Hoy el periódico inglés Sunday Mirror destaca los hallazgos de una investigación encubierta realizada en dos granjas de cerdos de East Anglian Pig Co. Ltd (EAP), el tercer productor y proveedor de carne de cerdo más importante del Reino Unido. EAP vende carne de cerdo a Cranswick Plc., una compañía que provee a los supermercados Morrisons, Sainsburys, Tesco, The Cooperative Food, Waitrose y ASDA.

EAP también provee a las principales marcas cárnicas del Reino Unido, incluyendo Jamie Oliver, Weight Watchers, Richard Woodall, The Black Farmer Red Lion Foods, Reggae Reggae, Simply Sausages and Yorkshire Baker.

Esta intensa investigación de un mes de duración ha sido llevada a cabo por la organización internacional de derechos animales Igualdad Animal en granjas de cerdos gestionadas por EAP, compañía que cuenta con la licencia del “Red Tractor Farm Assurance”, auditada y supervisada por el organismo “Assured Food Standards” y aprobada por la “Freedom Food” (Alimento de la Libertad), el sello de bienestar de la RSPCA (Real Sociedad de Protección Contra la Crueldad Animal).

 

 

EAP posee siete granjas de cría y numerosas granjas de engorde a lo largo del condado de East Anglian. Un investigador de Igualdad Animal trabajó en dos granjas diferentes de Norfolk (Little Thorns Weaner Unit y Didlington, The Piggery) durante un total de 29 días, obteniendo más de 120 horas de grabaciones y conversaciones registradas, así como 278 fotografías. Los hallazgos, que han sido supervisados y apoyados por expertos veterinarios y etólogos, revelan la realidad de la ganadería en el Reino Unido. Independientemente de si la granja posee el certificado de “Bienestar animal” o “Calidad Asegurada”, sigue existiendo dolor, sufrimiento y explotación a gran escala.

Los impactantes hallazgos han sido enviados a las autoridades correspondientes. Las investigaciones de Igualdad Animal en las granjas de cerdos revelan el abuso institucionalizado de los animales alojados en ellas. Quieren mostrar que las espantosas escenas de confinamiento y de animales heridos o enfermos que son abandonados agonizantes no son casos aislados sino comunes en toda la industria.

El investigador de Igualdad Animal documentó:

• Lechones enfermos que eran matados a golpes. Estos animales eran cogidos por sus extremidades traseras y brutalmente golpeados con la cabeza contra el suelo repetidas veces. En un caso en el que el lechón no había muerto tras el traumatismo craneal, un trabajador trató de asfixiar al animal agarrándole el hocico con su mano y pisándole la garganta.
• Confinamiento extremo en las jaulas de gestación y parideras que impiden que los animales puedan siquiera darse la vuelta.
• Estereotipias. Las cerdas fueron frecuentemente observadas mordiendo los barrotes u oscilando el cuerpo constantemente.
• Cerdos que padecen graves heridas. Se observaron profundas heridas en los lomos de algunos animales y muchos lechones paralizados o parapléjicos, probablemente como resultado de un daño en su médula espinal.
• Lechones con abrasiones y lesiones ulceradas en sus articulaciones. Estas heridas pueden llevar a infecciones. Varios lechones muertos en las jaulas parideras, probablemente tras haber sido aplastados por sus madres.
• Cerdos golpeados en la cabeza con una barra de hierro.
• Un cerdo adulto fue observado amordazado por el hocico. El animal estaba claramente sufriendo.
• Varios segmentos de colas amputadas como resultado de una mutilación que es llevada a cabo de forma rutinaria en las granjas. La amputación de las colas se realiza generalmente sin anestesia y puede ser un procedimiento altamente doloroso.
• Trabajadores obligando a cerdos adultos a desplazarse dándoles patadas. Una cerda fue golpeada repetidas veces recibiendo varios puñetazos en su sensible hocico y en la cabeza.
• Lechones que acaban de ser destetados y son lanzados con agresividad.
• Un trabajador agarrando a un cerdo adulto por su cola para inmovilizarlo y su apuñalamiento con un cuchillo.

Expertos como Andrew Knight, la doctora Katherine van Ekert, presidenta del Instituto Veterinario por la Ética animal, Lorelei Wakefield, VMD, fundadora de la Sociedad de Bienestar Animal de la Universidad de Pennsylvania, y el profesor John Sorenson, jefe de Departamento de Sociología de la Universidad de Brock (Canadá) han supervisado y respaldado los hallazgos de esta investigación.

Andrew Knight afirma: “Los trabajadores son vistos abusando verbal y físicamente de los cerdos en repetidas ocasiones. Los métodos empleados para matar a los cerdos golpeando sus cabezas contra el suelo o con barras metálicas son extremadamente brutales e inhumanos. Se ve a un amplio número de cerdos seriamente enfermos y heridos, incluyendo cerdos con grandes tumores, cerdos con posibles fracturas y serias dificultades o incapacidad para caminar, lechones recién nacidos que no reciben atención y que tienen dificultades para respirar y otros que agonizan o ya están muertos. El trato veterinario adecuado o incluso la asistencia básica no era evidente en ninguno de estos casos.

Ninguna persona razonable podría dejar de sentirse afectada y molesta por el trato cruel y brutal frecuentemente sufrido por estos animales sensibles y altamente inteligentes. La sociedad estaría impresionada si conociese la verdad de las condiciones en que estos cerdos han sido criados.” – Andrew Knight. BSc. (Vet. Biol.), BVMS, CertAW, PhD, MRCVS, DipECAWBM-AWSEL, FOCAE

Igualdad Animal trabaja para concienciar sobre el sufrimiento y la muerte de los animales en nuestra sociedad, buscando de este modo el fin de su explotación. Los animales son capaces de sentir emociones y sensaciones tales como el dolor, el placer y el estrés y, como nosotros, son individuos con sus propias necesidades e interés por vivir. La mayoría de la sociedad cree que los animales no deberían ser dañados innecesariamente. Sin embargo, el consumo de productos de origen animal impone a éstos una vida de miseria y una muerte terrible. Realizando pequeños y sencillos cambios en nuestro menú, dejando de lado los productos derivados de su explotación, evitaremos una vida de sufrimiento a millones de animales.

Igualdad Animal invita a los consumidores a dejar de financiar la explotación animal adoptando un estilo de vida vegano.

Sitio web: http://www.britishporkindustry.co.uk/es

El Sunday Mirror dedica un reportaje a la investigación: