Barcelona.

Activistas de Animanaturalis y dependientas de una tienda de cosmética se han desnudado pintadas de tigre para pedir el fin del uso de animales en los circos. La acción ha tenido lugar en el nuevo centro comercial Las Arenas, antigua plaza de toros de Barcelona y la han desarrollado las mismas empleadas de la tienda, que actualmente da todo el dinero recaudado de las ventas de una crema corporal a la campaña de AnimaNaturalis para conseguir que los circos dejen de usar y exhibir animales en sus espectáculos.

Esta acción se ha realizado en Madrid, en Valencia y ahora en Barcelona como cierre de campaña. Cada día son más ciudades y países que prohíben el uso de animales en espectáculos.

En Barcelona ya no se permite el uso de animales salvajes en los circos desde hace años. Pero todavía hay muchos pueblos de Cataluña que sí lo permiten, y con esta protesta quieren pedir al Parlament de Cataluyaa que considere la posibilidad de prohibir este tipo de circos en todo el territorio, pues maltratan a los animales en entrenamientos y funciones, y los obligan a vivir una vida precaria y en un estado de cautiverio extremo. Estos animales sufren un entrenamiento tortuoso, son confinados para toda la vida en pequeñas jaulas y se les obliga a viajar y vivir en camiones y remolques.