en la piel o los ojos, sometidos a estrés psicológico o físico, irradiados, quemados o gaseados. Todo esto sin anestésicos o analgésicos que puedan interferir en los resultados.

 

 

El acto de Barcelona ha contado con Gerard Quintana como espectador concienciado que ya ha mostrado, como otras veces, ser una persona con capacitad de entender las interacciones entre individuos sin prejuicios de especie.

Defensa Animal ha realizado una protesta con el lema “por una ciencia sin víctimas” dónde veinte activistas han mostrado carteles, repartido centenares de dípticos informativos y denunciado la ciencia especista, es decir, la ciencia que discrimina los animales que no pertenecen a la especie humana y son usados en todo tipo de prácticas. Según su portavoz, Luís Pérez, “la actitud de los científicos especistas es tan injusta como la de los científicos racistas en la que, por ejemplo, los científicos nazis experimentaron en judíos o gitanos”.

En todo momento informaron al público que los humanos también somos animales y que por justicia debemos ser veganos, respetando en el día a día los intereses del resto de individuos con los que compartimos el planeta.

Igualdad Animal y Equanimal han realizado un acto donde activistas han representado las pruebas a las que son sometidos millones de animales víctimas de la experimentación, otros han mostrado carteles con imágenes reales de animales sometidos a crueles pruebas y han desplegado una gran pancarta desde el Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona donde se pedían derechos para todos los animales.

Estas entidades tienen previsto realizar acciones durante todo el mes para llamar la atención sobre la realidad que se esconde tras de los muros de los centros de experimentación y para crear un debate en la sociedad que cuestione esta práctica que quita la vida de millones de animales en el mundo. Ninguna entidad se opone al avance científico, ni al progreso y descubrimiento de formas efectivas de combatir enfermedades, pero sí que reclaman que este avance se produzca a través de métodos que no utilicen a otros animales.

Según datos del Ministerio de Medio ambiente, durante el 2010 murieron en el estado español cerca de un millón y medio de animales, cifra que no incluye los animales invertebrados que también son usados y que también son capaces de sentir y tener intereses propios.

Naciones Unidas declaró el 24 de abril como el Día Internacional del Animal de Laboratorio en conmemoración de la fecha de nacimiento de Lord Lodwing, presidente de un comité inglés que desde el 1875 lucha contra la experimentación con animales no humanos.