Barcelona.

Un centenar de activistas se desnudaron el pasado domingo en la Plaza Sant Jaume de Barcelona para protestar contra la industria peletera y concienciar a la ciudadanía sobre la cantidad de animales que son necesarios para confeccionar un solo abrigo de piel
esta acción pretende representar el alto número de zorros, visones, nutrias, linces, castores e incluso chinchillas que son criados con la única finalidad de acabar convertidos en abrigos de piel.
Los activistas convocados por Animanaturalis han finalizado su protesta manchándose de pintura roja simbolizando así la sangre derramada `por estos animales.
Actualmente en Barcelona se sigue viendo abrigos de piel por las calles que son vistos como actos de crueldad y dolor y no un artículo de lujo y sobre todo innecesario.