Vilacañas (Toledo)

Una perra Braca de 7 años ha aparecido colgada en Vilacañas Toledo.La perra fue encontrada por unas personas que paseaban por la zona que avisaron a la protectora que posteriormente interpuso una denuncia a la Guardia Civil.

La visión del cadáver de la perra Jenny deja claro el sufrimiento al que fue sotmensa antes de morir por asfixia. Colgada de una torre de alta tensión, con las puntillas de las patas tocando la base, pone de manifiesto la agonía hasta su muerte.

Es una práctica habitual entre los cazadores rurales de todo el estado. En muchos pueblos existen “perchas” oficiales donde cuelgan los perros de caza que no reportan ya ninguna utilidad, o están enfermos o son demasiado viejos.

A pesar de este delito está penado hasta un año de prisión, los criminales siguen libres y actuando con toda impunidad, y así lo demuestran los miles de cadáveres de perros encontrados cada año al final de la temporada de caza.