La historia de los 6 tigres que vivían en un remolque en el municipio de Cunit pone de manifiesto la descoordinación de las administraciones y la desprotección de los animales salvajes cautivos en España.