Barcelona.

En el marco de las fiestas de verano de Barcelona y durante 4 días ha tenido lugar la tercera edición de la Fiesta de los Animales de Gracia, que pretende ser un referente en la ciudad de los temas relacionados con los animales llamados de compañía y también con los animales libres y los utilizados para consumo de algunos humanos.

Durante estos cuatro días ha habido varias actividades para acercar a las personas que conviven, o que no conviven con otros animales, algunas informaciones básicas sobre su bienestar y necesidades, y también sobre sus derechos esenciales.

Entre estas actividades destacan las charlas sobre comportamiento y educación en positivo de gatos y perros de Jordi Ferrés y Carles Gomà, la charla sobre el especismo antropocéntrico que hizo Laia García y la cena vegana organizada por Jardinet dels Gats, que intenta acercar a los vecinos y vecinas de gracia y las personas voluntarias o gestoras de centros de acogida de animales domesticados, a los conceptos de respeto y protección a todos los animales, para romper etiquetas y hábitos que nos permiten diferenciar los derechos de unos y otros, atribuyendo a unos el derecho de seguir con vida y que tengamos cuidado individual y social y a otros negándoles los derechos básicos, incluso el de seguir con vida.

En esta edición ha quedado patente el aumento de los abandonos de animales utilizados para compañía debido a la crisis, y la situación insostenible que esto supone para las entidades protectoras, que tienen saturadas sus instalaciones y cuentan con pocos recursos económicos y humanos para gestionar correctamente todo el alud de abandonos.

Una de las organizadoras del grupo de voluntarios de Fiestas a favor de los animales, la Rosi Perea, ha explicado a TVAnimalista las principales líneas que mueven a las entidades protectoras a seguir trabajando por los derechos de los animales dentro de las fiestas de Gràcia.